La paleta de Tocumbo llega a otros continentes, pero se congela ante el Covid-19

La paleta artesanal de hielo de Tocumbo, Michoacán, es la más comercializada en México y ya rebasó fronteras; sin embargo la cadena de producción tuvo una afectación de hasta el 50 por ciento

La paleta de Tocumbo llega a otros continentes, pero se congela ante Covid-19
Foto: Carlos Arrieta/ EL UNIVERSAL
Estados 03/03/2021 09:50 Carlos Arrieta / Corresponsal Michoacán Actualizada 11:23
Guardando favorito...

Tocumbo, Michoacán.- La paleta artesanal de hielo de Tocumbo, Michoacán, es la más comercializada en México y ya rebasó fronteras; sin embargo la cadena de producción tuvo una afectación de hasta el 50 por ciento, debido a la pandemia de Covid-19.

Las paletas de limón, arroz con leche, plátano con lechera, frambuesa, tamarindo, de aguacate, gazpacho, chongos zamoranos y otras especialidades, también se saborean en otros países del continente americano, Asia y Europa.

Esa expansión y la calidad del producto, generaron que Tocumbo fuera nombrado “La Capital Mundial de la Paleta”. En ese municipio nacen las paleterías “La Michoacana”.

Los señores Agustín Andrade y Luís Alcázar fueron dos de los principales fundadores de la industria de la paleta de hielo y nieves en el país; oficio que inició en 1940.

También lee: Cómete la cara de Bad Bunny... en una paleta de hielo

En ese entonces, las paletas de hielo eran transportadas en animales de carga a las comunidades, hasta que se potencializó en establecimientos de venta y consumo.

paleta_de_tocumbo_10_foto_carlos_arrieta.jpg

De ese oficio se ven beneficiadas directamente más de 3 mil familias y cerca de 15 mil habitantes de Tocumbo, expuso el alcalde Luis Enrique Toscano Servín.

Explicó que la elaboración de la paleta va de la mano con la industria azucarera predominante en ese municipio.

También lee: No te pierdas estos cocteles con vino hechos paleta de hielo

Toscano Servín indicó que económicamente, Tocumbo no está considerado como un municipio de tan alta marginación, gracias a esa importante industria de la paleta.

Informó que la principal derrama de esa industria directa a este municipio ubicado a 196 kilómetros de la capital michoacana, es en diciembre, durante la Feria de la Paleta.

Todos los tocumbenses que viven de ese oficio en otros estados o países, regresan a su tierra y dejan una derrama económica por encima de los 5 millones de pesos.

También lee: Las mejores paletas de hielo en CDMX

La caída

El regidor Fernando Villanueva Ávalos dijo que esa industria cobró su auge en los años 70s, cuando hubo un importante crecimiento de los establecimientos de paletas en el país. Señaló que 20 años después se dio una contracción probablemente asociada a los problemas que presentó en ese momento la economía mexicana.

paleta_de_tocumbo_5_foto_carlos_arrieta.jpg

Como resultado, muchos paleteros empezaron a cerrar sus negocios al no haber ventas y tuvieron que buscar otras alternativas para su economía familiar.

Recordó que la paleta artesanal también fue desplazada por el crecimiento y competencia de las marcas trasnacionales que tenían vida de anaquel mucho más larga.

También lee: Paletas exóticas para refrescarte

Esto obligó también a que la industria paletera tocumbense se dinamizara y buscara otras alternativas.

Por ejemplo: en las cooperativas de escuelas con productos más pequeños y al alcance del bolsillo de los niños, los principales consumidores.

Destacó que ya para el año 2000, esa industria michoacana se recuperó y la competencia en el mercado dinamizó lo artesanal.

Lo anterior, afirmó, al grado de buscar oportunidades en el mercado estadounidense y otros países del continente americano. Es decir, que la paleta había cruzado fronteras.

También lee: Crean paleta helada inspirada en la flor de Jacaranda

Dos décadas después, desde el inicio de la pandemia de coronavirus a la fecha, la cadena productiva de la industria paletera, lamentó, ha caído nuevamente.

Expuso que los productores de paletas y las empresas abastecedoras de insumos, reportaron una caída de hasta el 50 por ciento de las ventas.

paleta_de_tocumbo_17_foto_carlos_arrieta.jpg

“Y es preocupante, porque sabemos el impacto negativo para las paleterías que son una importante fuente de empleo en Tocumbo y a nivel nacional”, reiteró.

El regidor de Economía, enfatizó que en ese municipio, las medidas sanitarias han dado buenos resultados ante el contagio de Covid-19, por lo que es un lugar muy seguro.

También lee: Ya hay paletas de perrito

“Que sepan que Tocumbo tiene las puertas abiertas. No queremos aglomeraciones; sin embargo invitamos a que las familias vengan a consumir las paletas”, sostuvo.

La elaboración

Elaborar una paleta de hielo tiene un secreto principal para alcanzar la excelencia: la mezcla exacta de los productos; los tiempos de congelación y las manos privilegiadas de los artesanos.

El artesano del hielo, José Luis Fernández Barajas, es uno de los maestros paleteros más reconocidos de la industria. A sus 47 años de edad y 29 en el oficio, cuenta el proceso de elaboración.

Para iniciar el proceso, dice, es necesario tener la cantidad precisa de ingredientes que debe llevar cada sabor de paleta y mezclarlos con base a cada receta.

También lee: Paletas de hielo para personas con diabetes

Después se vacía al molde y meterlo al agua para que se cuaje a una temperatura de por lo menos 17 grados centígrados bajo cero.

La sal en el agua es indispensable para que ésta no se congele y pueda darle la solidez necesaria a la paleta.

En 15 minutos se pone el palillo de madera a cada una y en otro tiempo igual la paleta está lista para embolsar y saborearla.

En un solo día, el maestro paletero elabora en temporadas bajas (invierno) cerca de 200 piezas de diferentes sabores y, el resto del año, hasta mil en una sola jornada.

paleta_de_tocumbo_19_foto_carlos_arrieta.jpg

José Luis es parte de una familia de paleteros que llevaron el sabor de Michoacán a Guanajuato, Sinaloa, Coahuila e incluso a Texas, Estados Unidos.

También lee: El helado puede reducir los niveles de estrés

Explica que cada paso debe ser bien calculado y requiere de muchos años de experiencia.

José Luis trabaja actualmente en la paletería La Michoacana que está en pleno centro del pueblo y donde una de las especialidades es la receta de lechera con plátano.

Ese cuboide está elaborado con una base de crema de plátano y relleno con lechera que, al momento de morderlo, no se derrama en las manos, pero se derrite en la boca.

Para ello, afirma, es esencial tener buena calidad de crema y buena calidad frutal para poder hacer el producto único en sabor y presentación, porque si no, no funciona.

Adriana, dueña de la paletería, confirmó que el impacto negativo que han sufrido por la pandemia ha mermado sus ventas a la mitad y eso generó que bajaran su producción.

Dijo con tristeza que el brote de coronavirus no solo encerró a las personas en sus casas, sino que también provocó que no circulara dinero (recesión económica local).

Así, habitantes, productores, autoridades y demás involucrados en esa industria, esperan que se reactive pronto y que la gente vuelva a probar esa pieza única artesanal.

También lee: “Hasta hoy, esta batalla la hemos ganado”, dice alcalde

om/rdmd 

Temas Relacionados
Michoacán Tocumbo
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios