Ingreso a países por tipo de vacuna: factor de discriminación

Restringir el ingreso a ciudadanos de otros países por el tipo de dosis es un factor de discriminación y revela un doble discurso de los gobiernos, dice

Ingreso a países por tipo de vacuna: factor de discriminación
Foto: Cortesía. La Política Online
Mundo 13/10/2021 02:02 Guadalupe Galván Actualizada 03:43
Guardando favorito...

La vacuna del Covid-19 ha sido la apuesta de los gobiernos para poner fin a una pandemia que ha causado casi 5 millones de muertos. Sin embargo, mientras en unos países ya se aplican terceras dosis, en otros la mayor parte de la población no ha recibido la primera, y el tipo de biológico comienza a ser un problema para ingresar a determinadas naciones. En entrevista con EL UNIVERSAL, Andrew I. Rudman, director del Instituto México en el Wilson Center, advierte que el desequilibrio entre la cantidad de vacunados “va a aumentar las divisiones”, así como los riesgos que supone que un biológico se convierta en “factor de discriminación”. “Es un doble discurso decir: ‘Tiene que recibir cualquier vacuna disponible’ y después decir: ‘Ah, no vamos a aceptar vacunas de otros países’”, señala.

Ha habido muchas críticas en el tema de la distribución de las vacunas del Covid-19. ¿Cómo ven ustedes los reclamos sobre falta de solidaridad en el tema de las vacunas?

No es fácil contestar, en cuanto a la reacción de los gobiernos. En cierta forma, hay mucha presión sobre los gobiernos para proporcionar o dar acceso vacunas a sus poblaciones. Al mismo tiempo, es cierto que tendremos que eliminar este Covid-19 de todo el mundo. No sirve si hay lugares donde existe y lugares donde no existe.

En unos países, como Estados Unidos, están aplicando ya terceras dosis, mientras en otros ni siquiera han logrado cubrir al 25% de la población con al menos una dosis de la vacuna. ¿Qué significan y qué consecuencias pueden tener estas diferencias?

Sin duda eso va a aumentar en cierta forma las divisiones o las diferencias entre países más desarrollados o países donde por lo menos hay acceso a vacunas y países donde no todavía no hay. Todo mundo tiene que aprender las lecciones de esta pandemia para tratar de prepararnos todos para la próxima pandemia. Una parte de eso es la distribución de vacunas, y cómo balanceamos la demanda de países donde desarrollaron las vacunas y países que dependen del desarrollo de otros países. No es fácil de resolver, pero si estamos ya dando la tercera dosis en EU implica que hay más protección aquí que en otros países. Fue una decisión de política pública y probablemente de política también, esa idea de dar más protección a ciertas personas, cuando al mismo tiempo hay muchos que no tienen acceso a por lo menos una dosis.

Esa es una parte del problema. Conforme avanza la vacunación, algo que se veía venir ya es una realidad. Algunos países están flexibilizando normas de viaje, ingresos, para las personas vacunadas. Pero no con todas las vacunas. ¿Se convierte el tipo de vacuna en un factor de discriminación?

En cierta forma supongo que sí es discriminación. No estoy seguro de que la política tenga sentido o sea la mejor política. Es verdad que la vacuna rusa no tiene reconocimiento del OMS ni del FDA y las otras sí. Tiene sentido decir que si la vacuna no tiene autorización de ninguna agencia global, hay un riesgo al permitir la entrada de personas vacunadas con esa vacuna. Al mismo tiempo, la mayoría en México o Estados Unidos o cualquier otro país no tienen opción de otros países no tienen opción de escoger su vacuna. Imagino que hay personas que no saben exactamente cuál vacuna recibieron.
Es en cierta forma discriminación, porque los viajeros no tenían opción, no fue su decisión. Además, aunque no tiene aprobación del OMS, según la prensa y estudios en varios lugares es posible por lo menos que la vacuna rusa tenga una eficacia mayor que las de China. Entonces si estamos tratando de evitar más contagios, es un poco peligroso limitar el acceso a los vacunados con la rusa y permitir la entrada a quienes se pusieron la china, que parece tener una eficacia menos alta.

¿Estamos hablando además de un doble discurso? En su momento, el presidente Joe Biden llamó a la gente a ponerse la vacuna que estuviera disponible. Pero ahora se limita el acceso sólo a quienes tienen ciertas vacunas.

Sí, sin duda. La distinción y no sé si alguien quiera aceptarlo o no, es que Biden estaba pensando en el mercado doméstico, en la situación doméstica, donde no hay acceso a vacunas que no tengan aprobación del FDA. Imagino que la política nuestra sobre el acceso viene de un pensamiento más sobre la situación doméstica. Pero es un doble discurso decir: 'tiene que recibir cualquier vacuna disponible' y después decir: 'ah, no vamos a aceptar vacunas de otros países'.

vacunas_mundo.gif

En términos de la cantidad de viajes, de negocios, que hay entre EU y México, ¿qué problemas genera el que no se estén aceptando todas las vacunas?

Hay tanto comercio, tanto intercambio de personas, que sin duda va a tener un impacto. Aunque entiendo el proceso de pensamiento de la FDA, de la administración, de permitir el ingreso sólo a personas con ciertas vacunas, no sé si sea una política realista, bien pensada, desde dos puntos de vista: comercial y en cuanto a que no fue una opción... Sería mejor pedir comprobante de vacunación y no insistir en ciertas vacunas. No fue posible y tampoco sabemos cuál es la eficacia de ciertas vacunas. Si la rusa tiene más de 90%, es mejor que la china. ¿Qué estamos tratando de evitar al negar el ingreso a la vacuna rusa?

¿Podríamos hablar de un uso de la vacuna como herramienta política?

Sí, sin duda. Por ejemplo, sabemos que al principio hubo exportación de vacunas rusa y china, mucho antes de la exportación de la vacuna estadounidense. Es importante notar que en cuanto a donaciones, no venta, sino donaciones, Estados Unidos es el único país que ha donado a México vacunas. Rusia y China y posiblemente otros países están vendiendo... Hubiera sido difícil al principio para la administración Biden decir: en vez de vacunar a ciudadanos americanos o residentes aquí, vamos a mandar vacunas a otros países. Cuando hubo exceso de vacunas, inmediatamente las mandó a México y Canadá, nuestros socios comerciales y vecinos más cercanos. Rusia y China, como no son sistemas democráticos, sino autoritarios, es mucho más fácil para el gobierno decir: en vez de vacunar aquí, vamos a mandar allá. Es más peligroso, si no difícil, que la gente se queje. Tenemos que tener en cuenta las realidades sistémicas o domésticas. Pero sí, es una herramienta, como cualquier donación o venta. Es diplomacia comercial.

¿Hacer obligatoria la vacuna es la solución?

Los datos indican que los mandatos sí impactan en forma positiva la tasa de vacunación. En Estados Unidos hay mucho debate sobre el rol del gobierno, si es o no correcto implementar mandatos para que la gente cumpla. En mi opinión, insistir en que alguien se vacune, cuando la vacuna es accesible en todo el país, no es distinto de obligaciones como la de obtener una licencia de conducir, o tener seguros para manejar. Insistimos en que nuestros hijos tengan vacunación contra varias enfermedades, yo no veo distinción. Cuando sabemos que la vacuna puede protegernos, puede salvar vidas, tiene sentido insistir.

Es una lástima que politizaron tanto ese tema de vacunación en Estados Unidos, que haya gente que diga que no cree que exista el Covid-19 hasta el momento que mueren.

¿Cómo se ve la estrategia mexicana frente a la pandemia y la de vacunación? ¿Qué podría destacarse y cuáles serían los puntos negativos?

Cada país tiene su propia estrategia en cuanto a la decisión de a quién dar la vacuna. En Estados Unidos empezamos con los más vulnerables. En México decidieron enfocar por edad, o por lugar. En Estados Unidos hubo más vacunas y se abrió el acceso por categoría, es otra estrategia. Cuando hay más demanda que oferta, hay que decidir quién va a recibir la vacuna. Sin duda se puede criticar las restricciones, pero la realidad es que había más demanda que oferta.

En términos más amplios, en cuanto a la respuesta a la pandemia, hay dos informes, uno de Lancet, y otro de la Universidad de California, en San Francisco, que presentan un análisis bastante completo del manejo de México. Yo diría que una crítica posiblemente es que la pandemia empezó en Estados Unidos unas tres o cuatro semanas antes de que llegó México y este país no tomó ventaja de esas tres o cuatro semanas para prepararse mejor.

Probablemente perdieron tiempo y eso fue en parte porque México y otros países, al principio, negaron que el virus fuera algo peligroso. Ahora sabemos que fue un gran error.

Hubo al principio demoras en la distribución de las vacunas. La decisión de no aceptar la ayuda del sector privado en cuanto a la distribución fue un error.

Pero México ahora está vacunando, la tasa de vacunación está aumentando mucho. Y se enfocaron mucho en la frontera con Estados Unidos, en forma exitosa, para asegurar tasas de vacunación muy alta, con la expectativa, no realizada hasta ahora, de que se abriera la frontera.

Lee también: Muere en prisión militar venezolano Raúl Baduel, considerado "preso político"

Temas Relacionados
vacunas EU covid El Universal Plus
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios