La Ciudad en el Tiempo

La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe
Metrópoli 09/12/2018 00:00 Redacción Ciudad de México Actualizada 00:02
Guardando favorito...

La Ciudad en el Tiempo nos lleva por un viaje gráfico de la antigua ciudad de Guadalupe Hidalgo hoy Villa de Guadalupe

Los alrededores de la Capilla del Pocito, en la Villa de Guadalupe, a finales del siglo XIX. Este templo de estilo barroco fue planeado por el arquitecto Francisco Guerrero y Torres, y abrió sus puertas en 1791; debe su nombre a un manantial de aguas ferruginosas que fue muy visitado por las propiedades curativas que se le atribuían. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

Una escena cotidiana en la Villa de Guadalupe, frente al templo del Pocito, a inicios del siglo pasado. Se aprecian varias construcciones que desaparecieron con la urbanización del rumbo en la década de los cincuenta. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

La Capilla del Cerrito, en la Villa de Guadalupe, hacia finales del siglo XIX. Este templo del siglo XVIII fue planeado por el arquitecto Francisco Guerrero y Torres y se mantiene en pie hasta la actualidad. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

La multitud es captada durante el tradicional ascenso por la escalera de piedra del Cerro del Tepeyac, en la Villa de Guadalupe, alrededor de 1910. Imagen: Col. Villasana - Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

La antigua Basílica de Guadalupe y sus alrededores a finales del siglo XIX. Casi en el centro destaca la cúpula del ex convento de Capuchinas, y en el fondo está la Capilla del Cerrito; al frente se aprecian algunas casas y una calle, en un entorno que décadas después se transformó por completo. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

Una toma del interior de la antigua Basílica de Guadalupe a inicios del siglo XX. Del lado derecho se alcanza a ver un pequeño letrero que señala el área reservada para señoras. Este emblemático inmueble es obra del arquitecto Pedro de Arrieta y fue concluido en 1709. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

La llamativa iluminación de la antigua Basílica de Guadalupe a inicios de los años cincuenta. Del lado derecho se ve parte del ex Convento de Capuchinas antes de su renivelación en 1978. Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

Una postal de los años veinte en la que se aprecia la hermosa fuente colonial de la Villa de Guadalupe, que se encontraba en una plaza adyacente al Atrio de las Américas. Dicha fuente fue retirada de su desplazamiento original y hasta hoy se desconoce su paradero. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

Los vendedores con sus puestos ambulantes van tomando su lugar en las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe en los años ochenta. En la imagen también podemos observar a un par de fotógrafos callejeros o de “agüita” con su popular caballo o paisaje en manta, al igual que al típico “pajarero” de la suerte. “Tomarse la foto en La Villa”, todo un clásico. Imagen: Col. Villasana-Torres

Redacción

Guardando favorito...
La Ciudad en el Tiempo: la Villa de Guadalupe

La ciudad de Guadalupe Hidalgo, edificada alrededor de la basílica, antes colegiata, ocupa el mismo sitio en que Gonzalo de Sandoval, uno de los capitanes del conquistador Cortés, estableció su campo al sitiar a la antigua Tenochtitlán, hoy Ciudad de México.
 
No se sabe cuándo se fundó el pueblo de Guadalupe Hidalgo, pero según los archivos que obran en la misma basílica, en el año de 1706 había ya un número suficiente de habitantes para la erección de un curato, la cual se efectuó en esa fecha. Más tarde, por cédulas reales de 1733 y 1748, tomando en cuenta su considerable crecimiento, la población fue declarada Villa.
 
En esa época estaba habitada, según los mismos archivos, por 50 familias mestizas y españolas y 110 indias. Durante el periodo virreinal fue en Guadalupe en donde se hizo, en muchas ocasiones, la entrega del mando de los Virreyes nombrados por la Corona de España.
 
Todos ellos tenían especial cuidado de hacer, inmediatamente después de su arribo, una visita especial al santuario, sin duda para halagar los sentimientos de los mexicanos, pues la guadalupana había sido declarada su patrona.
 
El santuario fue construido aproximadamente en el mismo sitio en que existió un templo azteca elevado en honor de Tonatzin, la madre de los Dioses. Ahí fue donde según la leyenda se apareció la virgen de Guadalupe en 1531, a un indio llamado Juan Diego.

Fragmento extraído del “Atlas General del Distrito Federal” publicado en 1930, por orden del Sr. Dr. José Manuel Puig Casauranc, Jefe del Departamento del Distrito Federal.

Guardando favorito...