Normalistas de Ayotzinapa culpan a la policía estatal

Estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa protestan por enfrentamiento contra la Guardia Nacional, en la caseta de Palo Blanco

ayotzinapa-normalistas
Los jóvenes responsabilizan a los mandos de la policía estatal por haber roto el acuerdo para dejar la caseta de cobro la tarde del viernes pasado. Foto: Anwar Delgado/ EL UNIVERSAL.
Estados 06/02/2022 02:50 Arturo de Dios Palma / Corresponsal Actualizada 06:14
Guardando favorito...

Chilpancingo.—Los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa volvieron a salir a marchar. Esta vez para condenar la agresión que sufrieron por parte de soldados de la Guardia Nacional y agentes de la Policía Federal en la caseta de Palo Blanco de la autopista del Sol.

 Los normalistas responsabilizaron a mandos de la policía estatal por haber roto el acuerdo para dejar la caseta la tarde del viernes. Advirtieron que no dejarán de tomar las casetas, porque de ahí financian su lucha para exigir la presentación de los 43 desaparecidos hace siete años en Iguala.

 A las 12 del día llegaron siete autobuses con unos 300 normalistas a la Alameda Central de Chilpancingo. Unas 24 horas atrás, habían encabezado un enfrentamiento contra 600 soldados de la Guardia Nacional y policías estatales.

Leer también: Chocan, otra vez, policías y normalistas

 El encontronazo duró una hora. El saldo fue de 57 lesionados: 20 guardias, 17 policías estatales y 20 estudiantes, tres de ellos hospitalizados por las lesiones de gravedad que sufrieron. 

 La marcha de ayer sábado fue para dos cosas. Una, para exigir un alto al hostigamiento y represión que ha emprendido el gobierno federal contra los estudiantes y padres y madres de los 43 normalistas, y dos, parea responsabilizar a la policía estatal y a la gobernadora, la morenista Evelyn Salgado Pineda, del enfrentamiento en la caseta.

 Los estudiantes explicaron que la tarde del viernes cuando llegaron, les informaron a los soldados de la Guardia Nacional y a los policías estatales que durante una hora entregarían volantes y que subirían las plumas de la caseta para que pasaran sin pagar; sin embargo, los militares y los agentes de inmediato los encapsularon y los retuvieron durante más de una hora. 

Leer también: Kínder Champagnat destapa abusos y omisiones

Cuando estudiantes y mandos de la Guardia Nacional “acordamos que nos podíamos retirar, policías estatales lo impidieron, intentaron revisar los autobuses, algo que no estaba en el acuerdo.

 “Nosotros sólo nos defendimos”, dijeron los normalistas.

 La noche del viernes, el gobierno de Guerrero acusó a los normalistas de haber agredido de manera “directa y premeditada” a los soldados y policías.

 El gobierno de Salgado Pineda informó que la Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado (FGE) investigan la actuación de los estudiantes conforme a las denuncias que fueron presentadas, pero no especificó quienes las presentaron ni porqué delito.

Por su parte, la directora de la Oficina en Guerrero de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Micaela Cabañas Ayala, quien estuvo como observadora en la marcha, reprobó que la Guardia Nacional y la policía estatal hayan atacado a los normalistas y hayan roto el acuerdo que se tenía. 

Leer también: En imágenes, así fue el enfrentamiento con palos, piedras y hasta un tráiler entre normalistas y la GN

Comentarios