Delegados del INM, la mayoría con perfil militar y naval

Destacan por su experiencia en seguridad y en el sistema penal militarizado que en los derechos humanos; hay un civil con denuncias en el sexenio de EPN

Delegados del INM, la mayoría con perfil militar y naval
Hubo una reestructuración en el INM a inicios de junio de 2019, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el despido de 500 agentes de Migración acusados de corrupción. Foto: Archivo. El Universal
Nación 20/09/2021 03:55 Luis Carlos Rodríguez Actualizada 04:00
Guardando favorito...

El Instituto Nacional de Migración (INM) tiene 19 delegados estatales de ascendencia militar con perfiles en el manejo de armas, ingeniería castrense, administración de prisiones militares y de zonas navales, especialistas en seguridad nacional y algunos con antecedentes en labores de seguridad pública.

En una revisión hecha por EL UNIVERSAL al currículum de los 32 delegados federales de la dependencia que encabeza Francisco Garduño Yáñez, se encontró que, además, en el INM hay otros perfiles que, sin provenir de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina-Armada de México (Semar), han estado ligados a labores penitenciarias y de seguridad pública.

Esta reestructuración comenzó en junio de 2019, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el despido de 500 agentes del INM acusados de corrupción. Sin embargo, las denuncias sobre excesos y corrupción han continuado aun con el arribo de mandos castrenses a 19 delegaciones migratorias en igual número de estados.

Los representantes de Migración que provienen de la Defensa y la Marina

Verde olivo y azul son los perfiles de al menos 19 de los 32 delegados del INM y de un número indeterminado de mandos medios y operativos que sustituyeron a los 500 elementos cesados en junio de 2019.

Generales y vicealmirantes en retiro son el perfil de casi todos estos delegados migratorios en tiempos de la 4T, quienes eran encargados de la seguridad de puertos, constructores castrenses e incluso encargados de cárceles de las Fuerzas Armadas.

En la delegación de Chiapas del INM, su titular es el general Brigadier Diplomado del Estado Mayor, Aristeo Taboada Rivera. Antes de ingresar a Migración estuvo en la 39 Zona Militar de Rancho Nuevo, con sede en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, además dirigió la prisión militar de La Mojonera, en Jalisco.

En Nuevo León, el delegado estatal del instituto migratorio es el general de Ala de la Fuerza Área, José de Jesús Barajas Santos. La delegación de Yucatán del INM tiene como titular al general Brigadier retirado Juan Saucedo Almazán. En esta delegación, trabajadores y extrabajadores de la delegación han denunciado despidos injustificados, incluso de mujeres embarazadas.

En Campeche es delegado del INM el capitán de Navío Gil Manuel Larios Gutiérrez. Él fue agregado naval de la embajada de México en Panamá.

Veracruz tiene como delegado del Instituto Nacional de Migración al contralmirante retirado de la Armada de México, Raúl Alberto Paredes.

En Aguascalientes permanece al frente del INM el general Pedro León Álvarez Alcacio. Se especializa como ingeniero en construcciones militares. Chihuahua tiene como delegado migratorio al general Brigadier, Pedro Alberto Alcalá López. En tanto que Sonora tiene como titular del INM al contralmirante Víctor Manuel Martínez Maya.

En Coahuila está el general Brigadier Pedro Enrique Fernández Ortiz. Es de los únicos cuadros castrenses en el INM que tiene un perfil más adecuado para el cargo. Cuenta con especialidad en derechos humanos y ha participado en otras secretarías como agregado militar, entre ellas la de Relaciones Exteriores.

En Puebla las políticas migratorias están a cargo del general de Brigada DEM retirado, José Luis Chávez Aldana. En la delegación de Guerrero fue nombrado el contralmirante en retiro Salvador González Guerrero.

En Michoacán está al frente del INM el general de Brigada del Estado Mayor Presidencial en retiro, Salomón Maldonado Silva.

Colima tiene como delegado  migratorio al vicealmirante Ramón Juárez Suárez. Él cuenta con maestría en Administración Naval (Diplomado de Estado Mayor) y otra en seguridad nacional.

En Jalisco el delegado es Pedro Valencia Salcedo, general de División del Estado Mayor Presidencial. En Nayarit está encargado del INM el general de Grupo Piloto Aviador Diplomado del Estado Mayor Aéreo, Héctor Guzmán Santacruz.

En Guanajuato el titular del INM es el general de Brigada DEM, Enrique Aviña Gutiérrez, mientras que en el Estado de México, la representación de Migración está al mando del general de Ala Piloto Aviador Diplomado del Estado Mayor, Jesús Antonio Montaño.

Hidalgo tiene como delegado del Instituto Nacional de Migración a Francisco Javier Hernández Sánchez, capitán Primero de Caballería; Tlaxcala al capitán de Navío Genaro García Wong. El marino fue antes secretario de Seguridad Pública en Baja California Sur.

Herencias del peñanietismo y pocas mujeres

Los otros 12 delegados se reparten entre funcionarios que tienen perfiles de abogados y contadores; sólo hay cuatro mujeres al frente de las delegaciones y subsiste alguna herencia del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Es el caso del delegado del INM en Tamaulipas, Segismundo Doguin Garay, quien en el sexenio anterior fue coordinador de delegados del instituto cuando su titular era Ardelio Vargas Fosado.

Ambos trabajaron en la Secretaría de Seguridad Pública y en la ahora extinta Policía Federal.

Doguin Martínez también fue delegado federal del INM en Saltillo, Coahuila, fungió como director de la Policía Municipal de esa ciudad y también encabezó la policía preventiva del estado.

En esos cargos tuvo cuatro recomendaciones de la Comisión de los Derechos Humanos de Coahuila por detención arbitraria y mala administración de la cárcel municipal, según el recuento de la Casa del Migrante de Saltillo.

En Tabasco, el delegado federal es Carlos Alberto Hernández Santiago, licenciado en Derecho con una vasta carrera en el sistema penitenciario y quien también ha sido profesor universitario.

Rubén Figueroa, activista y vocero del Movimiento Migrante Mesoamericano, dijo que “a pesar de esta militarización, está intacto el tema de la corrupción y abusos de agentes del INM”. Afirmó que “el Cártel de Migración” sigue operando, dedicado al tráfico de personas y prueba de ello es el caso de la masacre de 17 migrantes guatemaltecos en Camargo, Tamaulipas, en enero de este año.

Al respecto, el investigador de la organización Causa en Común, Genaro Ahumada García, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que es preocupante la presencia de militares y marinos en el INM, pues se da en medio de una crisis migratoria y humanitaria, con operativos que se realizan con violencia y con el apoyo de militares y la Guardia Nacional (GN).

“Es un proceso de militarización que está avanzando en el país no sólo en el tema de seguridad pública, sino en muchos otros ámbitos civiles. La propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya había advertido sobre ello desde finales de 2020, cuando expuso que había mandos castrenses en al menos 18 delegaciones de Migración.

“Pero no se ha detenido este proceso, por el contrario, cada vez son más los elementos castrenses a cargo de labores migratorias; [el hecho] de custodiar la frontera sur nos pone en alerta y nos preocupa”, aseveró Ahumada García.

Dijo que de enero a agosto de este año se ha registrado un incremento de casi 200% en la presencia de militares, marinos y elementos de la GN en ambas fronteras, lo cual es grave porque el adiestramiento que tienen no corresponde al cuidado o resguardo de los derechos humanos, lo que ya se ha visto en las detenciones con violencia de migrantes en Chiapas, Tabasco y otros estados.

“Hay que recordar que López Obrador fue un severo crítico de las medidas adoptadas por el entonces presidente Enrique Peña [Nieto] cuando se detenían migrantes con elementos del Ejército”.

Argumentó que se trata de perfiles de militares y marinos, algunos que ya estaban en retiro, que no tienen ninguna experiencia en materia migratoria y de derechos humanos, pero que fueron invitados a esos cargos por el presidente López Obrador: “No están capacitados para esos cargos, son expertos en armas, en cárceles castrenses, en resguardo de puertos, entre otros”.

Lo paradójico, agregó, es como pasamos de un plan que prometía empleos para los centroamericanos, con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en obras como el Tren Maya, a la militarización de la política migratoria.

Listado

Estos son los funcionarios que figuran por su perfil castrense como delegados del Instituto Nacional de Migración.

Chiapas: General Brigadier Diplomado del Estado Mayor Aristeo Taboada Rivera. 

Nuevo León: General de Ala de la Fuerza Aérea José de Jesús Barajas Santos.

Yucatán: General Brigadier retirado Juan Saucedo Almazán. 

Coahuila: General Brigadier Pedro Enrique Fernández. 

Puebla: General de Brigada DEM retirado José Luis Chávez Aldana. 

Colima: Vicealmirante con maestría en seguridad nacional Ramón Juárez Suárez.

Campeche: Capitán de Navío Gil Manuel Larios Gutiérrez. 

Veracruz: Contralmirante retirado Raúl Alberto Paredes.

 Guerrero: Contralmirante en retiro Salvador González Guerrero.

Aguscalientes: General Pedro León Álvarez Alcacio.

Chihuahua: General Brigadier Pedro Alberto Alcalá López.

Sonora: Contralmirante Víctor Manuel Martínez Maya.

Michoacán: General de Brigada del Estado Mayor Presidencial Salomón Maldonado Silva. 

Jalisco: General de División del Estado Mayor Presidencial Pedro Valencia Salcedo. 

Nayarit: General de Grupo Piloto Aviador Diplomado del Estado Mayor Héctor Guzmán Santacruz.

Guanajuato: General de Brigada DEM Enrique Aviña Gutiérrez.

Estado de México: General de Ala Piloto Aviador Diplomado del Estado Mayor Jesús Antonio Montaño.

Hidalgo: Capitán Primero de Caballería Francisco Javier Hernández Sánchez.

Tlaxcala: Capitán de Navío Genaro García Wong.

Lee también: Así como llegan, INM expulsa a haitianos a Guatemala

Temas Relacionados
INM corrupcion AMLO El Universal Plus
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios