Cerrajería y Meroma, dos lugares en la Roma que causan felicidad

Cerrajería, un restaurante dentro del hotel Brick y Meroma fueron los destinos gastronómicos de una tarde lluviosa en la colonia Roma

pasta
Fotos: Diana Féito
Menú 11/10/2021 08:29 Diana Féito Actualizada 08:50
Guardando favorito...

O dio hacer fila. No se trata de ningún trauma o que me haya sucedido algo mientras pasaba más de dos horas parada. Ese es mi récord de espera. Pero considero que entrar a un restaurante, después de un extenso periodo de tiempo, cambia la experiencia, especialmente si uno llega hambreado.

Leer más: Cómo preparar dulce de calabaza para la ofrenda de Día de Muertos

Afortunadamente, para mí, este sitio no tiene una sola mesa ocupada. Dicen que es mal augurio, pero he aprendido a no juzgar lugares por su nivel de abarrotamiento, a menos que sean tacos. Ahí sí acérquese, y pida lo que haya.

Una espera que lo vale

Pero, regresando al lugar, los tres meseros a mi disposición me observan con curiosidad, pues acudí a comer sola. Sé que la carta de vinos fue seleccionada por una conocida sommelier, pero me ofrecen refrescarme con una cerveza y acepto (a pesar de solo tener marcas industriales). Mientras escucho el playlist que se contonea entre el reggae y el dancehall, leo el menú digital. Pocos platos, mucho antojo.

  • “La pasta seduce, el queso estimula y el ragú, ya se imaginarán, es como Mariano di Vaio, pero mejor.”

Para no caer en inanición, el chef “me manda” (eso es con todos, no se sienta usted especial), un hummus con lentejas y un pan pita para acompañar. La pasta de garbanzo es bordeada por aceite de oliva y rociada con pimentón. Me ahorro la cuchara y rompo un pedazo de pita. Sencillo, pero sabroso, y más con un trago de cerveza bien fría. Mi indecisión me lleva a seguir las recomendaciones y continúo con una tostada de atún disfrazada del Tío Cosa, (favor de googlear Los Locos Adams).

tostada_atun_cerrajeria.jpg
Tostada de atún

Leer más: Sitios y apps para unirte al cero desperdicio

Un plato de piedra volcánica y piso de granos de maíz tatemados, resguardan la entrada. Y, ocultas en una montaña de poro frito y brotes de cilantro, se asoman las láminas de atún, cu- biertas con guacamole, mayonesa y salsa macha caseras. Sin miedo a hacer el ridículo, intento morderla, pero termino haciendo a un lado el poro. El resultado: un bocado monchoso. La cremosidad de la mayonesa, y la grasa y el picor de la salsa, se pelean por el protagonismo, hasta que llega la acidez del guacamole y el dulzor del maíz. El atún queda como co-host, pero aún así, la disfruté muchísimo.

tarda_de_leche_de_cabra_meroma.jpg
Tarta de leche de cabra.
 

Cerrajería
Dirección: Orizaba 59, colonia Roma
Tel: 55 2230 1731
Horario: lun.-dom. 9-23 hrs.
Promedio: 650 pesos

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios