Indecisos, clave para decidir futuro de Chile

El derechista José Antonio Kast Rist y el izquierdista Gabriel Boric Font definirán la segunda y definitiva ronda de los comicios presidenciales chilenos

Indecisos, clave para decidir futuro de Chile
Un militar hace guardia en un colegio electoral de la escuela secundaria Portugal en Punta Arenas, Chile. Foto: Claudio Reyes/ AFP.
Mundo 18/12/2021 23:29 José Meléndez, corresponsal Actualizada 08:30
Guardando favorito...

San José. – Sin un favorito para ganar en un cierre con final de fotografía, Chile acudirá hoy a una de las elecciones presidenciales más disputadas de su historia y, atado a la radicalización heredada por las piezas claves en el golpe de Estado de 1973—Salvador Allende y Augusto Pinochet—, en una contienda polarizada entre personajes de izquierda y derecha: los opositores Gabriel Boric Font y José Antonio Kast Rist.

Chile decidirá si retorna a la derecha ortodoxa con Kast, seguidor y defensor confeso de Pinochet, o a la izquierda radical con Boric, más cercano a posiciones extremas que los presidentes de centro—izquierda que gobernaron a partir de que, en marzo de 1990, comenzó el retorno a la democracia tras 17 años de dictadura militar.

Pese a su consolidación democrática y a su aparato institucional post—dictadura, Chile siguió atrapado entre polos opuestos y anclado en el 11 de septiembre de 1973, cuando Pinochet, un general ultraderechista que gobernó a sangre y fuego, derrocó a Allende, un político socialista que murió ese mismo día y, con solo 34 meses de su mandato de 72, emergió como ícono de la izquierda interamericana.

Leer también: Apoyo de AMLO trajo más líos a Perú

El antagonismo se asentó en Chile tras la primera ronda electoral, que se efectuó el 21 de noviembre anterior y en la que Kast recibió un millón 961 mil 122 votos, que equivalieron al 27.91%, mientras Boric obtuvo un millón 814 mil 809 sufragios, que correspondieron al 25.83%. El vencedor de hoy será el aspirante que capte más votos.

Aunque derrotaron a cinco candidatos de izquierda a derecha, incluido el oficialismo, ninguno obtuvo el mínimo necesario superior al 50% para ganar en primera vuelta y pasaron a la segunda y definitiva de hoy.

En un país con 15 millones 30 mil 973 electores entre sus 19,3 millones de habitantes y con los indecisos como factor que inclinaría el escenario para redirigir a Chile a la derecha o la izquierda, el abstencionismo en noviembre fue del 52.66%—votaron 7 millones 115 mil 590 personas o 47.34%—y será crucial en la lucha de hoy.

La consulta se hará en medio de una Convención Constitucional, que surgió de los disturbios antigubernamentales de octubre de 2019 en Chile y en julio anterior empezó a redactar una carta magna que sustituirá a la heredada por Pinochet en 1990 y será ratificada o rechazada en comicios en 2022.

Ofertas

Los chilenos se toparán hoy en las urnas con dos competidores.

Nacido en 1986, de 35 años, casado y sin hijos, Boric se egresó de Derecho y sin titularse, ya que en 2011 ingresó a la vida política para convertirse desde 2013 en diputado. En 2021 asumió la candidatura presidencial de Apruebo Dignidad, coalición en la que están Convergencia Social, que es su base política, en alianza con el Partido Comunista y otras tres agrupaciones izquierdistas.

La plataforma central de Boric propone más presencia del Estado en la economía, con una profunda reforma al sistema privado de pensiones y en salud, impuestos y salarios, así como reducir la jornada laboral, ampliar la organización sindical y variar la política exterior para acercarse a la izquierda latinoamericana.

Nacido en 1966, de 55, casado y con 9 hijos, Kast es un abogado y católico practicante que, en el inicio de su carrera política, apoyó en 1988 en un plebiscito la opción de la continuidad de Pinochet en la presidencia. En 1996 ganó un puesto municipal, fue diputado de 2002 a 2014 y tras diversos movimientos políticos, en 2019 inscribió su Partido Republicano, del que es candidato presidencial.

La base política de Kast impulsa mayor ataque a la delincuencia y, en especial, al narcotráfico, con una menor injerencia estatal en la economía, recorte de impuestos para incentivar la inversión privada, cierre de fronteras mediante la apertura de una zanja para contener e impedir la migración irregular y rechazo al aborto.

Leer también: Reportan al menos 13 muertos por conflicto de tierras en Guatemala

En un reflejo del mapa electoral, los chilenos están divididos.

Desde uno de los bandos, el chileno Héctor Martínez, de 74, casado, con tres hijos, fotógrafo jubilado y de Iquique, en el norte de ese país, argumentó que “como creo en la república y en el sistema democrático, el único que me da garantías de democracia republicana es Boric, porque está acorde a los momentos que estamos viviendo”.

“Hay que respetar la mesa constituyente. Sé que él es un joven y que le falta gente para gobernar y experiencia. A todos en la vida nos ha faltado experiencia para algunas cosas”, adujo Martínez a EL UNIVERSAL.

Desde el otro, la chilena Carolina Hurtado, de 45, casada, con tres hijos, ingeniera comercial y vecina de Santiago de Chile, en el centro de esa nación, alegó que “aunque Kast es de extrema derecha, y los extremos nunca son buenos, me parece que es lo que Chile necesita en este momento”.

“Perdimos estabilidad social, seguridad y crecimiento económico con el coronavirus y hay que restablecer la confianza interna y la confianza del resto de países y de los inversionistas privados. Por esa razón me parece que Kast va a traer esa estabilidad y esa seguridad a Chile”, dijo Hurtado a este diario.

Golpes

Datos oficiales mostraron que, por Covid—19, Chile pasó de un millón 740 mil 496 enfermos y 38 mil 94 muertos al 20 de noviembre anterior a un millón 789 mil 109 pacientes y 38 mil 812 fallecidos a ayer.

Las proyecciones oficiales evidenciaron que, por la crisis en salud, Chile registró en 2020 una contracción económica del 5,8% al 6% y en 2021 lograría recuperarse al 9,2%.

Estudios independientes e internacionales indicaron que la pobreza multidimensional (ingresos, salud, educación, seguridad social o vivienda) llegó en 2019 al 20,7% o 3,6 millones de chilenos y que, en 2017, el 1% más adinerado de Chile captó el 26,5% de la riqueza, mientras el 50% de los hogares más pobres accedió solo al 2,1% de la riqueza neta.

En el confuso escenario socioeconómico y político tras dos jornadas electorales, los senadores, diputados y consejeros electos en noviembre y el ganador de hoy asumirán el 1 de marzo de 2022 un mandato de cuatro años.

Leer también: Repatrian a Guatemala cuerpos de migrantes fallecidos en accidente

Comentarios