¿Por qué Puerto Rico no puede elegir al presidente de EU?

Puerto Rico es un territorio no incorporado de Estados Unidos y sus residentes cuentan con la ciudadanía estadounidense, sin embargo, tienen un papel distinto cuando se trata de las elecciones presidenciales

¿Por qué Puerto Rico no puede elegir al presidente de EU?
Puerto Rico es territorio de Estados Unidos desde 1898 - Foto: Tomas van Houtryve/AP
Mundo 26/10/2020 19:47 Miranda Perea Ciudad de México Actualizada 20:47
Guardando favorito...

Los Estados Unidos se encuentran en la recta final de la contienda electoral para determinar quién será el próximo presidente. Millones de ciudadanos están listos para votar ya sea por otorgarle un segundo mandato a Donald Trump o por elegir a Joe Biden como su sucesor en una de las votaciones más mediatizadas en el mundo.

Sin embargo, la democracia más vieja del mundo tiene algunas características que la distinguen de otras democracias y que pueden llegar a ser confusas, como el hecho de que el candidato presidencial que obtiene más votos ciudadanos no siempre es quien gana la elección o el hecho que no todos sus ciudadanos pueden votar.

Éste último es el caso de los ciudadanos de los territorios estadounidenses. Por sorprendente que parezca, alrededor de 3 millones de estadounidenses no pueden participar en las elecciones presidenciales y todo se debe a un documento publicado hace 120 años que como señalan diversos expertos y organizaciones como Equally American, perpetúa el racismo sistémico en contra de los habitantes Puerto Rico, Guam, las Islas Marianas del Norte, las Islas Vírgenes y Samoa Americana.

¿Pueden votar los territorios de EU?
De acuerdo con la Administración Nacional de Archivos y Registros de Estados Unidos (NARA por sus siglas en inglés), el Colegio Electoral de ese país no permite que los residentes de los territorios antes nombrados voten en las elecciones presidenciales.

La única manera en que pueden ejercer su voto en las elecciones presidenciales es si cuentan con un domicilio oficial en Washington D.C. o alguno de los 50 estados del país norteamericano.

Sin embargo, la NARA señala que sí es posible que voten en las elecciones primarias para elegir a los delegados que los representen en las convenciones de los partidos políticos, aunque esto no está relacionado de ninguna manera con el proceso del Colegio Electoral.

 

voto2.jpg
 

¿Por qué los territorios de EU no pueden votar por presidente?
Aunque los residentes de Puerto Rico, Guam, las Islas Marianas del Norte, las Islas Vírgenes y Samoa Americana cuenta con la ciudadanía estadounidense, no tienen derecho al voto ni cuentan con miembros que los representen en el Congreso que puedan votar.

Esto contrasta radicalmente con su condición como ciudadanos estadounidenses, puesto que tienen todas las responsabilidades que conlleva, pero no gozan de todos los derechos que les deberían corresponder.

Christina Duffy Burnett y Adriel I. Cepeda Derieux de la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia explican en el artículo “Los Casos Insulares: Doctrina desanexionista” que los Casos Insulares de 1901 fueron “las decisiones del Tribunal Supremo de Estados Unidos que establecieron que la Constitución sigue a la bandera a las islas anexadas por Estados Unidos luego de la Guerra Hispanoamericana”.

De acuerdo con los expertos de la Universidad de Columbia, los Casos Insulares “le prestaron autorización judicial al programa imperialista estadounidense” al otorgar pocas protecciones constitucionales a los nuevos territorios a la vez que les negaron la promesa de estadidad.

En 1901, durante la administración del Presidente William McKinley, el Tribunal Supremo examinó el estatus constitucional de los territorios e introdujo la doctrina de la incorporación territorial por medio de los Casos Insulares. Con esto, se crearon dos tipos de territorio: aquellos que formaban parte del país y habían sido incorporados, como el Distrito de Columbia, y aquellos que no habían sido incorporados y simplemente pertenecían a Estados Unidos.

Burnett y Cepeda mencionan que “al relegar a los territorios no -incorporados a una zona extra-constitucional y negarles la promesa de eventual admisión, la doctrina de incorporación territorial le dió al Congreso flexibilidad sin precedentes para gobernar las nuevas colonias” y agregar que se reconoce que los Casos Insulares permitieron la creación de un imperio colonial cobijado por una democracia constitucional.

Además, los Casos Insulares mencionan que como dichos territorios están “habitados por razas extranjeras, que difieren de nosotros en religión, costumbres, leyes, impuestos, y modo de pensamiento,” el gobierno federal podía mantenerlos como su propiedad sin tener que proveer los beneficios políticos y económicos que van de la mano con la incorporación. Aunque se estableció que sólo sería de manera temporal, la situación ha cambiado poco o nada más de un siglo después.

Puerto Rico, territorio no incorporado de Estados Unidos
Localizado entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico, Puerto Rico es un archipiélago con más de 3.6 millones de habitantes.

Aunque todos cuentan con ciudadanía estadounidense desde 1917, los puertorriqueños no gozan con todos los beneficios y derechos que conlleva para los estados y los territorios incorporados.

Por años, esto ha sido causa de múltiples cuestionamientos en cuánto a qué tan estadounidense es Puerto Rico, pues como territorio debe cumplir con ciertas responsabilidades, pero no tienen la libertad de elegir al presidente de los Estados Unidos ni cuentan con representación con poder de voto en el Congreso.

Por el contrario, los residentes de Puerto Rico, que se convirtió en territorio estadounidense en 1898 después de la Guerra Hispanoamericana, sí pueden elegir a su gobernador y a los miembros de la asamblea.
 

puerto2.jpg
Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 - Foto: Ricardo Arduengo/AP

En 2020, resurge el interés público sobre la falta de derecho al voto de los puertorriqueños pues, aunque es sabido que no pueden elegir al presidente de los Estados Unidos, el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden han dedicado parte de sus campañas a la gente en la isla.

El objetivo es meramente político pues esperan que, una vez que se ganen su confianza, la gente en la isla tendrá influencia sobre el voto de sus amigos y familiares que sí pueden votar porque viven en alguno de los estados o territorios incorporados de Estados Unidos.

De acuerdo con el Pew Research Center, un gran número de puertorriqueños ha cambiado su residencia a Estados Unidos debido, en parte, a la devastación causada por los huracanes María e Irma en 2017. La mayoría de ellos se establecieron en Florida, lo que pone a este grupo en una ubicación importante para la contienda electoral.

Es así que los puertorriqueños viviendo en Florida se han vuelto ciudadanos de interés para los candidatos presidenciales, puesto que este estado del sur tiene un gran peso en el proceso del Colegio Electoral.

En 2020, el Pew Research Center reportó que los puertorriqueños representan el 27% de la población latina en Florida, es decir, son el grupo más grande junto con los cubano-americanos.

La contienda electoral de 2016 fue atípica porque aunque Hillary Clinton obtuvo la mayoría del voto popular, Donald Trump ganó la presidencia al obtener la mayoría del voto electoral. Florida tuvo un papel relevante en dicha situación porque Trump obtuvo los 29 votos electorales del estado del sol por una corta ventaja en el voto popular. Por lo tanto, es de esperarse el creciente interés de los candidatos por obtener el voto de los puertorriqueños viviendo en Florida pues representa una victoria estratégica para ganar la presidencia.

mp/ml

Temas Relacionados
politica Elecciones EU Puerto Rico
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios