“El gobierno de México sabe dónde está Caro Quintero”: ex agente de la DEA

En entrevista con EL UNIVERSAL, Phil Jordan dice que Caro Quintero tiene la garantía de que podrá seguir libre y en una aparente clandestinidad, porque conoce los grandes secretos de la corrupción en los gobiernos de ambos países; habla también del caso Cienfuegos

kiki camarena DEA
Ilustración de Iván Vargas EL UNIVERSAL
Mundo 01/12/2020 00:30 José Meléndez, corresponsal Actualizada 05:00
Guardando favorito...

San José. – A sus 78 años, el estadounidense Phil Jordan es una enciclopedia sobre los enigmas del narcotráfico mundial.

Reclutado en 1965 por el aparato policial de Estados Unidos de combate al narcotráfico que en 1973 se convirtió en la DEA, agencia antidroga de ese país, Jordan laboró en ese cuerpo hasta 1995, en una carrera de 30 años en la que ocupó puestos claves de la inteligencia de esa corporación en la frontera mexicano-estadounidense.

Jordan conoció los entretelones de uno de los casos más graves y turbulentos en los nexos de EU con los gobiernos de México de los últimos 35 años: el asesinato del mexicano-estadounidense Enrique Kiki Camarena, agente de la DEA, en febrero de 1985 en una residencia en Guadalajara, Jalisco.

Desde su retiro en EU, Jordan concedió una entrevista telefónica a EL UNIVERSAL sobre la decisión que la DEA adoptó en octubre anterior de volver a designar al narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero,  fugitivo desde agosto de 2013 e involucrado en la muerte de Camarena, como el criminal más buscado por esa agencia y ofrecer una recompensa de 20 millones de dólares por su captura. Caro Quintero quedó libre en 2013 en una controversia legal en su proceso en torno a Kiki.

“La verdad está escrita en los gobiernos de México y de EU. A ninguno de los dos le conviene que salga la verdad” sobre el asesinato de Camarena, dijo Jordan.

El gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “sabe dónde está (Caro Quintero), para cuando quieren hablar con él. Conocí un infrmante que cuando iba a México iba a comer o a cenar con Caro Quintero. Así que decir que está así (prófugo) en México es una mentira”, añadió.

“Ninguno quiere abrir el baúl de los secretos”, recalcó.

Caro Quintero se asoció con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para traficar armas y drogas y financiar a la “contra” nicaragüense, organización armada creada en 1982 por el entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan, para la guerra contra el gobierno comunista de turno en Nicaragua.

También lee: Tribunal desecha recurso de Caro Quintero para que Corte atraiga amparo contra extradición

Camarena descubrió que la CIA le rentó a Caro Quintero el Rancho Veracruz, en el estado de Veracruz, para un operativo aéreo de ida y vuelta: traficar armas de EU vía México a Nicaragua.

De regreso a México, las naves hicieron escala en Colombia para recoger cargamentos de cocaína cuyo destino final fue el mercado estadounidense, en un negocio que surtió las finanzas de la “contra”.

El gobierno de México de 1982 a 1988, presidido por Miguel de la Madrid (1934-2012), rechazó una petición de EU de ayudar a la “contra”, pero puso en contacto a la CIA con Caro Quintero, aseguró Jordan.

Perseguido por los asesinatos Camarena y de su piloto, el mexicano Alfredo Zavala, Caro Quintero huyó en marzo de 1985 a Costa Rica, donde en abril de ese año fue detenido y deportado a México.

El narcotraficante fue condenado en diciembre de 1989 en México a 199 años por la muerte de Camarena y otros hechos: privación ilegal de la libertad en modalidad de secuestro, homicidio calificado, siembre, cultivo, cosecha, transporte y tráfico de marihuana, suministro de cocaína y asociación delictuosa.

También lee: Caro Quintero, como en los viejos tiempos

Por el asesinato de Camarena, una corte de EU impuso en la década de 1990 variadas condenas de cárcel al narcotraficante hondureño Ramón Matta Ballesteros y a los mexicanos Rubén Zuno Arce, Javier Vásquez Velásquez y Juan José Bernabé Ramírez.

Camarena fue torturado unas 30 horas en una casa de Zuno Arce, en un hecho que implicó a los narcotraficantes mexicanos Miguel Ángel Félix Gallardo (preso desde 1989) y Ernesto Fonseca Carrillo (preso de 1985 a 2016 y ahora en prisión domiciliaria).

c3a4f038-b02a-401f-aa1d-71f099219bc1.jpg
Ilustración de Iván Vargas EL UINVERSAL

¿Por qué la DEA resurge a Caro Quintero en estos momentos?

Caro Quintero siempre ha sido el número uno para la DEA. Pero, en México, Caro Quintero no es buscado. El gobierno (mexicano) sabe dónde está, para cuando quieren hablar con él. Conocí un informante que cuando iba a México iba a comer o cenar con Caro Quintero. Así que decir que está así (prófugo) en México es una mentira.

¿No está prófugo ni en la clandestinidad y está localizable?

Sí. Y mientras que tenga el dinero que tiene para comprar a los políticos y al gobierno, tendría que hacer una tontería. Es difícil que lo arresten mientras él tenga todo comprado. Es muy sencilla la cosa. El único modo que no puede salir de la cárcel es que lo manden para acá (EU) y aquí no va a poder tener a varias gentes que lo vengan a visitar. Su mamá no le va a poder hacer la cena.

Estando preso de 1985 a 2013, ¿nunca dejó Caro Quintero de estar en las grandes ligas del narcotráfico?

También lee: ¿Quién es Rafael Caro Quintero, el narco mexicano más buscado por la DEA?

Hay ligas grandes, pero no hay una liga que sea más grande que la de Caro Quintero. Este cobarde mató o fue uno de los que mataron a Kiki y eso nunca se va a olvidar en la DEA. Es uno de los más grandes traficantes, no de México, no de Estados Unidos, (sino) del mundo.

¿Tuvo complicidad de autoridades mexicanas para seguir en el narcotráfico en prisión?

Exactamente: 100%. Sí: 100%. Caro Quintero nunca paró, nunca ha parado y no va a parar. Y eso es por culpa de los dos gobiernos, no sólo de México sino también de EU. No importa cuál presidente sea. Él sigue, sigue y sigue.

Al colocarlo entre los más buscados, ¿está la DEA en pugna con la CIA, que lo protegió en la década de 1980, para destapar la verdad sobre Camarena?

Lo que yo no sabía cuando todavía estaba con la DEA era qué tan grave estaba la cosa de que Caro Quintero estaba involucrado con el gobierno de EU, especialmente en la guerra de los “contras”.

Mientras que él tenga toda la información que tiene en lo tocante al Rancho Veracruz que le tenía rentado al gobierno norteamericano, a la CIA, yo no pienso (…) que el gobierno de México lo quiera mandar para acá porque el gobierno de EU tampoco lo quiere.

No les conviene que se sepa la verdad de cómo mataron a Kiki, con la ayuda de Félix Rodríguez, un cubano que trabajaba con la CIA (en ayudar a la ´contra’), de Félix Gallardo, Fonseca y otros involucrados. (EL UNIVERSAL trató sin éxito obtener una reacción de Rodríguez a la denuncia. Rodríguez, conocido como “Máximo”, dirigió la captura y el asesinato del guerrillero argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara en 1967 en Bolivia)

Quisiera que México lo entregara (a Caro Quintero), pero el dinero, no sólo en México, es el que habla. No quiero decir que la corrupción está sólo en México cuando la más grande corrupción en el mundo está en EU. La verdad está escrita en los dos gobiernos. A ninguno de los dos les conviene que salga la verdad. Ninguno quiere abrir el baúl de los secretos.

¿Sabía el gobierno de Miguel de la Madrid lo que le iba a pasar a Camarena?

Sí, ellos sabían los detalles de lo que le iba a pasar. Y todavía está involucrado uno de ellos que estuvo allí, que sabía todo lo que le iba a pasar a Kiki, y está en el gobierno de López Obrador.

¿Sabía el gobierno de México que la CIA trabajaba con Caro Quintero en apoyo a la ‘contra’?

Sí. Eso es 100% correcto. El jefe de la DEA en ese tiempo en México sabía que EU le pidió ayuda a México y México le dijo: “No, nosotros no podemos ayudarte con los ‘contras’. No podemos”. Pero está documentado que hubo una recomendación del gobierno de México, que le dijo (a EU): “Nosotros no te podemos ayudar, pero hay alguien que te puede ayudar”. Y de ahí salió la movida con el que está protegido ahorita en México: Caro Quintero.

¿Es preferible tenerlo callado en México que hablando en EU?

Caro Quintero tiene mucho que descubrir si lo mandan para EU. Los exagentes de la DEA lo queremos acá, pero a ninguno de los dos gobiernos le conviene que salga la verdad.

También lee: La DEA coloca a Caro Quintero en el primer lugar de su lista de los más buscados 

Si hay un restaurante con las fórmulas de las comidas más deliciosas del mundo, no se va a reclutar al mesero. Se va a reclutar al que escribió los secretos de las recetas. El pretexto para entregar a Kiki a los narcotraficantes fue proteger los secretos que Kiki sabía.

Estuve con él nueve meses antes de que lo mataran. De la Ciudad de México a Guadalajara, los agentes de la (ya extinta) DFS (Dirección Federal de Seguridad) nos seguían a donde quiera que íbamos. Le pregunté: “Oye ‘Kiki’. ¿Sabes que nos están siguiendo eso vatos con las (armas calibre) 45?”. Me dice: “No te apures. Son de la DFS. Y ellos trabajan para los narcotraficantes y para la CIA”.

Cuando me regresé al hotel en Guadalajara, no estaba preocupado porque cuando Kiki me dijo que no me apure, yo no me apuré, pero sin saber que ya lo tenían (los de la DF) bajo de su ojo, porque él sabía mucho del Rancho Veracruz.

El informante de Kiki era Davala, el piloto y él sí se dio cuenta de los ranchos de Caro Quintero. Kiki estaba dedicado al Rancho Veracruz. De allí mandaban las armas a Nicaragua.

La corrupción en México está arriba de la mesa y en EU está debajo de la mesa. El dinero habló en contra de Kiki.

Conflicto por Cienfuegos.

En otra parte de la entrevista, Jordan advirtió que la decisión de EU de aceptar entregar al gobierno mexicano al general Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional y presuntamente involucrado en narcotráfico, dañó los vínculos de la DEA con las Fuerzas Armadas de México.

“Se perdió la confianza”, explicó el reputado veterano del combate al narcotráfico en el hemisferio occidental.

“La relación” de México con la DEA, “esta delicada” porque las autoridades estadounidenses “dejaron salir a Cienfuegos”, alertó, convencido de que lo que ocurrió con Cienfuegos marcó un antes y un después en los nexos de los aparatos militares y policiales estadounidenses con México.

Cienfuegos fue detenido por oficiales de la DEA el 15 de octubre anterior al ingresar, en un vuelo procedente de México, al aeropuerto internacional de Los Ángeles, California, por tres supuestos delitos de narcoactividad y uno por presunto lavado de dinero.

En una negociación entre los gobiernos de las dos naciones con intensa presión por el malestar del sector castrense mexicano ante lo sucedido al exsecretario, Cienfuegos fue sorpresivamente exonerado de cargos el 18 de noviembre por Washington y devuelto ese mismo día a México.

EU adujo que la decisión de devolver al general que de 2012 a 2018, en la administración de Enrique Peña Nieto, se desempeñó como secretario de la Defensa Nacional, respondió a factores de política exterior “delicadas e importantes que pesan más que el interés” de Washington de “perseguir y enjuiciar” al militar en retiro.

México, que protestó ante EU por arrestar a Cienfuegos sin haberle informado, prometió que no habrá impunidad.

Jordan recordó que el juicio en una corte de Nueva York, de noviembre de 2018 a febrero de 2019, por el que el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, fue condenado a cadena perpetua y 30 años más de cárcel por narcoactividad, mostró abundante información de los supuestos lazos de los narcotraficantes con militares de México, como Cienfuegos.

¿Cree que EU decidió devolver a Cienfuegos a cambio de que México le entregue a uno de los grandes capos mexicanos?

Sin saber a cuál es el gran capo que quiere (la DEA), es posible que quieran a Rafael Caro Quintero o a la familia Zambada (del cártel de Sinaloa). Hay varios narcotraficantes que son grandes ahora desde que sacaron a ‘El Chapo’.

Si me preguntan si me sorprendí de que dejaron salir a Cienfuegos, digo que no me sorprendí, pero tuvo que haber arreglos fuertes. México puede decir lo que quiera decir, pero la verdad no sé si va a salir antes de que el procurador de acá, (William Barr), se retire (en enero de 2021 con el cambio de gobierno) pero después probablemente saldrá.

¿Cómo está el vínculo de la DEA con las fuerzas armadas mexicanas?

La relación, por lo pronto, mientras que dejaran de salir a Cienfuegos, la relación está delicada. En el papel se va a ver como siempre, pero en realidad ya se perdió la confianza.

La DEA dijo que tenía un caso fuerte contra Cienfuegos.

De eso estoy al 100% seguro. Antes de decidirse arrestar a un oficial de la estatura de Cienfuegos, vale más tener todo alineado. Estoy casi seguro de que tenían una causa muy fuerte.

Lo que yo sé de la inteligencia de la DEA (es que) tenían hecha una causa muy grande (contra Cienfuegos) por todo lo que salió en el juicio de El Chapo Guzmán.

Me extrañó cuando Cienfuegos se vino a Los Ángeles, sabiendo que el testimonio en Nueva York no era bueno para él y para todos los que le pidieron dinero a El Chapo. Y los dos gobiernos saben quiénes son (los que le pidieron dinero).

¿Se ha debilitado el papel de la DEA en México por lo de Cienfuegos?

Si alguien está invitado a mi casa, tiene que portarse bien en mi casa. Si no se comporta, entonces hay problemas. Hay una cosa que dijo México correctamente: ¿por qué no le avisaron al presidente Andrés Manuel López Obrador del arresto de Cienfuegos?

Porque cuando se trata de esta estatura de gente, también de este lado (en EU) pasan cosas así que no se le platica todo a las otras agencias, aunque sean federales o que sean amigas. No se confía, para que no haya fugas de información.

Pero la razón que están dando es que el procurador (Barr) devolvió a Cienfuegos para que México mandara un narcotraficante de alta estatura a EU. Eso ya es de la política. Es asunto del Fiscal General de México (Alejandro Gertz) y de EU, es asunto de ellos. Sin estar yo adentro, pero tampoco nací ayer o anteayer, hay cosas que son secretas y de eso no puedo decir cómo, cuándo ni dónde.

En este escenario, ¿hay una ofensiva de mafias chinas para llevar droga a EU vía México?

A los chinos no les importa cuantos estadounidenses maten. A ellos no les importa que sea Caro Quintero vendiendo sus drogas. Él quiere a la gente viva (en EU) para que pueda comprarle más. A los chinos, que están mandando el veneno por México a EU, no les importa cuantos se mueran en México y en EU.

Los chinos están metiendo, probablemente con más ganas, los opiáceos como el fentanilo y todos los precursores químicos que se necesitan para hacer las otras drogas, como la metanfetamina.

No le voy a echar (toda la culpa) a México, especialmente cuando crece la demanda por las drogas, y ahora que los chinos están involucrados con México mandándonos el veneno del fentanilo.

ml

Comentarios