Cártel Jalisco desplaza al de Sinaloa en Guatemala

El 14 de diciembre pasado en un operativo de la Fiscalía General de Guatemala (Ministerio Público), Carlos “N” fue detenido en ese país con otros dos militares guatemaltecos por un supuesto nexo con una red internacional del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos de México, que se dedicó a transportar cocaína del sur al norte de América

Cártel Jalisco desplaza al de Sinaloa en Guatemala
El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei (abrigo azul), con el mayor Carlos Enrique “N” (izq.), en la muestra de un dron, en noviembre. Foto: Presidencia de Guatemala
Mundo 31/12/2021 05:50 José Meléndez, corresponsal Actualizada 05:52
Guardando favorito...

San José. – En un acto castrense el 25 de noviembre anterior, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, recibió una explicación del militar guatemalteco Carlos Enrique “N”, mayor de aviación, sobre un dron o aeronave no tripulada que la Fuerza Aérea de ese país adquirió para atacar al narcotráfico en esa nación clave del contrabando de drogas de América del Sur a México y Estados Unidos. 

El 14 de diciembre pasado en un operativo de la Fiscalía General de Guatemala (Ministerio Público), Carlos “N” fue detenido en ese país con otros dos militares guatemaltecos por un supuesto nexo con una red internacional del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos de México, que se dedicó a transportar cocaína del sur al norte de América. 

El caso evidenció un secreto a voces en el mapa regional de la criminalidad: el CJNG consolidó en 2021 al territorio guatemalteco como su principal eslabón en Centroamérica en el tráfico aéreo, marítimo y terrestre de cocaína de Colombia, Ecuador y Venezuela a México y EU y desplazó al Cártel de Sinaloa, su mayor rival mexicano, del control de Guatemala. 

Leer también:“Responderemos firmemente” ante cualquier ataque a Ucrania, advierte Biden a Putin

“El CJNG empieza a tejer y consolidar una relación con los partidos políticos y el sector financiero de Guatemala”, afirmó el guatemalteco Carlos Menocal, ex ministro de Gobernación de Guatemala y consultor en seguridad y defensa. 

“El crecimiento del CJNG muestra que ha mermado la presencia en Centroamérica del Cártel de Sinaloa, que se concentra más en México. El cártel mexicano de Los Zetas, que en 2010 se instaló en ocho de los 22 departamentos (estados) de Guatemala, sufrió un revés fuerte y dejó de ser significativo”, dijo Menocal a EL UNIVERSAL. 

“El CJNG tiene soporte en las fronteras de Guatemala con México, Honduras y El Salvador. Solo en el área de Ciudad Hidalgo (comunidad de Chiapas en extremo sur del límite de México y Guatemala) hay 140 puntos ciegos, sin fuerzas de seguridad mexicanas ni guatemaltecas”, explicó. 

Al describir que son “sitios paralelos” de penetración en unos 90 kilómetros de longitud, señaló que una característica del CJNG es “ocupar territorio abandonado” o sin dominio estatal en puntos de México y Guatemala en su frontera, de unos 956 kilómetros de largo. 

Extraditados, asesinados, presos, fugitivos, enfermos u obligados al retiro por envejecer, los capos guatemaltecos del narcotráfico que fueron aliados en Guatemala desde 1989 del cártel de Sinaloa cedieron espacios a finales del decenio de 2010 a nuevas mafias de ese país ahora sujetas al CJNG. 

En fuga por el norte de Centroamérica protegido por socios centroamericanos, el narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo y sentenciado en 2019 en EU a cadena perpetua y de 30 a 50 años más por otros cargos, fue detenido en 1993 en Guatemala y entregado a México. 

Leer también:Incendios en Colorado arrasan casi 600 viviendas; hay decenas de miles de evacuados

En apuros 

Al trascender la noticia del arresto de los militares por su presunto lazo con el CJNG, la Presidencia de Guatemala mandó de inmediato a quitar las fotografías de Giammattei con Carlos “N” que fueron desplegadas en sus redes sociales sobre el acto con el dron que se realizó con asistencia del mandatario en una base militar capitalina. 

Orgulloso de la actividad, y sin aparente conocimiento del nexo de Carlos “N” con el CJNG pese a que la indagatoria empezó en 2018, Giammattei tuiteó el día de la ceremonia que “el primer avión no tripulado en Centroamérica” comprado por la Fuerza Aérea de su país ayudará al “combate al crimen transnacional”. 

Ante la crisis, Giammattei hizo cambios el 21 de diciembre en la cúpula del Ministerio de Defensa. El Ejército prometió que “no tolerará actos” ilícitos de sus miembros. 
La Fiscalía destacó el valor de la captura de los tres militares de ese ministerio —Carlos Enrique “N”, Ángel Eliberto “N”, capitán segundo de Material de Guerra, y Wálter Vinicio “N, teniente de infantería— en el operativo “Triángulo Criminal”. 

“Se determinó que dentro de los integrantes de la estructura criminal se encuentran tres elementos activos del Ejército de Guatemala que colaboraron para asegurar la comisión de los hechos delictivos concertados mediante el acceso a información privilegiada de la institución para orientar las acciones de la organización”, agregó. 

Uno dirigió desde el comando capitalino de la Fuerza Aérea de Guatemala, mientras que otro actuó en una base del norteño departamento guatemalteco del Petén, fronterizo con México, “donde se da la mayor cantidad de trazas aéreas ilícitas”, precisó. 

El tercero operó en bases del sureño departamento de Retalhuleu, en ruta al sur del límite entre México y Guatemala, y en “otras áreas” de ese sector, reportó. 

En 33 allanamientos en seis departamentos y con 21 detenciones, la Fiscalía desarticuló una “estructura criminal” vinculada al CJNG y que, entre otras tareas, localizó pistas clandestinas de aterrizaje que rentó para aeronaves con droga, reclutó a personas para descargar y trasladar la mercancía, coordinó el bloqueo del paso a fuerzas de seguridad pública y detectó a soplones o delatores para atentar en su contra, recalcó. 

Para el guatemalteco Fernando Jiménez, ex ministro de Gobernación de Guatemala, ex director de inteligencia civil e investigador especialista en seguridad, resultó evidente que los tres militares “no son de poca monta (…) son importantes”, pero aclaró que el golpe al CJNG, sin que signifique su desmantelamiento, sí podría afectar su vínculo con los “eslabones de la cadena” de narcotráfico. 

El CJNG “se ha afirmado mucho” en Guatemala con “una relación con estos espacios” de la red, indicó Jiménez a este diario. 

Agencias antidrogas regionales confirmaron a Guatemala como pieza crucial de los corredores aéreos, marítimos y terrestres de la cocaína que se produce en suelo colombiano y se traslada a Venezuela, Ecuador, Perú y Panamá o se envía directamente a Centroamérica, en una variedad de maniobras hacia los dos destinos de aeronaves, lanchas, semi-sumergibles y camiones de carga: México y EU. 

Leer también: Chamanes peruanos piden por AMLO: "pasará a la historia por su forma de gobernar", dicen

Comentarios