Colombia: Petro, candidato de izquierda, acaricia la presidencia

Es posible que el candidato de izquierda llegue al poder, mencionan especialistas; dicen que “las fuerzas democráticas (...) esperan que se produzca un cambio”

Colombia: Petro acaricia presidencia
Sede regional de campaña del candidato presidencial colombiano Gustavo Petro, de la coalición Pacto Histórico, en Cali. Foto: EFE
Mundo 28/05/2022 02:00 José Meléndez, corresponsal Actualizada 08:32
Guardando favorito...

San José. – Por primera vez en su turbulenta historia y en ruta a los comicios presidenciales de mañana, Colombia está ante la opción real de que la izquierda triunfe en las urnas y coloque a una de sus piezas, el ex guerrillero, ex representante, ex alcalde de Bogotá y ex senador Gustavo Francisco Petro Urego, en el Palacio de Nariño, sede de la Presidencia.

Estremecida por las tormentas políticas en más de 211 años tras independizarse de España, con guerras, golpes de Estado, regímenes militares, paramilitarismo y gobiernos liberales, conservadores, federalistas, nacionalistas, centralistas y de otros símbolos tradicionales, Colombia podría iniciar mañana un histórico giro a la izquierda.

“La esperanza de cambio en este país reposa en Petro”, afirmó el abogado colombiano Reynaldo Villalba, vicepresidente de la (no estatal) Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), de París.

“Colombia siempre ha sido gobernada por las mismas familias, los mismos partidos, que han tenido la misma corrupción y con gobiernos que arrojaron sistemáticas y generalizadas violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad en impunidad absoluta”, dijo Villalba a EL UNIVERSAL.

“Se nota una desesperación enorme de quienes han gobernado por siglos este país y, ante la inminente victoria de Petro, las fuerzas democráticas colombianas esperan que efectivamente en Colombia se produzca un cambio. La comunidad internacional debe estar alerta a que se respeten los resultados”, alegó.

De izquierda y sin ser comunista o socialista, Petro propuso en campaña un capitalismo democrático y sin ceñirse a ideas ortodoxas o rígidas del izquierdismo puro, con defensa de la iniciativa y la propiedad privada.

Petro parecería más cercano al neo--izquierdismo democrático de los presidentes de Chile, Gustavo Boric, de Honduras, Xiomara Castro, Pedro Castillo, de Perú, y Luis Arce, de Bolivia, que al de los cuestionados gobernantes Nicolás Maduro, de Venezuela, Daniel Ortega, de Nicaragua, y Miguel Díaz—Canel, de Cuba.
En la guerrilla

Identificado con el seudónimo de “Aureliano” de 1981 a 1990 en la ahora disuelta insurgencia izquierdista del Movimiento 19 de Abril (M—19), Petro se afianzó en 2022 como veterano de la clase política de Colombia con más de 31 años de carrera o la mitad de su vida en cargos de alto rango.

Petro escogió su nombre de guerrilla del coronel Aureliano Buendía, personaje clave desde el primer párrafo de la novela Cien años de soledad, obra cimera del ya fallecido y laureado escritor colombiano Gabriel García Márquez (1927—2014).
De 62 años cumplidos el 19 de abril pasado, Petro integró la Cámara de Representantes de Colombia de 1991 a 1994 y de 1998 a 2006 y el Senado de 2006 a 2010 y de 2018 a 2022 y fue diplomático de su país en Bélgica de 1994 a 1996, alcalde mayor de Bogotá de 2012 a 2015 y candidato presidencial en 2010 y 2018.

Nacido en 1960 en el norteño y caribeño departamento (estado) de Córdoba, asumió su primer cargo público en 1981 como personero (control de alcaldías) en el municipio de Zipaquirá del central departamento de Cundinamarca y luego como concejal de 1984 a 1986 en ese sitio, siendo en secreto del M—19.

En pláticas de paz del M—19 con el gobierno, Petro admitió en 1984 su militancia en esa insurgencia. Las gestiones fracasaron y, con 25 años, pasó a la clandestinidad y estuvo preso de 1985 a 1987 acusado de conspirar y de porte ilegal de armas.

Luego de que el M—19 se desmovilizó y disolvió en marzo de 1990 al pactar la paz con el gobierno de Colombia y convertirse en partido legal, Petro recorrió varias fuerzas partidistas de la izquierda colombiana y conoció los entretelones de la política desde ambas cámaras del Congreso, la diplomacia y la alcaldía capitalina.

Economista y con estudios sin concluir en medio ambiente, desarrollo poblacional, administración pública y de empresas, Petro tiene cinco hijos de tres relaciones sentimentales.

Leer más: "Sabemos que disparó más de 100 balas", dicen autoridades sobre atacante de masacre en Texas
 

Alto porcentaje


Como aspirante por la coalición Pacto Histórico, Petro llegará a los comicios urgido de recibir al menos el 50% más uno de los votos válidos para ganar en primera ronda frente a cinco candidatos de derecha y centro—derecha, evitar la segunda, el próximo 19 de junio, y asumir el 7 de agosto entrante por cuatro años para suceder al centro--derechista Iván Duque.
Petro pasará sin líos de primera a segunda vuelta, pero una realidad impactó al cierre de la contienda: la unidad de sus adversarios.

Si fracasa en ganar la presidencia mañana, y aunque logre una sólida ventaja, deberá competir en segunda contra la derecha y la centro—derecha aglutinadas en un candidato.

Desde la élite tradicional de centro—derecha y derecha se apoyó al derechista Federico Gutiérrez, del Equipo por Colombia, segundo en los sondeos y lejos de Petro.

Pero una figura controversial emergió este mes: el ex alcalde y empresario centro-derechista Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción y ajeno a la clase política tradicional.

“Por primera vez en más de 200 años sería posible que un candidato de izquierda llegue al poder. Por eso, el nerviosismo del establecimiento (grupo derechista que ejerce el poder) está muy exacerbado”, relató a este diario el politólogo y consultor político colombiano Leonardo García, de la (no estatal) Speak Consultoría de Reputación, de Bogotá.

“La probabilidad de que Hernández pase a segunda con Petro es muy alta. La derecha llevó a Petro a una exacerbación al colocarlo por encima del diablo y compararlo con Ortega y Maduro. Con Hernández llegó una rara solución: un remedio peor que la enfermedad”, advirtió.

Basado en tendencias de las principales encuestadoras de Colombia, García anticipó, sin descartar sorpresas, que Hernández derrotaría a Petro en segunda ronda.

“Sería rarísimo que los colombianos fuimos incapaces de abrir el espectro para que gobierne un candidato de izquierda. Petro lleva muchos años como parte del establecimiento y conectó con una base social que quiere cambio y castigar a la clase política tradicional”, adujo.

Leer más: Argentina reporta el primer caso de viruela del mono en América Latina
 

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios