Haitianos saturan albergues en tres estados

Los lugares se han quedado sin espacio y recursos económicos para atender a los extranjeros que arriban en busca de ayuda

Haitianos saturan albergues en tres estados
Haitianos se concentran en los alrededores de Casa Indi, uno de los refugios de migrantes más grandes del país, el cual se encuentra lleno. Foto: Emilio Vázquez/ EL UNIVERSAL.
Estados 25/09/2021 02:40 Monterrey David Carrizales y Samuel Estrada/ Corresponsales Actualizada 07:41
Guardando favorito...

Monterrey.— La ola de migrantes haitianos, en diferentes estados, ha rebasado la capacidad de los albergues, los cuales se han quedado sin espacio ni recursos económicos para brindar ayuda, lo que ha ocasionado que cientos de personas tengan que dormir en la vía pública.

Los últimos días, cientos pasaron una mala noche en Monterrey, debido a que el agua de las lluvias encharcó las carpas que instalaron para su resguardo.

La presencia de los isleños se concentra en los alrededores de Casa Indi, uno de los refugios de migrantes más grandes del país, con una capacidad para 500 personas, pero desde el domingo han llegado unos 900 haitianos y las autoridades esperan el arribo de miles más que regresen de Acuña, Coahuila, o desde el sur del país.

Muchos se aventuran a recorrer las calles del primer cuadro de la ciudad; otros prefieren no alejarse del albergue por temor a que policías los despojen de su dinero o los amenacen con sembrarles droga, como ya ha ocurrido, según aseguran.

Los vecinos admiten que por el momento los haitianos se han portado pacíficos, y en general todos los migrantes.

Samuel García (homónimo del próximo gobernador) atiende un pequeño local comercial y asegura que los migrantes son parte de su clientela y hasta ahora nadie se ha ido sin pagar.

Uno de los afortunados huéspedes de Casa Indi es Yolena, una haitiana madre de una niña de ocho años y un niño de tres, quien llegó el domingo con su esposo.

La mujer, de unos 40 años, recuerda que tuvieron que abandonar Puerto Príncipe, porque el sismo del 14 de agosto destruyó su casa, donde murió su hija de 16 años de edad.

Como sabe que el gobierno de Estados Unidos endureció su política migratoria, buscará arreglar sus papeles para quedarse a laborar en Monterrey: “Sólo saldré de Casa Indi para acudir a Migración, como hacen otros, para arreglar papeles a fin de trabajar aquí”, dice.

Urge ayuda

En San Luis Potosí, el director de la Casa del Migrante, el padre Marco Antonio Luna Aguilar, hizo un llamado a la ciudadanía, pero sobre todo al gobierno estatal, ya que se encuentran rebasados por la cantidad de haitianos que han llegado.

Expuso que han arribado más de 200 haitianos a ese refugio, de los cuales cerca de 40 son menores: “Hay una dificultad tremenda, porque la mayoría no habla español y tratar con ellos ha sido complicado, puesto que difícilmente atienden las órdenes y reglamentos. La mayoría vienen en familias y hay mujeres embarazadas, incluso una de ellas ya dio a luz ayer”.

Leer también: “Somos humanos; no tienen respeto por nosotros”, en Coahuila
 

Temas Relacionados
Albergues migrantes El Universal
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios