Empresa de reciente creación y otras que no son laboratorios hacen pruebas Covid-19 en el AICM

De los ocho módulos que analizan muestras de coronavirus en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, seis carecen de autorización del InDRE: uno de ellos –que procesa por sí mismo los reactivos- se creó en 2020, otros subcontratan laboratorios con permiso

Laboratorios para detectar coronavirus no autorizados por el InDRE en el AICM
MDT Laboratorio Clínico, no solo no está autorizado por el InDRE sino que procesa por sí mismo sus pruebas. Foto: Lucía Vergara
Nación 08/04/2021 00:35 Alejandra Barriguete Ciudad de México Actualizada 13:58
Guardando favorito...

De los ocho módulos para la toma de prueba Covid-19 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuatro subcontratan a laboratorios autorizados por el InDRE para procesar las muestras, mientras que uno más –que además no tiene ni un año de constituido-- las analiza por sí mismo sin tener esa autorización sanitaria. 

Ninguno de estos últimos cinco establecimientos, como tampoco el AICM, detallaron cómo fue que lograron la autorización para hacer pruebas Covid-19 en las instalaciones aeroportuarias. El sexto módulo que no cuenta con autorización del InDRE es de extrabajadores de Mexicana de Aviación.

En la Terminal 1 del aeropuerto hay seis módulos para la toma de pruebas. Una de ellas es la Clínica del Viajero de la UNAM, que lleva más de diez años operando ahí. Esta clínica instaló un módulo para analizar Covid-19 luego de que varios países pusieran como requisito a los viajeros portar con una prueba negativa.  

Por esa misma exigencia internacional se instalaron en el AICM otros establecimientos particulares. También en la Terminal 1 hoy se encuentran KWB Medical, Laboratorio Médico Tadeo, MDT Laboratorio Clínico, DRM Health SA de CV y AS Team (Mexicana de Aviación). 

Lee también: Decomisan 44 mil kits ilegales de pruebas Covid-19 en el AICM

Mientras que en la Terminal 2 se instalaron dos módulos más: LAPI S.A. de C.V. y MDS Medical Devices Supplier. Este último factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha.  

aicm-laboratorio-covid.jpg
Foto: Lucía Vergara

De esos ocho establecimientos, solo La Clínica del Viajero y LAPI S.A. de C.V. aparecen en la lista de laboratorios autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para realizar el diagnóstico de Covid-19.

De los otros seis, hay uno que se anuncia con el nombre de MDT Laboratorio Clínico, que no solo no está autorizado por el InDRE sino que procesa por sí mismo sus pruebas.

MDT Laboratorio Clínico entrega resultados clínicos con un membrete de Medical Diagnostic Techniques S.A. de C.V., mientras que la factura que entregan tiene un tercer nombre: Testfarma S.A. de C.V., una entidad mercantil creada hace menos de un año. 

Un empleado de MDT dijo vía telefónica que no están autorizados por el InDRE como laboratorio aunque sus pruebas sí. “Como tal el laboratorio efectivamente no está dado de alta ante el InDRE, pero las pruebas que realizamos sí (...) los analizamos nosotros, pero las pruebas y los parámetros que realizamos nosotros sí están avalados por el InDRE”, explicó sin dar detalles de qué marca o tipo de pruebas usan.

Testfarma es, de acuerdo con el Registro Público del Comercio, una sociedad registrada apenas en junio de 2020 por Adriana Beatriz Iliano, de nacionalidad italiana pero que vivió y estudió en Venezuela, de acuerdo con sus redes sociales, y por Valeria Reyes Gallegos, una mexicana que al momento de conformar la sociedad tenía 20 años. 

Lee también: Laboratorios estiman que hasta 20% de las pruebas Covid-19 son falsas

El presidente de la sociedad es Elías Zamora Ruíz, quien además es director general de MDT desde hace seis años, de acuerdo con su perfil en la red social LinkedIn; mientras que el secretario de la sociedad es Pedro Elías Herrera Cadenas, originario de Caracas. 

Sin autorización del InDRE, pero subcontratan 

Si bien la Secretaría de Salud anunció el 11 de febrero que ya no era necesario aparecer en la lista para poder hacer pruebas, el 18 de marzo, un mes después de ese comunicado, el director general de Cofepris, Miguel Ángel Pino, clausuró un laboratorio en Cancún que no contaba con las medidas sanitarias para realizar pruebas Covid y dio como una de los motivos del cierre que además este no aparecía en la lista de laboratorios aprobados por el InDRE. 

Cofepris clausuró el laboratorio Marbú Salud en Cancún, Quintana Roo luego de que realizara pruebas de Covid-19 a 44 estudiantes argentinos que vacacionaban en ese destino. Las pruebas realizadas por dicho laboratorio dieron negativas; sin embargo, al volver a Argentina algunos de los jóvenes dieron positivo a Covid. 

En el caso de los módulos del AICM, hay seis sin autorización del InDRE, pero al menos cuatro de ellos subcontratan a laboratorios que sí cuentan con ella.  

Al llegar a la Terminal 1 el módulo más visible es KWB Medical Service, que ofrece pruebas de antígeno (o pruebas rápidas) por 700 pesos, y pruebas de PCR por 2 mil pesos. Los resultados se entregan en una hoja membretada por JLN Labs, un laboratorio que tampoco está en la lista de los autorizados por la Secretaría de Salud. Sin embargo, personal de JLN Lab dijo vía telefónica que para procesar las pruebas PCR subcontratan a Orthin Referencia Especializada S.A. de C.V., un laboratorio autorizado por el InDRE.

aicm-laboratorios-covid-19.jpg
Foto: Lucía Vergara

Personal del Laboratorio Médico Tadeo, otro módulo ubicado también en la Terminal 1 del aeropuerto, dijo a MCCI que las pruebas PCR que realizan las envían para procesarse al laboratorio Orthin Referencia Especializada S.A. de C.V. 

También lee: Firman contrato privado para trasladar vacunas

En la Terminal 2 del aeropuerto se instalaron dos módulos más, LAPI S.A. de C.V. (autorizado) y MDS Medical Devices Supplier, que factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que, como ya se dijo antes, ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha. 

De acuerdo con Eliseo Barragán, encargado de MDS en el aeropuerto, estos envían sus muestras a procesar a Denatbio, un laboratorio clínico que sí aparece en la lista del InDRE.

Según Barragán, como Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V no es un laboratorio, sino una empresa que vende insumos médicos no aparece en la lista del InDRE.  Por su parte, José Carlos Mariscal, director de operaciones de MDS dijo a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad que el AICM les arrendó el espacio por un periodo inicial de 90 días con opción a ampliarse, y que el acuerdo contractual los estipula como prestadores de servicios aeroportuarios; aseguró que acreditaron toda la documentación y autorizaciones necesarias, además de que fueron capacitados por Sedesa y Cofepris. 

Finalmente, para la temporada vacacional de Semana Santa, DRM Health SA de CV –sin autorización del InDRE-- instaló un módulo en la Terminal 1 del aeropuerto. DRM Health es una empresa de diagnóstico e insumos médicos que en los últimos cuatro años ganó unos 45 millones de pesos en contratos públicos. Y el octavo módulo es AS Team, de los extrabajadores de Mexicana de Aviación, también sin autorización. 

Lee también: Laboratorios en Cancún operaban con "permisos en trámite": Carlos Joaquín González

El 3 de abril, el periódico Reforma publicó que los laboratorios del aeropuerto operan sin las medidas de bioseguridad necesarias; al respecto, el director de Epidemiología, José Luis Alomía dijo que las prácticas representan un riesgo de transmisión y que es competencia de Cofepris regularlo. 

Mexicanos Contra la Corrupción consultó tanto al AICM como a Cofepris sobre cómo se concedieron los permisos para que estas empresas operaran en el aeropuerto, pero hasta la publicación de esta nota no contestaron. Consultada al respecto, la Secretaría de Salud de la ciudad de México se limitó a decir que la Agencia de Protección Sanitaria de la Ciudad “fue a verificar” pero no detalló en qué consistió tal verificación ni cuando ocurrió.

apr

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios