Pasan de ayudantes de AMLO a tener superpuestos

Nación 21/06/2021 04:28 Pedro Villa y Caña y Alberto Morales Actualizada 15:04
Guardando favorito...

Apoyos pasan de cargar maletas, abrir paso a camioneta presidencial y desinfectar atril del Ejecutivo a puestos en SAT y Conapesca, entre otros

Una docena de integrantes de la Ayudantía del presidente Andrés Manuel López Obrador han dejado de cargar sus maletas, abrir paso a su camioneta y hasta desinfectar el atril y micrófono que usará en sus conferencias, para ser designados por el Ejecutivo a ocupar cargos de alto nivel, que van desde ser titulares de Conapesca o directivos en el SAT, hasta superdelegados de los programas del Bienestar

Además, ser ayudante de López Obrador se ha convertido en un trampolín para ganar sueldos por arriba de 107 mil pesos y aspirar a cargos de elección popular en Morena.

Se sabe que estos puestos son ocupados por conocidos de funcionarios cercanos a la Presidencia o por dirigentes de Morena, quienes los recomiendan para ayudar al Mandatario federal, quien ha defendido las designaciones a mejores puestos. 

Leer también: “Pequeños cambios”, un perno aquí, otras toneladas acá

Compuesto originalmente por una veintena de hombres y mujeres, la Ayudantía, cuerpo liderado por Daniel Asaf, suplió —según el Jefe del Ejecutivo federal— a los 8 mil elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP). 

Triplican sueldos

Los primeros en saltar de la Ayudantía a puestos clave en el gobierno fueron Carlos Sánchez y Alejandro Antonio Calderón, quienes estuvieron en la logística de la campaña presidencial. 

Pasaron unos meses en la Ayudantía y luego ocuparon las coordinaciones nacionales de Infraestructura Hospitalaria y la de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos e Insumos del Insabi, respectivamente.

Sus sueldos subieron de 35 mil pesos a 103 mil 837.86 pesos mensuales, es decir, se triplicaron.

Leer también: Los evangélicos en la política

El 23 de abril, Víctor Villalobos, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), informó que Octavio Almada Palafox, otro de Ayudantía, “por designación presidencial” es el nuevo titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Con este anuncio, Almada dejaba de ganar 45 mil 960 pesos para pasar a 107 mil 358.04 pesos mensuales, es decir, 4 mil pesos menos que López Obrador.

Salta como superdelegada de la CDMX

Este fin de semana, fuentes de Presidencia informaron que, tras los malos resultados de Morena en las elecciones de la capital, en los próximos días el Jefe del Ejecutivo federal nombrará a Estefany Correa, integrante de su Ayudantía, como nueva delegada de programas para el Bienestar en sustitución de Cristina Cruz.

 Correa es la integrante de la Ayudantía que, en ausencia de Daniel Asaf, tomó el liderazgo este cuerpo. 

En el viaje que hizo el viernes pasado a Martínez de la Torre, Veracruz, Correa ayudó a que la camioneta del Presidente pudiera pasar entre cientos de pobladores que intentaban acercarse. 

Leer también: Cuando se antepone la ambición política

La que quería el gobierno de SLP

Un caso curioso es el de Paloma Rachel Aguilar Correa, pues de ayudarle al Presidente fue designada como administradora General de Recursos y Servicios del Servicio de Administración Tributaria (SAT), cargo del que pidió licencia para participar en el proceso interno de Morena para la candidatura a la gubernatura de San Luis Potosí.

Aguilar Correa, quien gana 103 mil 907.36 pesos mensuales, aseguró que no había ningún favoritismo hacía ella por haber trabajado con el Presidente. Al final, la exasistente no obtuvo la candidatura del partido. 

El 8 de mayo de 2020, al cuestionarle si Paloma Rachel Aguilar y Javier Portugal —quien también pasó de la Ayudantía al SAT— tenían la preparación para ocupar altos puestos en ese organismo, López Obrador justificó las designaciones, pues señaló que tenían mucha experiencia y que ella es una mujer honesta e incorruptible: “Lo que se necesita en el SAT son servidores que no se vendan”. 

“Desconozco qué es el Cenace”

 Ángel Carrizales López es otro de los que se ha beneficiado por haber estado en la Ayudantía. De abrirle paso a la camioneta presidencial y cargar maletas pasó, en noviembre de 2019, a director Ejecutivo de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), pese a no tener experiencia.

Leer también: AMLO y sus burócratas dorados

Carrizales fue rechazado cinco veces por el Senado para asumir un puesto en la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por falta de preparación. El 13 de febrero de 2019, ante la Comisión de Energía, reconoció: “No me considero tan experto en el tema, desconozco qué es el Cenace [Centro Nacional de Control de Energía]”.

De sufrir cachetadas a titular de becas

En febrero pasado, Abraham Vázquez Piceno, quien se desempeñaba como integrante del equipo de logística de la Ayudantía, fue designado, “por instrucciones del Presidente”, como nuevo coordinador Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, luego de que en enero, su titular, Leticia Animas, falleciera por Covid-19.

Vázquez Piceno es recordado porque el 29 de noviembre de 2020, en Playas de Rosarito, Baja California, al tratar de retirar a manifestantes del paso de López Obrador, una joven que exigía medicamentos para el cáncer le dio una cachetada.

Leer también: Reprueba AMLO agresión a miembro de la Ayundatía en BC

Días después, el Jefe del Ejecutivo reprobó la acción y pidió a los ciudadanos que no haya agresiones, pues su equipo de apoyo no es el Estado Mayor Presidencial.

“Una joven le pegó una cachetada a un compañero de la Ayudantía, a Abraham. Quiero expresar mi solidaridad, pues resistió estoicamente sin decir nada”, dijo en Palacio Nacional. 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios