Morena tiene plan B para la nacionalización del litio

En San Lázaro presenta iniciativa para nacionalización de mineral; busca respaldo ante posible rechazo en el Congreso a propuesta sobre el tema enviada desde Ejecutivo

Morena tiene plan B para la nacionalización del litio
Se presume que nuestro país cuenta con alrededor de 243.8 millones de toneladas de litio, argumentó Morena. Foto: Archivo. El Universal
Nación 24/10/2021 03:05 Antonio López y Horacio Jiménez Actualizada 03:16
Guardando favorito...

La bancada de Morena en la Cámara de Diputados presentó una nueva iniciativa, a manera de plan alterno, para nacionalizar el litio, en caso de que la iniciativa de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador sea rechazada en el pleno de San Lázaro, en noviembre o diciembre próximo.

El proyecto, a cargo de la diputada de Morena Lidia García Anaya, sólo busca nacionalizar el litio, pero sin prohibir las concesiones a privados, tal como lo establece la propuesta del Titular del Ejecutivo federal.

El documento, publicado en la Gaceta Parlamentaria, es parte de una nueva jugada del llamado plan B de la bancada morenista, para blindarse en caso de que la iniciativa presidencial sea rechazada en el Congreso.

Este documento morenista modifica única y exclusivamente el artículo 28 constitucional, el cual establece que no constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en diversas áreas, y agrega el tópico de litio.

A diferencia de la iniciativa presidencial, que propone la misma modificación al 28 constitucional, se elimina otro cambio al párrafo sexto del artículo 27 constitucional, para establecer que, “tratándose de minerales radiactivos, litio y demás minerales considerados estratégicos para la transición energética, no se otorgarán concesiones”.

Con este proyecto alterno, Morena prevé que si la propuesta presidencial es rechazada, se pueda retomar la iniciativa mucho más laxa de la diputada García Anaya.

En su exposición de motivos, la legisladora del guinda señala que el oro blanco (litio), como le han llamado algunos, se ha convertido en un mineral de gran importancia a nivel mundial, por su capacidad de reemplazar al petróleo; además, recuerda que a finales de 2019 se dio a conocer que México cuenta con el yacimiento más grande del mundo, ubicado en Sonora, de acuerdo con información del ranking de Mining Technology, por lo que se presume que nuestro país cuenta con alrededor de 243.8 millones de toneladas del químico.

Por ese motivo, explica la propuesta, “se han generado altas expectativas económicas en nuestro país, debido a que el principal uso que ha tenido es la fabricación de baterías, cerámica y vidrio, grasas, productos para el tratamiento del aire y medicamentos”, además de que ha alcanzado una gran relevancia a nivel mundial, “ante el pronóstico de que al petróleo no le queda mucho tiempo de vida”.

En ese sentido, el documento también advierte que el mineral, que además es amigable para el ambiente, es visible para los empresarios y los capitales extranjeros, motivo por el que “resulta de fundamental importancia modificar el marco regulatorio para brindar la protección necesaria al litio y evitar a toda costa su sobreexplotación”.

Directo al pleno

El pasado viernes 15 de octubre, EL UNIVERSAL adelantó que la bancada de Morena también cuenta con una iniciativa alterna de reforma constitucional en materia eléctrica, la cual es más “descafeinada” que la que está a debate. Esa propuesta les permitirá, en caso de que la del Ejecutivo federal no pase, dictaminarla y presentarla al pleno de forma inmediata.

Lo anterior, debido a que el artículo 72 de la Constitución, en su inciso G, establece que “todo proyecto de ley o decreto que fuere desechado en la Cámara de su origen no podrá volver a presentarse en las sesiones del año”, es decir, que si la propuesta actual es rechazada, el Mandatario federal deberá esperar hasta septiembre de 2022 para impulsar otra iniciativa en la materia.

El primer proyecto alterno de Morena, inscrito por Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, se centra en garantizar la soberanía energética a cargo del Estado, pero sin las restricciones que se tenían consideradas hacia los particulares.

Por otro lado, se hizo a un lado la incorporación del litio como área estratégica del Estado, tema que se retoma en la segunda iniciativa publicada el pasado lunes.

Lee también: Apenas llegaron y diputados se aprueban préstamos

Comentarios