El mundo se paró para ver la boda de Carlos y Diana

A pesar de los escándalos y problemas, la monarquía, dice, se mantiene como una institución respetada, única

El mundo se paró para ver la boda de Carlos y Diana
El fotógrafo afirma que la boda real marcó un parteaguas histórico. fotos: Cortesía Getty Images Royal/Photographer Chris Jackson
Mundo 23/08/2021 03:15 Guadalupe Galván Actualizada 03:20
Guardando favorito...

La boda de Diana y el príncipe Carlos, hace 40 años, acaparó la atención mundial. Chris Jackson, fotógrafo de la realeza, asegura que fue un “día histórico”, en el que “el mundo se detuvo”. Tras años de capturar las imágenes de la familia real, Jackson, quien trabaja para Getty Images, afirma que aún se emociona y que, a pesar de la presión, “cuando miro fotos históricas de la Familia Real, recuerdo que las fotos que tomo todos los días forman un registro importante y perdurable que será mirado y analizado durante los años e incluso los siglos por venir”. 
 
Han pasado 40 años desde que Diana se casó con el príncipe Carlos. Ese matrimonio acercó a la familia real al pueblo, dado al carisma de Diana. ¿Qué piensas cuando ves las fotos de ese día? 

chris_jackson_fotografo_de_la_realeza_0.jpg
Chris Jackson ha seguido de cerca la vida de la familia real y docu-mentó, hace 40 años, la unión del príncipe Carlos con Lady Di.
 
El 29 de julio de 1981, el mundo se detuvo para ver lo que se llamó La Boda del Siglo entre el príncipe Carlos y Lady Diana Spencer. Ese fue un día histórico en la historia del Monarca, y puntos de referencia como estos hacen que fotografiar a la familia real sea tan único y te recuerden los siglos de tradición que permanecen en su esencia. El día estuvo lleno de mucha pompa y ceremonia, pero uno de los momentos icónicos de ese día fue en el balcón del Palacio de Buckingham después de la boda, donde el príncipe Carlos y Lady Diana se besaron frente a casi cuatro mil personas, estableciendo una nueva tradición en el balcón del Palacio en los próximos años. 

 
¿En qué se diferencia la boda de Lady Di y el Príncipe Carlos con del príncipe William y Kate? 

— Esta fue la primera gran boda real en décadas. Fue un día de primavera increíble y la gente estaba emocionada ya que habían llegado de todo el mundo para presenciar el matrimonio. Mi trabajo específico era capturar al Duque y a la Duquesa caminando por las escaleras de la Abadía de Westminster ya como una pareja casada. Se había hablado mucho sobre este momento y, si bien, es el tipo de cosas que técnicamente hago todos los días, creo que si agregas la enormidad del momento, el hecho de que hay miles de millones de personas observando, observando mientras bajan frente a la Abadía, se sumó a los nervios. Estaba parado en el Monumento a la Guerra de Crimea, a casi 10 metros del frente de la Abadía, para capturar las llegadas y las salidas también, pero la imagen clave que estaba buscando era la toma de cuerpo entero del Duque y la Duquesa como esposos. Fue un momento histórico muy especial. Recuerdo los vítores de la multitud y los clics de las cámaras cuando salieron al frente de la Abadía y fue una atmósfera increíble. Con toda esta anticipación, fueron literalmente solo momentos en que los recién casados se detuvieron en el escalón antes de subir al carruaje y dirigirse al Palacio de Buckingham. Getty Images fotografió la boda desde casi todos los ángulos, ese fue mi lugar particular. Nuestro equipo de fotógrafos lo tomó en fotografía panorámica, en 3D e incluso en fotografía infrarroja. Yo realmente estaba pensando en hacer la toma y en hacerlo bien.  

boda_carlos_y_diana-1.jpg
 
¿Cómo es que fotografías o te ajustas a los estándares de la familia real? ¿Cuál es tu objetivo cuando tomas ese tipo de fotografías?  

— Estos grandes eventos históricos solo ocurren en un puñado de ocasiones en nuestras carreras, por lo que ciertamente, se siente emoción en un día como en la boda real. Más allá de las bodas reales, los bautizos y los nacimientos también son periodos de celebración nacional y mundial que provocan un aumento en la buena voluntad y el sentimiento positivo en el país, y, a menudo, es un honor estar al frente de estos momentos especiales. Si bien, el ambiente es de mucha presión en los grandes eventos de la realeza, y puede volverse bastante agotador, trato de tomarme un minuto para saborear este tipo de momentos para "pellizcarme" y recordarme a mí mismo que debo dar un paso atrás, absorber el momento y darme cuenta de que esto probablemente nunca volverá a suceder en mi vida. Como fotógrafo de la realiza, cuando miro fotos históricas de la Familia Real, recuerdo que las fotos que tomo todos los días forman un registro importante y perdurable que será mirado y analizado durante los años e incluso los siglos por venir, por ello tengo que hacerlo bien desde la primera vez, durante estos momentos importantes de la historia. 

 
En los últimos meses, la Familia Real ha estado en medio de la controversia debido a la separación de Harry y Meghan de la realeza. Para un fotógrafo como tú, que los conoce de cerca, que ha estado con ellos en momentos íntimos y grandes eventos, ¿cómo se siente esta situación? 

— Siempre me ha gustado fotografiar al Príncipe Harry; siempre ha tenido una energía real, un rostro expresivo y uno aprende a esperar lo inesperado (¡como cuando salió corriendo al principio de una carrera con el hombre más rápido del mundo, Usain Bolt, durante una visita a Jamaica!). Es apasionado y enfocado, y me encantó estar allí detrás de escena viendo eventos como los Invictus Games que se desarrolló a lo largo de algunos años de una simple idea hasta convertirse en un gran evento global que inspira a muchas, muchas personas. Su amor por África ha sido evidente en los viajes que hice allí para documentar su trabajo con Sentebale, su deseo de cambiar las cosas para mejorar (la vida) a estos niños vulnerables es claro y ya ha logrado mucho. He fotografiado a Harry mucho a lo largo de los años con obras de caridad, así como con deberes oficiales reales y, hasta hace un par de años, era un miembro de la realeza en solitario, por así decirlo. Ha sido muy emocionante verlo con Meghan, significa fotografiarlo de una manera completamente diferente. Después de que se uniera a él en los Juegos Invictus en 2017 y antes de casarse, vimos a Meghan y al Príncipe Harry hacer sus primeras caminatas y visitas públicas y unirse a la familia en Navidad, fue sin duda un periodo emocionante de la fotografía real y una parte importante del 'tejido' de la historia real. 

lady_di.jpg
 
Como creador de contenido visual, ¿cómo describiría estos cambios en la sociedad real? ¿Crees que esos son importantes? ¿Por qué?
 

— Ha sido un honor fotografiar a la familia real a lo largo de los años. Tengo tantos recuerdos favoritos al documentar los momentos más grandes e íntimos de ellos. Si bien, la tradición y la formalidad forman parte integral de lo que significa ser un miembro de la realeza, son sus interacciones sinceras las que le recuerdan que todavía son solo marido y mujer, madre e hijo, padre e hijo o hermana y hermano. La pompa y la ceremonia son muy importantes, pero me encanta fotografiar los momentos más relajados, ese tipo de momentos de interacción y humanidad. La familia real moderna que vemos hoy está encabezada por un Monarca que es respetado y venerado en todo el mundo, es una institución única que para muchos es como ninguna otra. Se nos recuerda su continua relevancia para el público, ya que los vemos en las portadas de las revistas y en los medios de comunicación de forma regular, y su trabajo con organizaciones benéficas y como embajadores mundiales para el país y las buenas causas es insuperable. 

Leer también: "Nunca quise hacerle daño", afirma periodista de BBC que entrevistó a Lady Di en 1995

Comentarios