Los golpes bajos en Morena

El Caballito

Los golpes bajos en Morena
Carlos Morales. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Metrópoli 28/07/2021 01:57 Periodistas Metrópoli Actualizada 02:00
Guardando favorito...

Como era de esperarse, luego de los resultados de las elecciones al interior de Morena, los grupos comienzan a pasar las facturas. Por lo pronto, clanes de Xochimilco, Tlalpan, Gustavo A. Madero y, principalmente, de la alcaldía Cuauhtémoc, están señalando a los hermanos Carlos Augusto y Efraín Morales López como los principales operadores, entre otros, que no dieron los resultados esperados, por lo que demandan que salgan del gabinete de Gobierno local, donde desempeñan varios cargos. No cabe duda que las aguas en Morena no se han tranquilizado y dista mucho de que eso suceda.

La disputa por dirigir la bancada del PRI

En lo que será la próxima bancada del PRI en el Congreso de la Ciudad de México también las cosas comienzan a calentarse, pues los nueve diputados que la integran están divididos en dos bandos y no logran definir al próximo coordinador parlamentario. Nos explican que cinco pertenecen al grupo de Tonatiuh González Case e Israel Betanzos, mientras que los cuatro restantes responden al dirigente nacional Alejandro Moreno, Alito. Los primeros impulsan a Mónica Fernández César y el segundo bloque a Tania Nanette Larios Pérez. Será en los próximos días cuando se tome una definición.

Quieren tumbar a Maurilio 

No cabe duda que en estos tiempos de renovaciones en los Congresos, las revueltas comienzan a gestarse. Es lo que pasa en la entidad mexiquense, donde nos platican que un grupo de 13 diputados de Morena está en contra del todavía coordinador Maurilio Hernández, y le mueven el tapete para que no repita al frente de la Junta de Coordinación Política. Lo que preocupa es que, si al interior de la bancada no se ponen de acuerdo, quién podrá sentarlos a negociar ahora que perdieron el control total al interior del Poder Legislativo en el Estado de México.

Crisis ahoga a ayuntamiento de Naucalpan

Lo que parece un cuento de nunca acabar es la situación financiera por la que atraviesa el ayuntamiento de Naucalpan, que encabeza Patricia Durán, donde después de tres quincenas pudieron pagarles el salario a los trabajadores sindicalizados. Sin embargo, personal de confianza sigue a la espera de los recursos. La alcaldía se encuentra en medio de una gran encrucijada financiera provocada por el congelamiento de cuentas debido a laudos perdidos, cuentas por pagar a proveedores, una drástica caída en la recaudación y la suspensión de las partidas federales y estatales. El panorama es más negro que el de cualquier nubarrón de la temporada que cubre gran parte del país.

Temas Relacionados
El Caballito El Universal Plus
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios