Pescadores, a la deriva tras veda en Sonora

Afirman que hay días en los que apenas y consiguen un kilo de camarón; más de mil 500 familias, las afectadas por escasez, dicen

Pescadores, a la deriva tras veda en Sonora
Los pescadores se prepararon con meses de anticipación para tener listas sus pangas y salir al mar el 14 de septiem-bre. Muchos pidieron prestado. Foto: Amalia Escobar
Estados 23/10/2021 02:08 Amalia Escobar / Corresponsal Actualizada 02:10
Guardando favorito...

Empalme, Son.— La esperanza se desvaneció y se convirtió en angustia. Tras levantarse la veda del camarón, los pescadores ribereños de Sonora atraviesan la peor crisis de todos los tiempos, pues han tenido mareas en las que regresan con sólo seis o siete camarones.

Los hombres se prepararon con meses de anticipación para tener listos sus arreos de pesca y salir al mar el 14 de septiembre. Muchos pidieron prestado para comprar los paños y relingar sus chinchorros, remendar sus redes, pintar sus pangas, dar mantenimiento al motor y llenar sus bidones de gasolina. 

Gilberto Cota Valdez, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras de Empalme, Sonora, comenta que desde el inicio la captura del crustáceo fue decepcionante. De 37 permisos de pesca que tiene la cooperativa, apenas lograron un promedio de 700 kilos y no llegó a 10 kilogramos de producto descabezado por panga.

En el recorrido que realizó EL UNIVERSAL por el embarcadero del sector Bella Vista de la conocida Ciudad Jardín, se pudo observar que una gran parte de la flota de pangas se encuentran ancladas y son muy pocos los pescadores que persisten en la búsqueda de camarón.   

El poco producto que se está sacando se vende —de acuerdo a las tallas— entre 330 y 340 pesos el kilogramo. “Agarras una marea buena y te ilusionas, agarras 20 kilos y otra marea no agarras nada”, explica el dirigente.

“No hay camarón para maquilar ni para exportar, entonces las familias de los pescadores tampoco tienen trabajo. La situación económica es crítica para más de mil 500 familias. 

“En los últimos 40 años que nosotros tenemos en la pesca, no hemos tenido una temporada tan pésima como esta y no nada más aquí en la bahía de Empalme-Guaymas, sino en todo Sonora y Sinaloa”, agrega el líder pesquero. 

Cota Valdez atribuye esta mala temporada a la falta de inspección y vigilancia por parte del gobierno federal, pues, explica, hasta 2018 había campamentos y bases en el mar con inspectores, incluso submarino, que recorría las costas para evitar la pesca furtiva. Sumado a eso, de los 24 apoyos que tenía el sector pesquero sólo quedó el de Bienpesca, el cual consiste en la entrega de 7 mil 200 pesos por parte del gobierno federal en una sola exhibición al año. 

camaron_edos-.jpg
Gilberto Cota Valdez afirma que en 40 años no se había registrado una temporada tan mala para la pesca. Foto: Amalia Escobar. El Universal

“Queremos que el gobernador [Alfonso Durazo] sea sensible con nosotros, entendemos que va empezando y no hay presupuesto, pero ojalá que incluya presupuesto para que de menos haya inspección y vigilancia, porque si no, peor nos va a ir el año que viene y entonces sí, yo creo que no vamos a salir porque la gente que quedó con deudas, ya los proveedores no les van a querer fiar el material para pescar, entonces, ¿cómo le vamos a hacer?”, lamenta.

Al respecto, la catedrática e investigadora de la Universidad de Sonora, Reina Castro Longoria, doctora en Ecología Marina, destaca la necesidad de que el gobierno federal realice investigaciones urgentes y a fondo de la escasez de camarón en las costas de Sonora y el Pacífico. 

Considera que la incursión de depredadores marinos, embarcaciones piratas chinas y coreanas que traen consigo toda una factoría, pueden ser una de las principales causas, aunado a otros factores de abatimiento poblacional por cambio climático o patologías de los crustáceos u organismos acuáticos. 

Actividad primordial

De acuerdo con un análisis realizado por Oceana (la mayor organización internacional dedicada exclusivamente a la protección de los océanos), entre 68% y 15% de quienes se dedican a la pesca en Sonora (entre 15 mil 716 y 3 mil 575 personas) podrían quedar por debajo de la línea de pobreza si no se garantiza un futuro sustentable para el sector.  

Sonora es el mayor productor pesquero en el país; en 2018 su pesca representó 34.32% del total nacional. La entidad cuenta con la participación de 23 mil 162 pescadores, 62 plantas pesqueras, 329 embarcaciones mayores y 6 mil 146 embarcaciones ribereñas.  

Estas últimas son las de mayor importancia social, ya que son fundamentales para el desarrollo económico y la sustentabilidad alimentaria de ese estado, documentó Renata Terrazas, directora ejecutiva de Oceana en México. 

El análisis de Oceana revela también que, durante el primer trimestre de 2021, apenas se generaron en el sector pesquero de Sonora 525 empleos, un fuerte contraste con los 8 mil 200 empleos creados durante el cuarto trimestre de 2018, según los últimos datos disponibles del anuario estadístico de la producción pesquera en México. 

La organización hizo un exhorto para que el gobierno de Sonora se convierta en el líder de la transformación del sector pesquero a nivel nacional, estableciendo un esquema de coordinación con dependencias federales en favor de pescadores y sus familias.

Lee también: Noche de balaceras en Matamoros, Tamaulipas; gobernador reporta "situación de riesgo"