Cárteles mexicanos extienden red en 4 continentes

Mundo 26/10/2021 02:45 Inder Bugarin / Corresponsal Actualizada 08:13
Guardando favorito...

Informe de la ONU advierte de la intensificación de sus actividades, en particular con metanfetaminas; Asia, mercado en la mira

Bruselas.— La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) alerta en un reporte sobre la intensificación de las actividades del narco mexicano en el suministro de metanfetaminas en cuatro continentes.

De acuerdo con el informe Drogas Sintéticas y Nuevas Sustancias Psicoactivas en América Latina y el Caribe 2021, los clanes mexicanos son responsables del aumento del tráfico de metanfetamina en Estados Unidos y Canadá.

Señala que en 2018, las incautaciones de esta sustancia en la frontera se “triplicaron con creces” en comparación a 2013, y las cantidades confiscadas en 2020 doblaron a las de 2018, confirmando la “tendencia creciente”. En total los decomisos en 2019 se situaron en 120 toneladas.

“Recientemente, Canadá ha informado de una afluencia de metanfetamina que se cree que procede de México”.

Para ilustrar este nuevo desafío sita el golpe dado por la policía de la Provincia de Ontario en febrero de 2019 en el que se incautaron 180kg. El estimulante estaba oculto en neumáticos de repuesto enviados con automóviles desde México.

De acuerdo con la agencia antinarcóticos (DEA), en Estados Unidos el Cártel de Sinaloa, junto con el Jalisco Nueva Generación (CJNG), son los que tienen ya mayor presencia en Estados Unidos. El primero, además de fentanilo, distribuye metanfetamina al por mayor mediante centros de distribución en diversas ciudades. Por su parte, el CJNG trafica de fentanilo a metanfetaminas utilizando corredores en ciudades colindantes con la frontera sureste de Estados Unidos, como Tijuana, Juárez y Nuevo Laredo.

“Además del tráfico de metanfetamina de México a Estados Unidos y Canadá, cada vez hay más informes sobre el tráfico de metanfetamina a otras regiones del mundo”, concretamente Asia y Oceanía. En estos últimos casos, los cárteles más mencionados en los últimos años son, de nueva cuenta, el de Sinaloa y el CJNG.

Si bien, como ocurre en algunos envíos a Estados Unidos, no siempre es posible determinar que la droga fue fabricada en México, “el tamaño de los cargamentos indica que están involucrados grupos delictivos con acceso a grandes cantidades de metanfetamina”.

“En particular, Australia, Japón y Nueva Zelanda han informado de incautaciones y operaciones de tráfico de metanfetamina a gran escala vinculadas a México en los últimos años”.

El informe hace referencia a incautaciones a gran escala de México hacia estos países por avión, barco y correo. Entre otros, menciona el operativo realizado en agosto de 2019 por la Policía Nacional Australiana y la Fuerza Fronteriza Australiana en el que se detuvo a un mexicano e incautaron 755 kg de metanfetamina de cristal oculta en un cargamento de pieles de vaca procedente de México.

También hay una mayor participación del narco mexicano en la producción y tráfico en Europa. Uno de los mayores golpes al narco tuvo lugar en marzo de 2020, cuando la Guardia Civil Española desmanteló en Alicante una organización criminal que introducía metanfetamina oculta en bloques de mármol procedente de México. En el operativo se interceptaron 752 kg.

En mayo de 2020, Eslovaquia reportó la mayor incautación individual de esta droga en el país, 1.5 toneladas, se cree que provenía de México y se traficó por Croacia.

Además del tráfico de metanfetamina desde México, se han registrado varios incidentes de ciudadanos mexicanos detenidos por estar involucrados en la fabricación de metanfetamina de cristal en Europa, particularmente en Holanda y Bélgica.

En Europa, de acuerdo con Europol, se ha detectado presencia de cárteles como el de Sinaloa, Tijuana y CJNG, entre otros.

Los servicios policiacos creen que el narco mexicano esté tratando de trasladar sus actividades de fabricación de metanfetamina de África Occidental a Europa, para facilitar los envíos a Asia y Oceanía, donde la droga tiene mayor demanda que entre los europeos.

En 2016 se desmanteló en Nigeria un gran laboratorio. La técnica de producción seguía la ruta sintética basada en la P-2-P (1-fenil-2-propanona), técnica dominada por los mexicanos. En aquella operación, fueron detenidos cuatro mexicanos que se cree aportaron conocimientos técnicos al método de síntesis, un fenómeno que se ha venido identificando de manera creciente en el Benelux desde 2018.

Las incautaciones de metanfetamina en América Latina se concentran principalmente en México, en donde el número de laboratorios desmantelados ha disminuido drásticamente, de más de 180 en 2015 a unos 40 en 2019.

“Pero esto no indica por fuerza un descenso en la fabricación de metanfetamina en el país”, señala.

Haciendo referencia a la DEA, asegura que la capacidad de producción de los laboratorios en México ha aumentado, de modo que los cárteles requieren menos instalaciones para fabricar a gran escala. La droga se produce principalmente en Baja California, Sinaloa, Jalisco y Michoacán.

“Otra explicación de la disminución de las incautaciones de laboratorios clandestinos en México podría ser la diversificación geográfica mediante su traslado a países vecinos al sur de México”. En Guatemala fueron descubiertos cuatro laboratorios en 2019.

El documento fue elaborado por el Servicio Científico y de Laboratorio de la UNODC bajo la supervisión del titular de esa instancia, Justice Tettey y Angela Me, Jefa de la Subdivisión de Investigación y Análisis de Tendencias.

El estudio examina la evolución de la problemática de las drogas sintéticas en la región desde 2014, destacando los cambios en la fabricación de metanfetamina, que ya no afecta solo a México sino también a sus vecinos del sur, y la aparición de nuevos mercados en Asia, Europa y Oceanía.

Igualmente advierte sobre la aparición de nuevas sustancias psicoactivas (NSP), algunas de ellas comercializadas como “cocaína rosa” o “2C-B, así como de diferentes cannabinoides sintéticos, algunos con efectos similares a los del THC.

En tanto que la aparición del fentanilo, “ha cambiado significativamente el panorama de las drogas sintéticas y los problemas que plantean a los países de la región y fuera de ella”.

En este rubro la delincuencia mexicana es también protagonista. Los decomisos en México alcanzaron los 362 kg en 2018 y 206 kg en 2019, mientras que en Estados Unidos, en ese último año se interceptaron 2.5 toneladas que se sospecha provenían de México o China.

“Según la DEA, los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación están involucrados en la producción de fentanilo en México”, aunque hay indicios de que también se está procesando en otras partes, como la República Dominicana.

Los mexicanos estarían utilizando la ruta de síntesis conocida como Janssen, que es más compleja y lleva más tiempo que la ruta Siegfried, pero que requiere de menos precursores, como el N-fenetil-4-piperidona, sujeto a fiscalización internacional desde 2017.

Hasta diciembre de 2020 se habían notificado 217 NSP en 16 países, frente a solo 101 comunicadas en 10 países en 2014, año en que se publicó el último informe regional. Brasil es el país que más NSP ha reportado, seguido por Chile, Argentina, Colombia, Uruguay y México.

Señala que es posible que las cifras que se comunican sobre el consumo de NSP en la región sean inferiores a las reales, debido a que algunos países tienen una capacidad forense de detección limitada.

Lee también: ¿Qué papel tienen los carteles mexicanos en Ecuador, el centro de distribución de América Latina?