Cómo comer sano en tiempos de Covid

Los hábitos han cambiado en los últimos meses como resultado del confinamiento

nutricion
Fotos: istock
Menú 22/11/2020 15:00 Nora Cifuentes / EFE Reportajes Actualizada 15:00

¿Cuáles son tus preocupaciones en tiempos de pandemia? Probablemente, lo primero que te venga a la mente sea la salud, la economía, la familia… Sin embargo, hay otra cosa que preocupa a gran parte de la población: la comida, y no en un sentido de escasez, sino de calidad nutricional. 

Porque, tal y como se desvela del informe “Impactos de la pandemia de Covid-19 en la seguridad alimentaria y los comportamientos relacionados con la dieta,” publicado en la revista Nutrients, a raíz de un análisis de Google Trends, muchas de las búsquedas de usuarios sobre términos relacionados con el coronavirus y la Covid-19 van acompañadas de otras palabras relativas a la alimentación. Desde cómo cuidarse o perder peso en estos tiempos hasta reforzar el sistema inmune y protegerse de enfermedades respiratorias.

Aunque las restricciones de movilidad fungen como medida de bioseguridad, los malos hábitos agravados pueden complicar el diagnóstico de una persona enferma por coronavirus. Esto lo explica la endocrinóloga Mariela Glandt, autora del libro Cómo comer en los tiempos del COVID-19, a la BBC. “Tienen más posibilidades de terminar en las unidades de cuidados intensivos, además de personas de avanzada edad, aquellas con presión alta, enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes”.

buena_alimrntacion_covid_istock1.jpg

No “comer como antes”, sino comer bien

“Ya no comemos como antes… ¡Y menos mal, hija, y menos mal! Que comer cáscaras de papas no es lo que más me gustaba”. Así respondía la abuela de Gemma del Caño, farmacéutica y autora del blog Farmagemma, cada vez que oía eso de que ya no se come como lo hacían nuestros abuelos. Con un libro inspirado en el tema, se dedica a aclarar los mitos de la alimentación y dar claves para una  nutrición saludable.

La experta cuenta que, durante el confinamiento, sucedió algo muy curioso: al bajar el ritmo de estar de un lado a otro y pasar más tiempo en casa, la gente volvió a cocinar.  “Por eso, al principio de la pandemia aumentó la venta de legumbres de manera exagerada… Pero, cuando ya estábamos al final de la cuarentena, lo que más había aumentado era la venta de alcohol y snacks”.

Según Gemma, “aumentaron durante este periodo las ventas de ultraprocesados veganos porque la gente asociaba vegano a cuidarse, y esto no tiene por qué ser así”, advierte, y aclara que “de lo que se trata es consumir  alimentos saludables y no tanto ultraprocesados: lo vegano de verdad no tiene etiquetas”.

¿Sus alimentos estrella en caso de un nuevo confinamiento? “Sin ninguna duda, en caso de confinamiento, creo que los grupos de alimentos claves son:  todas las verduras, frutas y legumbres que quieras” dice.

Menos mitos y más listas

“Queremos comer como nuestros abuelos… Pero en vez de comer unas lentejas, comemos una quinoa”, dice sobre ese afán de comparar nuestra alimentación con la del pasado, e insiste en las legumbres: “los superalimentos son un mito pero, de existir alguno, serían las legumbres… ¡Lo que pasa es que no tienen nada de marketing!”.

Para ella, el de los superalimentos es uno de los muchos mitos que sería necesario desterrar.  Otro de ellos es que “se tiene que acabar la tendencia de la gente a autodiagnosticarse intolerancias a alimentos e ingredientes como el gluten y la lactosa”.

Según explica esta farmacéutica y bloguera, hay incluso mitos que están “institucionalizados”. Es decir, los tenemos tan metidos en nuestra mente que los damos por hecho. Y pone ejemplos: “no como la piel del pollo porque tiene hormonas’; ‘no como carne que tiene antibióticos’; ‘la fruta tiene pesticidas’ y ‘hay que beber dos litros de agua’”.

Otro mal hábito alimentario que la gente debería  cambiar es “dejar de contar las calorías y, en su lugar, mirar los nutrientes de lo que comemos”, explica. 

Del Caño también aclara que se puede llevar una alimentación saludable tanto con carne (sobre la que aconseja “tener un poco más de control”) como sin ella. “Se puede vivir perfectamente sin carne: tendrías que tomar un suplemento de B12 recetado por un experto, pero con un consumo elevado de frutas y verduras añadir o no la carne es opcional, ya que las proteínas pueden obtenerse de otros alimentos”.

Por último, Gemma  también hace hincapié en  consejos clave para cuidar nuestra dieta: “frutas, verduras, cereales integrales y legumbres”, dice remarcando de nuevo los alimentos saludables, sin importar la época. 
Y añade otro aspecto fundamental: “es importantísimo ir al supermercado sin hambre y con una lista de la compra”.

Leer también: La importancia de incluir granos enteros en tu alimentación

Temas Relacionados
Covid-19 nutrición alimentacion

Comentarios