Discurso de la victoria de Kamala Harris

Discurso de la victoria de Kamala Harris
Foto: Archivo
Mundo 08/11/2020 14:37 Redacción Actualizada 14:37
Guardando favorito...

Buenas noches. 
 
Antes de su muerte, el congresista John Lewis escribió: "La democracia no es un estado, es un acto". Lo que él quería decir es que la democracia estadounidense no está garantizada. 
 
La democracia es tan fuerte como nuestra voluntad de pelear por ella y no darla por sentado. Proteger nuestra democracia nos cuesta esfuerzo, cuesta sacrificio, pero hay felicidad en ello y hay progreso porque nosotros, el pueblo, tenemos el poder de construir un mejor futuro
 
Y cuando nuestra propia democracia estaba plasmada en las boletas electorales durante esta elección, con el alma de Estados Unidos en juego y mientras el mundo observaba, ustedes marcaron el inicio de un nuevo día para Estados Unidos
 
A nuestro equipo de campaña y voluntarios, un extraordinario equipo: gracias por atraer más gente que nunca a este proceso democrático y por hacer esta victoria posible. 
 
A los trabajadores electorales y a los funcionarios electorales en todo el país, quienes han trabajado incansablemente para asegurarse de que cada voto sea contado: nuestra nación les debe una deuda de gratitud. Ustedes han protegido la integridad de nuestra democracia. 
 
Y al pueblo estadounidense, quienes forman nuestro hermoso país: gracias por salir a votar en números históricos para que sus voces sean escuchadas. 
 
Sé que los tiempos han sido difíciles, especialmente los últimos meses. La tristeza, la pena y el dolor. Las preocupaciones y las batallas. Pero también he observado su valentina, su fortaleza y la generosidad de su espíritu. 
 
Durante cuatro años, ustedes marcharon y se organizaron por la igualdad y la justicia, por nuestras vidas y por nuestro planeta. Y después votaron y mandaron un mensaje muy claro. Ustedes eligieron fe, unidad, decencia, ciencia y sí, verdad. Ustedes eligieron a Joe Biden como el próximo presidente de los Estados Unidos de América. 
 
Joe es un sanador, él une a las personas. Una mano firme y con experiencia. Una persona cuyas pérdidas le dan un sentido de propósito que nos ayudará a reclamar nuestro propio sentido de propósito como nación. 
 
Es un hombre con un gran corazón y que ama con desenfreno. Es su amor por Jill, quien será una increíble primera dama. Es su amor por Hunter y Ashley, y por sus nietos y por toda la familia Biden. Y aunque primero conocí a Joe como vicepresidente, yo realmente lo llegué a conocer como el padre que amó a Beau, mi querido amigo, a quien hoy recordamos. 
 
A mi esposo Doug, a nuestros hijos Cole y Ella, a mi hermana Maya y a toda nuestra familia: los amo más de lo que puedo expresar. 
 
Estamos muy agradecidos con Joe y Jill por darle la bienvenida a nuestra familia durante este increíble viaje. Y a la mujer responsable de que esté aquí hoy, a mi madre, Shyamala Gopalan Harris, que siempre está en nuestros corazones. 
 
Cuando ella llegó de la India a los 19, tal vez ella nunca imaginó este momento, pero creía tanto en un Estados Unidos en el que un momento como este es posible. Estoy pensando en ella y en las generaciones de mujeres, mujeres afroamericanas, asiáticas, blancas, latinase indígenas a través de la historia de nuestro país, quienes sentaron un precedente para este momento. 
 
Las mujeres que pelearon y sacrificaron mucho por la igualdad, libertad y justicia para todos, incluyendo a las mujeres afroamericanas, quienes a menudo son ignoradas, pero quienes siempre demuestran que son el pilar de nuestra democracia. 
 
Todas las mujeres que han trabajado para asegurar y proteger el derecho al voto por más de un siglo: hace 100 años con la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, hace 55 años con la Ley de Derecho al Voto y ahora en el 2020, con una nueva generación de mujeres en nuestro país, quienes votaron y continúan peleando por su derecho fundamental al voto y a ser escuchadas. 
 
Esta noche, reflexiono sobre su lucha, su determinación y la fuerza de su visión para ver qué se puede aliviar con lo que ya se ha hecho. Me paró sobre sus hombros. 
 
Es una gran prueba del carácter de Joe que él haya tenido la audacia de romper con una de las barreras más grandes que existe en nuestro país y haya elegido a una mujer como vicepresidenta. 
 
Aunque yo sea la primera mujer es este puesto, no seré la última, porque cada niña viendo este discurso ve que este es un país de posibilidades. Y a los niños de nuestro país, independientemente de su género, nuestro país les ha enviado un mensaje muy claro. 
 
Sueñen con ambición, lideren con convicción y véanse a sí mismos de una forma en la que otros no lo hagan porque nunca antes lo han visto. Pero sepan que los felicitaremos en cada paso que den. 
 
Y al pueblo estadounidense, no importa por quién hayan votado, yo lucharé por ser una vicepresidenta como Joe lo fue con el presidente Obama: leal, honesta y preparada, cada día me despertaré pensando en ustedes y en sus familias, porque ahora es cuando el trabajo de verdad comienza. El trabajo duro, el trabajo que es necesario, el trabajo bueno. El trabajo esencial para salvar vidas y vencer esta pandemia. Para reconstruir nuestra economía y que esta le sirva a la gente trabajadora. Para erradicar el racismo sistémico en nuestro sistema de justicia y nuestra sociedad. Para combatir el cambio climático. Para unir a nuestro país y sanar el alma de nuestra nación. 
 
El camino no será fácil, pero Estados Unidos está listo. También lo estamos Joe y yo. Hemos elegido a un presidente que representa lo mejor de nosotros. Un líder al que el mundo respetará y al que nuestros hijos admirarán. Un comandante en jefe que respetará a nuestras tropas y mantendrá seguro a nuestro país. Un presidente para los estadounidenses. 
 
Y ahora es un gran honor presentarles al presidente electo de los Estados Unidos de América, Joe Biden. 
 

Temas Relacionados
Kamala Harris
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios