¿Por qué se llaman galletas “María”?

En la tienda, en casa de las abuelitas y hasta en recetas, las galletas María están presentes con su característico sabor y peculiar nombre desde 1874

galletas_marías
Foto: Pixabay
Menú 03/09/2021 06:00 Kimberly Flores Actualizada 06:00
Guardando favorito...

Las galletas María son un producto de consumo diario en México, la mayoría de las personas las come sin prestar mucha atención al nombre o la forma, pues son un clásico que no defrauda pero tampoco sorprende. 

Gran parte de la historia de esta pequeña galleta de vainilla, ni muy dulce ni muy insípida, tiene su origen en la costumbre inglesa de beber té. 

La hora del té es un ritual social fuertemente arraigado entre los pobladores del Reino Unido. Con todo un protocolo a seguir, lleno de delicadeza y ceremoniosidad, se sirve la bebida acompañada de lo que los ingleses denominan “biscuits”, el equivalente a galletas en México. 

galletas_te.jpg
Foto: Pixabay

Pero la clase de galletas que escoltan una taza de té, distan mucho de aquellas dulces e indulgentes galletas de grandes dimensiones que consumimos los mexicanos.

Los biscuits ingleses tienden a ser pequeños, de sabores sutiles y de un dulzor discreto que asegure que la bebida principal no sea opacada o que el paladar se abrume ante la presencia de grandes cantidades de azúcar.

Tal es el caso de las galletas María, una preparación delicada que sirve de gusto sola o acompañada de otros ingredientes. 

Origen 

Las galletas María o “Marie Biscuits” tienen su origen en la ciudad de Londres, en el año de 1874. El bocadillo fue diseñado y producido por la panadería Peek Freans como parte de los manjares que celebrarían el casamiento de la Gran Duquesa María Alexandrovna de Rusia con el Duque de Edimburgo.

La peculiar galleta consistía en un disco de masa elaborado a partir de harina de trigo, azúcar, aceite y algún saborizante, originalmente se cree que fue vainilla. 

La panadería Peek Freans halló la manera de sellar el bizcocho con el nombre de la Duquesa, hecho histórico que permanece hasta la actualidad como símbolo inconfundible de las tradicionales galletas

galleta_sello_maria.jpg
Foto: IG @myfitfatstyle

Hoy en día, se encuentran también versiones con intrincados diseños en la superficie de la galleta, toque distintivo que cada repostero o marca imprime en su producto. 

Estas galletas se volvieron populares en Europa, al grado de convertirse en un símbolo de prosperidad económica en España cuando la industria de la panificación aumentó su producción después de la Guerra Civil para lograr absorber un excedente de trigo. 

En la actualidad, los Marie Biscuits se producen de forma industrial en muchos países, formando parte de las galletas más vendidas en el mundo. 

Su versatilidad la ha convertido en ingrediente para recetas de otros productos dulces como pays o helados, también es una opción para quienes disfrutan del toque justo de azúcar para acompañar su café. 

galleta_maria_sandwich.jpg
Foto: IG @lolitapastelera

En México se acostumbra poner una capa de cajeta entre dos galletas y formar un sándwich de dulzura o incluso ofrecerlo a los más pequeños como primer contacto con los alimentos sólidos. 

Las recetas de las galletas María vienen en todos los estilos imaginables, hay quienes aseguran que la textura original era semi suave, mientras otros difieren asegurando que es necesario obtener una galleta crujiente. 

A pesar de todo, lo que siempre se espera encontrar en estas galletas es su característico sello con la leyenda “María” y el delicioso sabor familiar.

Leer más: ¡Atención! coleccionistas y amantes del whisky, esta joya puede ser tuya
 

Comentarios