Suscríbete

Errónea visión de la 4T en seguridad nacional: exdirector del Cisen

Equivocación, mover Centro Nacional de Inteligencia de Segob a Protección Ciudadana; injustificable, usar recursos para seguimiento a Frenaaa, asegura

Errónea visión de la 4T en seguridad nacional: exdirector del Cisen
Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del extinto Cisen. Foto: ESPECIAL
Nación 12/12/2020 05:00 Manuel Espino Actualizada 06:15
Guardando favorito...

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desperdicia recursos en cosas que no son un riesgo para la seguridad nacional, como los movimientos políticos y sociales opositores al presidente Andrés Manuel López Obrador, algo que el exdirector del desaparecido CISEN, Guillermo Valdés Castellanos, considera grave.

Mientras no representen una amenaza para la estabilidad del país no hay “justificación” para darles seguimiento, afirma en entrevista con EL UNIVERSAL.

Valdés Castellanos, encargado del CISEN entre 2006 y 2011, asegura que hay  poca transparencia del uso que el gobierno federal le está dando al CNI, ya que a la fecha no se conoce su programa sectorial, en el que se marcan las tareas de investigación a realizar.

“Ese programa de seguridad nacional es el que te guía y le da las instrucciones de trabajo al CNI, al no haber ese programa no sabes realmente a qué lo dedican y lo que uno supone es que una institución tan importante como debiera ser el CNI, pues no tiene una guía programática de trabajo clara”.

También lee: Inteligencia de la 4T sigue pasos de Frenaaa y su líder

Y, sostiene, “al no haber ese programa sectorial y no darse a conocer lo que se puede dar a conocer de las agendas nacionales de riesgo, pues uno nada más especula sobre lo que pueden estar haciendo y luego enterarse de que están haciendo seguimiento al Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA), es convertir a un movimiento político en un problema de seguridad nacional, lo cual no es correcto”.

El exfuncionario señala que el actual gobierno confunde la seguridad nacional con la seguridad pública, al haber trasladado el aparato de inteligencia del Estado mexicano de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), lo que calificó como una decisión equivocada.

Ante ello, Valdés Castellanos ve riesgos en materia de seguridad nacional, como el fortalecimiento del crimen organizado y otros movimientos.

Sobre el impacto que tendrán las reformas a la Ley de Seguridad Nacional para regular la presencia de agentes de seguridad extranjeros en México, el extitular del CISEN refiere que no es la manera correcta de lograr una colaboración eficaz con las agencias de seguridad de Estados Unidos.
 
¿Cómo ve el cambio que se hizo de CISEN a Centro Nacional de Inteligencia?

El cambio de CISEN a CNI y moverlo de Gobernación a Seguridad fue una decisión equivocada porque el gobierno no tiene visualizado ni conceptualizado el tema de la seguridad nacional.

También lee: AMLO está más preocupado en espiar opositores, que en gobernar: PAN y PRD

Enviar al organismo responsable de generar inteligencia para garantizar la seguridad nacional, que era el CISEN, no lo puedes mandar a la Secretaría de Seguridad Pública, es confundir lo que es seguridad nacional con seguridad pública.

La inteligencia contra el crimen organizado, la tiene que hacer la Secretaría de Seguridad Pública, la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República y la Seguridad Nacional es un tema mucho más amplio, que la Seguridad Pública.

No se puede mandar la Seguridad Nacional, a la dependencia responsable de la Seguridad Pública, es contradictorio eso.
 
¿Hay una confusión entonces de conceptos en este gobierno?

Hay una ignorancia de qué es la seguridad nacional, que se traduce en esa confusión de creer que la seguridad nacional es igual a la seguridad pública, y que la tarea del CISEN era generar inteligencia contra las organizaciones criminales, es reducir la tarea de lo que era el CISEN.

La seguridad pública en algunos aspectos, es un reto de seguridad nacional, pero la seguridad nacional tiene muchos otros temas, entonces la decisión de desaparecer al CISEN y reubicarlo en seguridad es una decisión equivocada.

También lee: Reservan archivos del Cisen sobre actuar de Morena
 
Partiendo de la reubicación, que a su parecer es “equivocada”, ¿cómo considera el funcionamiento que se le está dando al CNI?
 
Hay muy poca transparencia, muy poca información de cuáles son los trabajos reales que está haciendo ahora el Centro Nacional de Inteligencia, porque debiera publicarse un programa sectorial de seguridad nacional, así como hay un programa de seguridad pública, hay uno de desarrollo agropecuario, un programa de desarrollo social, debiera haber un programa de seguridad nacional y no existe.

Ese programa de seguridad nacional es el que te guía y le da las instrucciones de trabajo al CNI, al no haber ese programa no sabes realmente a qué lo dedican y lo que uno supone es que una institución tan importante como debiera ser el CNI, pues no tiene una guía programática de trabajo clara.

La Ley de Seguridad Nacional le mandata al CNI elaborar una agenda nacional de riesgo y esa agenda nacional de riesgo, es la que te marca cuáles son las tareas de investigación que tiene que hacer el CNI.

Por ejemplo, si se considera, por decir algo, que los movimientos guerrilleros radicales son una amenaza a la seguridad nacional, se tienen que estar investigando. Si se considera que el cambio climático o las pandemias son una amenaza a la seguridad nacional, pues se tiene que estar generando inteligencia sobre esas problemáticas.

Al no haber ese programa sectorial y no darse a conocer lo que se puede dar a conocer de las agendas nacionales de riesgo, pues uno nada más  especula sobre lo que pueden estar haciendo y luego enterarse de que están haciendo seguimiento al Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA), es convertir a un movimiento político en un problema de seguridad nacional, lo cual no es correcto.

También lee: Diputados alertan que espían sus celulares
 
¿Se sigue espiando?

Es muy importante hacer una distinción de lo que es el trabajo de un centro de inteligencia, ya sea el CISEN o la CIA, cualquier organismo de inteligencia de los Estados, su tarea es generar inteligencia.

Hay una confusión entre el concepto de generar inteligencia y hacer espionaje. El espionaje es uno de los muchos instrumentos mediante los cuales se genera información con la cual, analizada la información, la traduce en inteligencia.

Generar inteligencia no significa necesariamente hacer espionaje, el espionaje es necesario para un tipo de inteligencia, entonces el que se investigue a FRENAAA no necesariamente significa que lo estés espiando, espiar es utilizar instrumentos para acceder a las comunicaciones privadas que de otra manera no podrías tener acceso.

Para espiar a una persona, a los líderes de una organización política o criminal, se necesita el permiso de un juez, entonces hay un espionaje permitido y hay un espionaje ilegal.

En el caso de FRENAAA, si se metieron a sus comunicaciones privadas y no tienen una autorización del juez están haciendo espionaje ilegal.
 
De acuerdo con la información a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, fue seguimiento en campo a su campamento del Zócalo.

También lee: El general Cienfuegos: ¿culpable, sospechoso o inocente?
 
Eso no viola la ley, porque se pueden enviar un par de agentes del ahora CNI a que estén parados en la plancha del Zócalo observando qué hacen los líderes de FRENAAA, eso no es espionaje es investigación de campo, eso está permitido por la ley.
 
Se puede discutir si es un riesgo de seguridad nacional o no FRENAAA, eso es otra cuestión.

Por eso decía, qué hace el CNI y pues lo ideal sería conocer el programa sectorial de seguridad nacional y las agendas nacionales de riesgo para ver cuáles son los riesgos que están previendo esta administración y qué son de seguridad nacional.

Si el gobierno dice en esos programas que los movimientos políticos que se oponen al gobierno, son un riesgo a la seguridad nacional, está justificado que el CNI haga seguimiento de estos movimientos.
 
En ese sentido, ¿FRENAAA es un riesgo para la seguridad nacional?

No todos los movimientos. La gobernabilidad en algunos momentos puede generarse riesgos de seguridad nacional, por ejemplo un movimiento de insurrección como la Primavera Árabe.

En ese sentido, es muy difícil ver cuándo un movimiento social, político de oposición al gobierno, que no son riesgos de seguridad nacional, se convierten en una amenaza a la estabilidad de un gobierno democrático.

También lee: México trata de calmar a EU por Ley de Seguridad

FRENAAA tiene como objetivo que renuncie el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ese es el objetivo de esa organización, pero si FRENAAA dijera que su objetivo es derrocar al gobierno, entonces sí es un riesgo de seguridad nacional porque está atentando contra un gobierno legalmente electo.

Yo creo que el hecho de que haya un movimiento social que se oponga al gobierno, no necesariamente es un riesgo a la seguridad nacional.
 
¿Entonces no habría justificación para darle seguimiento?

 No habría justificación.
 
¿Por lo tanto, se están desperdiciando los recursos del Estado mexicano?

Sí, en investigar cosas que no son riesgo de seguridad nacional.
 
¿De ese modo lo ve?

 Así es, así lo vería

También lee: No le vayan a rasurar los documentos, señor Presidente
 
¿Considera que el CNI  se está enfocando  en dar seguimiento a movimientos sociales que son opositores al gobierno?
 
¡Así es! No hay una receta universal, es cuestión del análisis de los especialistas del CNI que tienen que hacer para decir qué movimientos sociales eventualmente pueden ser un riesgo de seguridad nacional.

Por ejemplo, los movimientos que como estrategia de presión para lograr sus objetivos utilizan acciones que violan la legalidad y afectan intereses de terceros, potencialmente se pueden volver riesgos de seguridad nacional.

No es lo mismo decir yo estoy en contra del gobierno, quiero que renuncie voy y me planto en el Zócalo a ver si me hace caso, que es una movilización pacífica, a decir yo tomo las vías del ferrocarril o las casetas de las autopistas y bloqueo las vías de comunicación que ahí se está violando la ley y afectando a terceros y causando daños económicos y sociales fuertes.

Estos movimientos potencialmente tienen un impacto más grave sobre la capacidad del gobierno de gobernar, entonces a esos sí se justifica darle seguimiento no espiarlos.

Darles seguimiento para si en un momento se plantean objetivos o estrategias que atenten contra la democracia, el Estado de derecho, el bienestar de la población, que son los elementos que resguarda la seguridad nacional.

Tambíén lee: El que nada debe nada teme, ¿no, Presidente?
 
¿Qué tanto puede afectar la utilización de recursos para otros fines?

Lo grave es que en vez de dedicarlos a investigar lo que sí puede afectar la seguridad nacional, seguramente no lo hacen.
 
¿Ve que no se están utilizando la información de inteligencia para fortalecer la estrategia de seguridad?

Pues de seguridad nacional, porque aquí la demanda es que hagan un programa sectorial de seguridad nacional que justifique la tarea del Centro Nacional de Inteligencia y que los ciudadanos sepamos en qué utilizan los recursos que son muy importantes.

Yo sé, pues yo dirigí el CISEN,  que hay muchas cosas que no se pueden informar, pero hay muchas cosas que por transparencia es importante que la gente  conozca lo básico de lo que son la agenda nacional de riesgos y eso se tiene que dar a conocer, y se tiene que elaborar ese programa sectorial y publicar partes publicables de la agenda nacional de riesgos, de manera que la sociedad pueda observar cómo cumple con su trabajo el CNI.
 
Con el cambio del CNI de Gobernación a la SSPC, ¿ve riesgos en materia de seguridad?

Sí, porque el CNI no debería estar en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana debiera estar en Gobernación.

También lee: “Gobierno aplica viejas prácticas de espionaje”
 
¿Qué tipo de riesgos identifica?

Tenemos al crimen organizado que sí es un riesgo de seguridad nacional, tenemos fenómenos estructurales como el cambio climático, tenemos los movimientos antisistema, hay algunos grupos guerrilleros todavía, los anarquistas.

Tenemos riesgo de seguridad nacional, Estados Unidos es un riesgo de seguridad nacional y lo hemos visto con la llegada de Donald Trump, que es un riesgo de seguridad para México.

En seguridad nacional hoy dos conceptos: los riesgos potenciales que si se vuelven reales se llaman amenazas. El riesgo de un presidente americano antimexicano se volvió amenaza con la llegada de Trump
 
¿Qué impacto tendrán en las áreas de inteligencia las reformas a la Ley de Seguridad Nacional para regular la presencia de agentes de seguridad extranjeros en México?

Creo que hay que mejorar mucho la relación con la DEA, la DEA suele ser una agencia que actúa unilateralmente, pero que también ha cooperado mucho con México, son las dos cosas.

Y este tipo de cambios a la Ley que es un mensaje más hacia adentro de que nosotros somos muy soberanos y no les vamos a permitir que vengan y que hagan, yo creo que no es la manera correcta de lograr una colaboración eficaz con ellos.

También lee: Gobierno de Trump impidió a equipo de Biden que se reuniera con agencias de inteligencia: medio

La relación está muy dañada en materia de cooperación de seguridad entre México y Estados Unidos, en parte por México y en parte por Estados Unidos.

La detención del general Salvador Cienfuegos fue una agresión unilateral, un acto muy grosero contra nuestro país, pero también a Estados Unidos le molesta mucho que este gobierno casi no haga nada contra el crimen organizado, entonces hay motivos para el enojo y la desconfianza y las acciones unilaterales de uno y otro lado.

Ante esta situación, lo mejor es que se sienten a platicar y que las dos partes hagan un planteamiento común de que no violen la soberanía y se respete claramente la independencia de México, se puede llegar a hacer eso.

Pero (las reformas a la Ley de Seguridad Nacional) son más bien un arranque nacionalista, soberanista pero que en el fondo está inscrito en una dinámica de desconfianza y enfrentamiento que tarde o temprano beneficia a las organizaciones criminales.

Se necesita recomponer la relación bilateral con Estados Unidos.
 
¿Creé que la cooperación en materia de seguridad se restablezca pronto?

Va a tardar un rato en recomponerse porque no hemos ni siquiera reconocido al presidente electo, Joe Biden, y ya que llegue no sabemos exactamente qué tan molesta va a estar la administración de Biden con el gobierno de López Obrador, por esta falta de reconocimiento y por los antecedentes previos. No va a ser fácil, eso sí me queda claro.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios