En Garibaldi esperan cantarle al amor

A pesar de la incertidumbre, los mariachis se alistan para recibir este 14 de febrero a los visitantes de la plaza, aunque sus ingresos han caído 80%

En Garibaldi esperan cantarle al amor
En una tarde soleada, los grupos de mariachis se juntanen la Plaza Garibaldi. Debido a la situación actual, los músicos consideran que habrá poca gente, porque aún tienen miedo de salir a festejar, pese al cambio a semáforo naranja. Fotos: HUGO GARCÍA
Nación 14/02/2021 03:30 Juan Carlos Cortés Actualizada 03:30
Guardando favorito...

A pocas horas del 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, los mariachis en la Plaza Garibaldi esperan poca afluencia de asistentes para celebrar; aún con ello, los músicos le hacen frente a la pandemia por Covid-19 y buscan mantener viva esta tradición.

Es una tarde soleada en la plaza. Aquí, de a poco se van reuniendo las decenas de mariachis y músicos regionales.

Algunos solos o en grupo, con guitarras en mano, ofrecen sus servicios a los pocos asistentes que hay en este emblemático sitio. Otros incluso lo hacen en silla de ruedas, como el señor Óscar Arriaga, mejor conocido en este lugar como Chocorroll.

También lee: Cuidar el bolsillo es el mejor obsequio este 14 de febrero

Él, quien lleva más de 40 años trabajando en este punto de la Ciudad, como todos sus compañeros, espera que este 14 de febrero pueda tener más trabajo, pues dice que durante toda la pandemia sus servicios han caído al menos 80%.

“Pues esperamos haya más personas que en otras celebraciones y en este 14 de febrero vengan a disfrutar de los mariachis, del mercado, los museos y de la tradición. Ya que este año ha sido difícil para nosotros, pues nuestro servicio ha caído casi 80%”, explica el músico.

2_mariachi_3_122672488.jpg
Son escasos los transeúntes que se acercan a la Plaza Garibaldi, entre ellos algunos turistas extranjeros.

 

Sin embargo, en la explanada pocos son los asistentes. El mercado San Camilito luce vacío, en los restaurantes al costado de la Plaza Garibaldi pocas son las mesas ocupadas, también, son escasos los transeúntes que atraviesan la explanada.

Es por miedo a la pandemia, dice Refugio Acevedo, miembro del Monumental Mariachi León, otro de los músicos que está en la plaza. Él, aunque tiene fe en tener más trabajo, espera poca asistencia de personas para celebrar este 14 de febrero.

También lee: Películas y series románticas para festejar este 14 de febrero

“Me gustaría pensar que habrá gente como en años anteriores, pero ahora las personas, ante tanto contagio, tienen miedo de salir a festejar, incluso con el cambio de color de semáforo”, menciona el mariachi.

Y es cierto, ya que en días anteriores la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que la capital del país cambiaba a semáforo naranja por la disminución de contagios y muertes por coronavirus; sin embargo, esto no se ve reflejado en la plaza, pues en ella se pueden apreciar más mariachis que visitantes.

2_mariachis_2_122672479.jpg
Óscar Arriaga, el Chocorroll, lleva más de 40 años trabajando.
 

Una de ellos es Fernanda Díaz, del Mariachi Estrella México, quien recorre Garibaldi en busca de clientes.

También lee: Paramédicos atendían Covid y hallan el amor en plena pandemia

Ella, como el resto de sus compañeros, tiene la esperanza de que pueda haber más gente este Día del Amor y la Amistad en Garibaldi, pues sus ingresos han disminuido 80%.

“Por la pandemia ha habido muy poca gente, a nosotros nos ha pegado muy duro esta situación, antes nos llevábamos entre 700 u 800 pesos en días así, ahora solamente 100 o 200, por eso esperamos que este 14 de febrero venga más gente”, manifiesta la mariachi.

Así, entre una incierta expectativa sobre la afluencia para estos días, los mariachis en la Plaza Garibaldi desean que en este San Valentín no se pierda la tradición y puedan rescatar su sustento en otra fecha conmemorativa más que es opacada por la pandemia de Covid-19.