Estrategia para vacunación, improvisada y mala: doctora por Harvard

Hugo López-Gatell se maneja como político, no como científico, señala; se necesita viraje en plan contra la pandemia, si no, seguiremos contando muertos, dice

Guardando favorito...
Estrategia para vacunación, improvisada y mala: doctora por Harvard
En la Foto: Laurie Ann Ximénez-Fyvie. Doctora en Ciencias Médicas por Harvard. Foto: ESPECIAL

Los errores de Hugo López-Gatell en los casi 12 meses en los que ha encabezado la lucha contra el Covid-19 son no seguir la evidencia científica ni rectificar cuando hay errores, dice en entrevista Laurie Ann Ximénez-Fyvie, doctora en Ciencias Médicas por Harvard.

“El error fundamental ha sido que la estrategia no ha sido guiada por las evidencias (...) y esa estrategia va a seguir en pie hasta el fin de la epidemia”, destaca la autora del libro Un daño irreparable. La criminal gestión de la pandemia en México.

En entrevista, Ximénez-Fyvie señala cuáles son a su parecer los errores de López-Gatell y el manejo de la pandemia; su investigación, indica, está basada en bases de datos públicos, así como en las conferencias del subsecretario de Salud.

Aunque sus credenciales se han puesto en duda, Laurie Ann Ximénez-Fyvie es odontóloga por la UNAM y doctora en Ciencias Médicas por la Universidad de Harvard. Actualmente es la jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También lee: Gobernadores participarán en estrategia de vacunación a través de sus sistemas de Salud: Sánchez Cordero


¿Cuál fue la principal motivación para escribir el libro?

—Dejar un testimonio objetivo, bajo la óptica científica, académica, que pudiera documentar lo que aquí ha pasado durante el primer año de la pandemia.

Es decir, dejar ese testimonio, en primer lugar, con la esperanza de que esto pueda llevar a una rectificación en la estrategia que se tiene de la pandemia y, en segundo lugar, que se tenga ese testimonio escrito para que en generaciones futuras no se cometan los mismos errores que han llevado a tantas personas a morir.

¿Cree que su libro motivará un cambio en la estrategia federal contra el Covid-19?

—Honestamente, no. Yo llevo alzando la voz mucho tiempo. Yo empecé a dar entrevistas en el mes de abril, he estado muy activa en redes sociales, escribiendo, alzando la voz, haciendo ver en dónde estaban los errores, cómo se podían corregir y se han unido muchas voces también, otras voces importantes de la ciencia. No me refiero a las voces políticas, siempre hay muchas opiniones políticas, críticos de la política que tienen ese sesgo, pero me refiero a las voces académicas, de la ciencia, de la academia, ahora se han sumado muchas de estas voces, que al igual que yo no tienen ninguna intención ni pretensión política. Es simplemente sentar aquí las verdades de cómo se han ido dando las cosas.

a8-11_122164278.jpg
El libro es una crítica con datos de la gestión de la pandemia. 

También lee: Alianza Federalista y PRI piden que estrategia de vacunación no quede en manos de servidores de la nación

¿Y qué le dice a aquellos que sugieren que su libro tiene tintes políticos?

—Yo hago una crítica a la gestión de la pandemia. Ningún científico se comporta así, a los científicos los guía la evidencia. El error fundamental ha sido perseverar en él, su incapacidad por rectificar el rumbo que el doctor López-Gatell no se comporta como científico, sino como político.

Yo hago una crítica a la gestión de la pandemia, al problema del manejo de la pandemia. (…) Ellos me están viendo como el enemigo, creen que alzo la voz para golpearlos políticamente” y enfatiza que ella alza "la voz por los muertos, por los que mañana se van a morir, por los enfermos, por las familias enlutadas. Por ellos alzo la voz, para que no se sumen más tragedias a esta historia”.

¿Qué debe cambiar en la actual estrategia contra el Covid-19 en México?

—Hay mucho que el gobierno puede hacer. Desde luego, el uso del cubrebocas tiene que ser obligatorio para toda la población y ahorita estamos viendo que la nueva modalidad va a tener que ser utilizar sólo cubrebocas de alto rendimiento. El uso obligatorio de este insumo no es suficiente, pues también se debe enfatizar en la ventilación de espacios y el distanciamiento social.

¿Y el plan de vacunación?

—Es improvisado. Para empezar hay que tener transparencia. La estrategia es mala desde el principio porque es improvisada. Ésta hubiera sido una oportunidad más para redimirse, para subsanar todos los errores anteriores.

Vamos a terminar el mes de enero y no hemos llegado ni siquiera a un millón de inoculados. Necesitamos vacunar a más de 70 millones de personas para empezar a ver una mejoría en la pandemia. A este ritmo nos podríamos tardar cinco años.

También lee: Vacunación no es exclusiva del gobierno federal: aliancistas

¿Puede haber un cambio en la estrategia para enfrentar la pandemia?

—Que el Presidente de la República tenga Covid, como lo tuvo Boris Johnson y después de que se recuperó tuvo como una epifanía, en donde empezó a hacer las cosas mejor para su país.

Pues ojalá que el aprendizaje, aunque es muy lamentable que el Presidente esté infectado, evidentemente, eso no se lo desearíamos a nadie, que cuando salga él con bien de esto, esperemos que así sea, desde luego, pues que él tenga ese tipo de epifanía que tuvo Boris Johnson y que tal vez haya una rectificación, tiene que venir o aquí vamos a seguir sumando muertos.

¿Por qué en algún momento Hugo López-Gatell puso en duda las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud en varias ocasiones?

—Él ha ido contra las recomendaciones porque él cree que eso va a salirle más barato al gobierno. ¿Al principio por qué no hicieron pruebas? Era evidente que lo que querían era no gastar en eso. Entre la pérdida de la economía, la de vidas y el desgaste de la población y todo lo demás, nos quedaron a deber. Ya gastaron mucho más de lo que hubieran gastado si lo hubieran hecho bien desde el principio.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios