Arropan a AMLO con aplausos y mambo

Otorgan máxima distinción a Presidente y Díaz-Canel lo llama “nuestro amigo”

Arropan a AMLO con aplausos y mambo
El Jefe de Estado mexicano y su comitiva, junto a funcionarios del gobierno cubano, en la Plaza de la Revolución, donde está la imagen de Ernesto Che Guevara. Foto: Joaquín Hernández/ EL UNIVERSAL.
Nación 09/05/2022 04:15 Pedro Villa y Caña Actualizada 06:41
Guardando favorito...

La Habana.— Amor con amor se paga y en Cuba lo saben bien.

Tras haber invitado de manera inédita, hace ocho meses, al presidente cubano Miguel Díaz-Canel a la parada militar del Día de la Independencia en la Ciudad de México, el gobierno cubano le regresó el gesto y festejó y apapachó con medalla, comida, trova y chachachá al presidente Andrés Manuel López Obrador en su primera visita a la isla, en la que estuvo 27 horas.

En la Plaza de la Revolución, el corazón político de Cuba, exactamente en donde Fidel Castro se ubicaba para dar sus largos mensajes a miles de cubanos, ayer el presidente López Obrador estuvo ahí, en la última escala de su primera gira por Centroamérica y Cuba, y donde fue por varias horas el centro de atención de toda la isla socialista.

Leer también: AMLO: insistiré a Biden que retire el embargo a Cuba

Ayer, a las 10:15 horas, en su primer acto, bajo el tradicional calor de La Habana y teniendo como fondo los enormes retratos de los revolucionarios Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, el Jefe de Estado mexicano colocó una ofrenda floral al líder independentista cubano José Martí.

Media hora después, a las 10:50 horas, el presidente López Obrador fue condecorado con la Orden José Martí, máxima distinción en la isla por “revitalizar la integración de los Estados americanos, del Caribe, para fortalecer la unidad de nuestra región y su firme defensa de las causas justas, la paz y la cooperación”.

Con el reconocimiento, el Presidente mexicano se sumó a la lista de mandatarios que han recibido esa condecoración como el mandatario ruso, Vladimir Putin, el expresidente iraquí Saddam Hussein, el exdirigente norcoreano Kim Il-sung, y el venezolano Nicolás Maduro.

Minutos más tarde, tras firmar un acuerdo en materia de salud y en un mensaje a medios, el Ejecutivo pronunció un discurso de casi una hora.

Leer también: Paté de cordero, tamal de cazuela y ron, los platillos que Díaz-Canel ofreció en comida en honor a AMLO

Segundos más tarde y frente a Díaz-Canel, López Obrador garantizó que nunca participará con golpistas para conspirar contra la Revolución Cubana, pero llamó a renovarla y aseguró tener la convicción y la fe de que en la isla se están haciendo las cosas con ese propósito, para que se haga la “nueva revolución en la Revolución”. En primera fila, el canciller Marcelo Ebrard registraba con su celular el momento .

Serio, Díaz-Canel sólo escuchaba y ponía su mirada fija en el rostro de su homólogo. Al tomar la palabra tras el largo discurso de López Obrador, el dirigente cubano habló cuatro minutos y agradeció a su par “su posición firme” de rechazo al bloqueo económico de Estados Unidos sobre la isla.

De traje negro, el mandatario cubano llamó “nuestro amigo” a López Obrador y destacó su llamado a la integración de América y su defensa del respeto pleno a la soberanía de los Estados para finalizar con un “¡Viva la amistad entre México y Cuba!” Una voz perdida entre los invitados no dudo en añadir en voz baja una frase que varios escucharon: “¡Hasta la victoria siempre!”.

Comentarios