​Hungría emite enmienda constitucional que prohíbe vivir en las calles

La enmienda constitucional autorizará a la policía a emitir advertencias a cualquiera que viva en áreas públicas; las sanciones incluyen tiempo en prisión o seis meses en programas de obras públicas
Protestan contra ley que prohíbe a personas vivir en la calle en Budapest
(Foto: EFE)
14/10/2018
20:13
AP
BUDAPEST, Hungría
-A +A

Una enmienda constitucional que prohíbe que la gente viva en áreas públicas entrará en vigor el lunes en Hungría, pero la mayor preocupación de Ferenc Ribeny es el destino de su perro. 
 
La enmienda autorizará a la policía a emitir advertencias a cualquiera que viva en áreas públicas. Las sanciones para las personas que reciban cuatro advertencias en un periodo de 90 días, incluyen tiempo en prisión o seis meses en programas de obras públicas. 
 
Ribeny, de 67 años y expropietario de un restaurante, lleva un año viviendo en las calles de Budapest. Su compañero es Mazli, un terrier que recibió después de que su esposa murió hace siete años. Ribeny dijo que ha solicitado empleo en un albergue animal y preguntado si puede ocupar un contenedor de embarque convertido en vivienda. 
 
“Espero que se arregle, porque de otra forma no sé qué haré”, dijo el domingo Ribeny durante un almuerzo en un albergue diurno. Sin Mazli, “realmente no tiene caso vivir”. 
 
La séptima enmienda a la Ley Básica, como ahora se llama a la Constitución de Hungría, fue aprobada en junio por los legisladores. Además de las medidas contra las personas sin hogar, incluye artículos cuyo objetivo es proteger la cultura cristiana de Hungría y limitar en gran medida la posibilidad de que refugiados reciban asilo. 
 
Las cortes declararon inconstitucional un intento previo del gobierno del primer ministro Viktor Orban de criminalizar vivir en las calles. Al incluirlo en la Ley Básica se complica más una impugnación legal. 
 
Los defensores de quienes viven en la vía pública dicen que es poco probable que la prohibición y la amenaza de encarcelar a los infractores resuelva el problema, sobre todo cuando muchos de los que están en la calle necesitan atención médica y psicológica que la mayoría de los albergues no puede proporcionar. 
 
Se necesitan más recursos para evitar que la gente se quede sin hogar y albergar a los que terminan sin un lugar para quedarse, dijo el director de la Fundación Albergue, Zoltan Aknai. 
 
“Ha habido varios intentos infructuosos en el actual sistema de atención a las personas sin hogar para albergar a aquellos que viven en la calle”, dijo Aknai. “Ahora, las autoridades intentan lograr esto con medidas más severas”. 
 
El gobierno húngaro dice que 9 mil 800 lugares están disponibles en albergues a nivel nacional para pernoctar, y que hay 19 mil en total, y que recientemente destinó 9 mil 100 millones de forintos (32.2 millones de dólares) para ayudar a la gente sin casa.
 
Los cálculos extraoficiales dicen que la población de personas que viven en la vía pública en Budapest es de 30 mil. 
 
lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal