Inundación en Tula: "Tenemos que levantarnos y empezar de nuevo"

Resignado ante la pérdida de sus bienes, Raúl Lugo sólo pide que su hogar resista

Inundación en Tula: "Tenemos que levantarnos y empezar de nuevo"
Don Raúl ha vivido a la orilla del río desde hace 35 años. Foto: Víctor Gamboa
Estados 08/09/2021 02:49 Víctor Gamboa Actualizada 05:01
Guardando favorito...

Tula.—“Escuchamos que el río bufaba, veíamos que estaba un poquito cargado, nos levantamos de la cama y sí, vimos cómo el agua se metía a la casa (…) en media hora se inundó todo”.

Así narra Raúl Lugo Sanabria, jubilado de Petróleos Mexicanos (Pemex), los momentos más angustiosos de su vida, la noche del pasado lunes, cuando de un momento a otro perdió todo su patrimonio: casa, muebles, enseres, dinero y documentos.

Con el rostro descompuesto al ver su vivienda bajo el agua, reconoce que la construyó hace 35 años en los márgenes del río Tula, pero dice que el gobierno lo permitió y hasta le dio las escrituras en el sexenio del expresidente Vicente Fox. “Nunca nos imaginamos que esto fuera a pasar”, señala resignado, y se le hace un nudo en la garganta cuando recuerda que en esa casa nacieron sus hijos.

“Era entre 9:30 y 10 de la noche”, recuerda don Raúl, al recalcar que, como en otras ocasiones, colocó unos costales que tenia ya preparados a la entrada de su casa para contener el agua, pero esta vez resultaron inservibles “ante la naturaleza”.

En cuanto vio la gravedad del problema, le pidió a su esposa que se saliera de la casa con su nieta, mientras él y su hijo subieron a sus cuatro perros a la azotea y ayudaron a unos vecinos adultos mayores a evacuar. “Fue inesperado, yo máximo creía que el agua iba a subir unos 50, 60 centímetros, no cuatro metros”, remarca.

—¿Dónde pasaron la noche?

—Aquí pasamos la noche y pienso estar aquí más tiempo por si baja el nivel del agua, a ver si puedo sacar a mis animales. Si no baja, tampoco nos vamos a arriesgar, pero la verdad aprecio mucho a mis perros y por eso estoy aquí. Le pido a Dios que resista la casa, es lo único.

—¿Y qué va a hacer ahora?

—Tenemos que levantarnos y empezar de nuevo.

Sobre sus pertenencias, asegura que difícilmente recuperará algo. Lo que sí le da coraje es sentirse engañado por el gobierno. “Que digan que van a arreglar el río, y lo van a arreglar, y no lo arreglan porque se roban el presupuesto”.

Lee también: CDMX envía apoyo para rescates a Ecatepec y a Tula ante inundaciones

Comentarios