Manolita
Historias de sabor

You are here

Hace 32 años teníamos el corazón roto, ahora también.

26/09/2017
00:00
-A +A
Hace 32 años andábamos de brigadistas, unos en Tlatelolco otros en la Roma; fuimos testigos de la gran capacidad que tiene la sociedad civil para organizarse, fue impresionante como todos colaboramos y como todos nos solidarizamos.

Recuerdo como nos conmovió la capacidad de organización y solidaridad del grupo Los Panchitos, que salió de la marginación, para organizar el tráfico y el caos vehicular del momento.

Esta ocasión no ha sido la excepción, los mexicanos hemos vuelto a salir a las calles y nos hemos solidarizado ante la adversidad. Sin lugar a duda la labor de los jóvenes ha sido determinante; esos jóvenes que parecían indiferentes ante muchas realidades, están codo a codo en todas las áreas donde se les solicita, se pusieron chalecos, tomaron picos y palas; armaron carpas para hacer centros de acopio y se organizaron; GRACIAS y con mayúscula, me regresaron la esperanza a mí y a muchos.
 
Admiro a los jóvenes que  han sido cuidadosos en difundir la información, que han salido a los medios pidiendo que sólo se publique información de primera mano, que esté verificada y que nos conste. Gracias a todos los héroes anónimos a todos y cada uno, a todos aquellos que prefieren no aparecer pero si ayudar.
 
Bien por aquellos que se han disculpado por querer ser protagonistas y haber entorpecido la labor de rescate de la Marina, del Ejercito, de Protección Civil. Recordemos que después del 85 hay muchos protocolos de Protección Civil que han sido eficientes.
 
Seguro vamos a salir de nuevo por qué somos grandes como pueblo, somos un país maravilloso, por qué nuestra gente es extraordinaria, somos único y esto nos debe de enorgullecer.

Que sirvan estos momento de tragedia para la reflexión, para hacer a un lado todo aquello que nos hace daño, para reconstruir este país como verdaderamente lo queremos, sin corrupción, sin feminicidios, sin delincuencia, sin misoginia, sin discriminación.

Que sirvan estos momento para amar aún más nuestra raíces, a nuestra gente, a la madre tierra que tanto nos ha dado.
 
La ayuda ha sido mucha pero se requiere más, se necesita del entusiasmo de todos para poder reconstruir lo perdido, levantarnos y tener el México que todos queremos.
 
Creo que ha quedado claro lo que los ciudadanos de a pie queremos: honestidad, solidaridad, transparencia y objetividad. 

Apasionada de México y su cultura, estudió Sociología en la UNAM, se ha dedicado por más de 15 años a difundir y promover los atractivos turísticos, culturales e históricos de nuestro país a través...

Comentarios

Comentarios