Tres proyectos enológicos que debes conocer

Luis Gómez, fundador de la tienda digital Vid Mexicana nos recomienda tres bodegas nacionales únicas

Vino_vid_mexicana
Menú 26/08/2021 06:00 Raquel del Castillo García Actualizada 11:24
Guardando favorito...

Circa 1938

Un proyecto familiar que inició en 2001 en valle La Grulla (dentro de la delegación Santo Tomás, en Ensenada) con una sola etiqueta que no llega ni a las mil botellas de producción. Se trata de un tinto 100 por ciento Cabernet Sauvignon, uva que por cierto ellos mismos cosechan. El enólogo Érick Plata participó en la vinificación y crianza. Laura Chiappella también está presente en el último proceso de esta labor en Bodegas Santo Domingo.

IG @circa_1993

circa_1938_vino_mexicano.jpg

Sobre el nombre de la bodega

Circa, una palabra en latín que refiere en el mundo del arte a una fecha aproximada. El año rinde homenaje a la fecha de llegada de la primera generación de la familia Cruz quienes vendían la uva Misión de su terreno a Pedro Domecq y Santo Tomás. La segunda y tercera generación de la familia son quienes retoman la vid para vinificarla.
 

Valle Girl Vino

El sueño de una estadounidense en tierra mexicana. Sitara Pérez, creó etiquetas pensando en las mujeres de su familia. Ella ha destacado en el mundo del vino mexicano debido a una innovación: hacer vino blanco a partir de uvas tintas, un reto que debió tomar en 2018 y la escasez de uva blanca. Ella retomó un método francés para hacerlo posible.

IG @ValleGirlvino

valle_girl_vino.jpg
 

Driada

Es un deseo hecho realidad que surge en 2017. Esta microbodega la dirige Alejandro Martínez Adalid, un joven con 26 años de edad. Sus vinos son frutales sin perder la potencia de las varietales que utiliza, las cuales provienen del Valle de San Vicente y del Valle de Guadalupe. Una bodega que poco a poco se ha posicionado gracias al boca en boca y por su gran calidad.

IG @driada_vinos

driada_vino_mexicano.jpg
 

Vid Mexicana, una tienda virtual que tomó fuerza en la pandemia

La pandemia ha movido los hábitos de consumo. En México se está creando una cultura de pedir a domicilio exponencial que va más allá de la pizza o la farmacia. Ahora, lo normal empieza a ser pedir a un restaurante gourmet lo necesario para montar una cena de gala en casa, kits para cocinar así como vinos y licores.

“De abril a junio el 50 por ciento de la audiencia era nueva. Ellos empezaron a probar este sistema y al ver que sí llegaba a su casa siguieron pidiendo. En Vid Mexicana aumentó el número de suscriptores al club de vino, durante la pandemia llegamos al doble de usuario”, comparte Luis.
 

“Es difícil acotar qué busca el consumidor, pero quieren conveniencia, ofertas para probar cosas nuevas y experimentar. El mundo del vino es noble, cuando entras, te enganchas”. -Luis Gómez

Otros de los beneficios que notó el consumidor es que beber vino no es tan caro como pensaba y menos cuando el precio de la botella baja fuera de un restaurante o bar. “La gente todavía no termina de confiar en las compras online, aún hay ese sentimiento de que le pueden clonar la tarjeta o las condiciones de entrega de producto, pero al tener su primera experiencia con nosotros su percepción cambia y se hace hábito al ver que es más conveniente comprar sin salir de casa”, finaliza Luis.

  • Vid Mexicana es uno de los sitios con una extensa e interesante gama de vinos mexicanos.

Leer más: Estos son nuestros maridajes favoritos con chile en nogada

Comentarios