Austeridad y pandemia no deben socavar apoyo a mujeres: relatora de la ONU

Insiste en que la crisis por Covid-19 no debe ser pretexto para que el Estado mexicano disminuya presupuesto enfocado en la estrategia para paliar la violencia contra las mujeres

"Recortes de gobierno no puden socavar las políticas de género"
Dubravka Simonovic, relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer. Foto: ESPECIAL
Mundo 12/01/2021 02:53 Inder Bugarin / Corresponsal Actualizada 05:09
Guardando favorito...

Bruselas.— La Relatora Especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la violencia contra la mujer, Dubravka Simonovic, afirma que la austeridad gubernamental y la crisis por el Covid-19 no deben utilizarse para socavar las políticas dirigidas a poner fin a la discriminación, violencia y la restricción de derechos de la mujer.

La egresada de la Facultad de Derecho de Zagreb, Croacia, reitera su llamado a establecer órganos nacionales multidisciplinarios de observación de feminicidios con el objetivo de trabajar activamente en la prevención.

Con dos décadas de experiencia en asuntos de defensa de los derechos de la mujer en el contexto internacional, expresa en entrevista con EL UNIVERSAL la necesidad de realizar una visita a México para examinar la situación, pues la última vez que supervisó el estado de las cosas a nivel terreno fue hace 15 años.

Y aunque la jurista croata aún no ha realizado una visita oficial al país, ha seguido de cerca la situación de México, como ha quedado evidente en la emisión de comunicados, expresando su preocupación sobre asuntos temáticos específicos.

El 20 de noviembre Simonovic se suma a otros expertos de la ONU en el llamado al gobierno mexicano para que “proteja y no ataque a las mujeres que se manifiestan pacíficamente contra la violencia”. Previamente en junio, junto con otros especialistas, manifesta su preocupación por la intimidación y las amenazas contra quienes promueven los derechos de las mujeres.

“Quisiéramos señalar a la atención urgente de su gobierno la información que hemos recibido en relación con las alegaciones de intimidaciones y amenazas de muerte en contra de defensoras de los derechos humanos que luchan contra la impunidad en casos de feminicidio”, reza la misiva.

También lee: “El feminicidio es un tema de salud”, alerta Vivir Quintana

Entre una lista de 24 naciones, México fue hace dos años el segundo país con más feminicidios. Desde entonces, la situación no ha mejorado. ¿Cuál es su valoración del estado de la violencia contra las mujeres?

—Mi predecesora, Yakin Ertürk, visitó México por invitación del gobierno en 2005 y evaluó la situación en relación con la violencia contra la mujer en ese momento. En su informe señaló que “los altos niveles de violencia contra las mujeres en México son tanto consecuencia como síntoma de desigualdad y discriminación de género generalizada. Niveles adicionales de discriminación por motivos de origen nacional, étnico o condición socioeconómica, junto con la falta de igualdad de acceso a la protección del Estado, se entrecruzan con la discriminación de género y hacen que algunos grupos de mujeres, a saber, migrantes, pobres e indígenas, sean particularmente vulnerables a la violencia”.

En su periodo 31 de sesiones, en julio de 2004, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer concluyó una investigación en virtud del artículo 8 del Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer con respecto a México, que también incluía una visita al territorio del Estado parte.

En su informe, el Comité se centró en los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, y señaló que las motivaciones para este tipo de delitos de violencia específica contra las mujeres incluían el tráfico de drogas, de órganos, la trata de mujeres con fines de explotación sexual o la producción de videos violentos. Parecería que las tasas de violencia de género y feminicidio son consistentemente altas en el país, como lo son en otros países de la región.

Sobre el reporte de su predecesora Ertürk, ¿cuál es el progreso realizado desde entonces y cuáles son los principales desafíos pendientes?

— El Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) y el Comité del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI) han dado seguimiento a la situación en México. Sin embargo, para que mi mandato evalúe el progreso realizado desde la visita de Ertürk sería necesaria una visita de seguimiento.

También lee: Violencia a la mujer debe ser inimaginable como el canibalismo: Tania Turner

¿Qué leyes, políticas y servicios debería adoptar México para erradicar el fenómeno del feminicidio?

—En respuesta al fenómeno global del feminicidio, emprendí el llamado al establecimiento a nivel global, nacional y regional de un Observatorio de Feminicidio, así como observatorios sobre asesinatos y violencia contra la mujer relacionados con el género, como mecanismos nacionales de prevención. En mi informe anual a la Asamblea General de 2016, abordé el tema del feminicidio y describí las modalidades necesarias para el establecimiento de dicho mecanismo preventivo.

En 2015, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, comencé una iniciativa de vigilancia de feminicidios y, desde entonces, todos los años he estado pidiendo a los Estados que vigilen y establezcan un observatorio de feminicidios.

También he propuesto la recopilación de datos comparables sobre el número de homicidios/ feminicidios. A fin de recopilar datos comparables, he propuesto la recopilación de datos sobre homicidio de pareja íntima, homicidio basado en la relación entre el perpetrador y la víctima, y todos los demás feminicidios por motivos de género.

También lee: "Violencia de género, problema de la sociedad": Belén Sanz

En la declaración anual para celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre de 2018, junto con los mecanismos regionales y de la ONU, reiteré el llamado a los Estados a establecer una vigilancia de feminicidios y generar datos al respecto.

En mi declaración del 23 de noviembre, respaldada por 35 titulares de mandatos de Procedimientos Especiales de la ONU y cuatro mecanismos regionales y de la ONU, señalé que la pandemia de Covid-19 está eclipsando la “pandemia” de feminicidios y violencia de género, y pedí a los Estados que tomen medidas urgentes para poner fin a la pandemia de feminicidios y violencia contra las mujeres.

¿Cómo piensa su oficina contribuir al fortalecimiento y protección de los derechos de las mujeres en México?

— Hago un llamado a todos los Estados para que hagan un seguimiento de las recomendaciones descritas en mis 10 informes temáticos, incluido mi próximo informe que se presentará al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2021 sobre la tipificación de la violación como delito. Incluirá además una ley modelo sobre violación que los Estados pueden utilizar como herramienta de orientación.

Emití un comunicado con relación a los recortes presupuestarios propuestos por el gobierno mexicano a los programas dedicados a prevenir y apoyar a las mujeres víctimas de violencia, así como la salud materna, sexual y reproductiva.

También lee: Con autosuficiencia la mujer puede poner límites a la violencia: Presidenta de ManpowerGroup Latinoamérica

Si se aprueba el proyecto de ley de presupuesto en su forma actual, se realizarán recortes importantes en las políticas para poner fin a la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas, la salud sexual y reproductiva de las mujeres y para promover los derechos de las mujeres indígenas.

Los gobiernos deben garantizar que los servicios esenciales, como los relaci onados con la violencia contra la mujer y la salud sexual y reproductiva, sigan estando disponibles durante la pandemia de Covid-19 y más allá. Se insta a México a implementar el presupuesto de 2020 y evitar la interrupción de los servicios.

México ha logrado avances significativos en las últimas dos décadas en la promoción de presupuestos con perspectiva de género a nivel federal y estatal, y esto debe continuar y fortalecerse en el presupuesto 2021. Un presupuesto sensible al género debe preservar acciones y programas que son clave para erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres, no socavarlas.

Recientemente hemos visto protestas, algunas de ellas violentas, de mujeres enfadadas por feminicidios y desapariciones, no sólo en México, también en otros países de Latinoamérica. ¿Qué riesgo implica no afrontar este problema?

—El 20 de noviembre, junto con varios relatores especiales, emití un comunicado recordándole al gobierno de México, en todos los niveles, su obligación de crear un entorno en el que las mujeres puedan ejercer de manera plena y segura su derecho a la libertad de reunión pacífica, sin temor a represalias.

También lee: 2020, el peor año para la mujer

Señalé que debe velar por que la fuerza se utilice como último recurso y de acuerdo con el principio de proporcionalidad, que no se utilicen armas letales y que las mujeres no sean agredidas sexualmente en futuras protestas.

También pedimos combatir los estereotipos de género en la sociedad y la adopción de medidas específicas para erradicar la cultura machista dentro de la fuerza policial, como fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas de la policía.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios