Pueblos aguacateros se arman para defenderse del narco en Michoacán

Crearon grupo conformado por comuneros que tiene presencia en al menos 4 municipios aguacateros; buscan protegerse del CJNG y Cárteles Unidos

Pueblos, armados ante inseguridad
El grupo Pueblos Unidos se levantó en armas en septiembre de 2020 en los límites de Ario de Rosales y La Huacana para expulsar al Cártel de Los Viagras; desde entonces a la fecha ha montado 59 barricadas. Fotos: Carlos Arrieta.
Estados 02/07/2021 02:46 Carlos Arrieta Actualizada 09:33
Guardando favorito...

 Nuevo Urecho.— Pobladores de cuatro municipios de Michoacán llevan nueve meses armados para defenderse de Cárteles Unidos y del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Insisten en  que ellos no son autodefensas, ni guardias comunitarios.

Este  grupo de civiles armados se autodenomina Pueblos Unidos y tiene presencia en Nuevo Urecho, Ario de Rosales, Salvador Escalante y Taretan, municipios aguacateros.

Afirman hacer el trabajo que las autoridades de los tres órdenes de gobierno no hacen: garantizar la seguridad ciudadana.

Leer también: Enfrentamiento entre CJNG y comuneros deja 5 muertos en Michoacán

En un recorrido que hizo EL UNIVERSAL por esa zona quedó en claro que las policías municipales de la región han dejado la seguridad en manos de Pueblos Unidos.

Los oficiales solo ven de reojo a los comuneros armados que vigilan la barricada instalada en la comunidad de La Parota, y siguen su camino.
Para el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Israel Patrón Reyes, Pueblos Unidos es un grupo armado que pelea el territorio con grupos antagónicos, cuyos miembros deben ser desarmados y detenidos por violar la ley federal de armas de fuego y explosivos.

A estos dichos los integrantes del grupo armado responden que primero desarmen y detengan a los del crimen organizado.

fotos_de_pueblos_unidos_michoacan_michoacan_1_127408985.jpeg

La historia 

En septiembre de 2020, en los límites de Ario de Rosales y La Huacana, inició este movimiento armado. Desde su conformación, Pueblos Unidos ha montado 59 barricadas.

Relatan que un grupo de agricultores aguacateros de San José de Chuén, Rancho Nuevo de Chuén, Buen Suceso y Toyonguio de Ario de Rosales, decidieron levantarse en armas.

“Al principio se levantó en armas contra el Cártel de Los Viagras, en el municipio de Ario de Rosales, porque la gente ya estaba cansada de esas personas”, dijo uno de los líderes.

Leer también: Tras secuestro de alcalde electo, renuncia planilla ganadora del PES en Penjamillo, Michoacán

Explicó que la organización criminal perpetraba asesinatos, secuestros, extorsiones y se apoderaron de la actividad comercial.

Durante el recorrido por esa zona, los habitantes señalaron a dos sujetos apodados El Tornado y El Camaleón, como los lugartenientes de Los Viagras y sus victimarios.

“Las comunidades nos unimos, combatimos y expulsamos a los delincuentes de aquí, donde ahora, los Pueblos Unidos hemos instalado decenas de puestos de seguridad”.

Sin embargo, aseguran que el asedio criminal resurgió, ahora por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación.

fotos_de_pueblos_unidos_michoacan_michoacan_10_0.jpeg

Durante varios meses solo se concentraron en mantener sus puestos de vigilancia, hasta que a inicios de junio uno de sus integrantes fue secuestrado. 

Raúl Medrano Álvarez salió el 3 de junio de Tomendán, municipio de Taretan, con destino a Nueva Italia, municipio de Múgica, para hacer un trámite y visitar a su novia.

El agricultor fue a las oficinas del DIF y al salir un grupo armado —presuntamente al servicio del CJNG— se lo llevó.

Leer también: Que nos devuelvan a nuestros hijos, vivos o muertos: piden en Michoacán

Medrano Álvarez era integrante de Pueblos Unidos y participaba activamente en una de las 59 barricadas que el grupo tiene instaladas.

Pobladores, familiares  y líderes del movimiento responsabilizan de la desaparición a Miguel Ángel Gallegos Godoy,  Migueladas, presunto lugarteniente del líder del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes, en Tierra Caliente, con residencia en La Huacana.

Al no saber nada de Raúl Medrano, el pasado 6 de junio integrantes de Pueblos Unidos se movilizaron sobre la Autopista Siglo 21, a la altura de la comunidad de El Tejaban.

Leer también: Hija de "El Mencho" se declara culpable en EU de mantener lazos con el narcotráfico

En un punto de Gabriel Zamora tuvieron un acercamiento con enviados del CJNG. De acuerdo con su versión, la gente de Migueladas se comprometió a liberar y entregar sano y salvo a Medrano.

“Solo pasaron unos minutos y el CJNG nos atacó a los comuneros de Pueblos Unidos; se desató un enfrentamiento y nos mataron a un compañero”, relató un miembro del grupo.

Desde entonces, y de manera intermitente, Pueblos Unidos tomaron la caseta de cuota de Taretan, también bloquearon durante una semana las vías del tren en Tomendán. Ello, dijeron, para hacer presión a la Fiscalía del estado y a las autoridades municipales, estatales y federales de seguridad, para encontrar al joven, quien sigue desaparecido.

fotos_de_pueblos_unidos_michoacan_michoacan_13_127409024_0.jpeg

Las barricadas 

En cada barricada instalada en brechas y carreteras que unen a los municipios de Nuevo Urecho, Ario de Rosales, Salvador Escalante y Taretan están los civiles que portan sus armas y un gafete distintivo.

“Ese gafete es para identificarnos entre los compañeros de las barricadas y en la parte de atrás se muestran una reglas de lo que no podemos hacer”, explicó un integrante.

Leer también: En Aguililla están hartos de vivir aislados por disputas del crimen organizado, denuncian

Las barricadas se conforman por habitantes de cada pueblo, sin que dejen de realizar sus actividades laborales o familiares, pues les toca asistir una vez cada dos semanas.

Eso, afirman, les permite tener un mejor control de la seguridad de sus pueblos, ya que son puros habitantes hombres casados o con pareja, mayores de 18 años los que vigilan.

pueblos_unidos_2_127412147_0.jpg
Los integrantes portan un gafete para identificarse; al reverso de éste se halla una especie de reglamento de conducta.

“Eso lo hacemos porque en nuestros pueblos, cuando se adquiere la responsabilidad de formar una familia, están obligados a hacerse cargo con seriedad de su gente”, expresó otro de los representantes.

Precisó que las mujeres y jóvenes también los apoyan, pero desde el hogar y desde la escuela o desde el jornal.

“Las armas son nuestras y eran necesarias, porque nosotros somos jornaleros, pero no le vamos a pelear a los delincuentes con palas y picos ¿verdad?”, dicen.

“Pero te repito que no somos autodefensas, ni guardias comunitarias: somos pueblos unidos”, reiteró al final el liderazgo, quien igual que sus compañeros pidió anonimato. 

Leer también: Crimen organizado nuevamente corta luz y telefonía en Aguililla

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios