“Ha habido momentos peores y nunca nos han doblado”: Javier Ávila, sacerdote jesuita

En entrevista con EL UNIVERSAL, el sacerdote pidió al gobierno mexicano que se acabe la impunidad y que realmente se logre dar con el responsable del ataque

“No nos han doblado”, comunidad jesuita en Chihuahua 
FOTO ESPECIAL
Estados 22/06/2022 08:46 Paola Gamboa Chihuahua Actualizada 09:06
Guardando favorito...

“Ha habido momentos peores y nunca nos han doblado”, dice el sacerdote jesuita Javier Ávila, quien es compañero y amigo de los dos sacerdotes asesinados el lunes pasado en una parroquia de la localidad de Cerocahui, Urique, Chihuahua. 

En entrevista con EL UNIVERSAL, pidió al gobierno mexicano que se acabe la impunidad y que realmente se logre dar con el responsable del ataque que ha conmocionado, no solo a la comunidad tarahumara y chihuahuense, sino a todo el país. 

“Que se acabe la impunidad que es lo más importante, que realmente se actúe con efectividad y que aparezca el responsable”, señala. 

También lee: "El Chueco" conversó con otro sacerdote tras matar a jesuitas en Chihuahua

No iban contra ambos párrocos

De acuerdo con lo que explicó en entrevista, los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora de la Parroquia de San Francisco Javier en Cerocahui, no habían sido amenazados por los grupos del crimen organizado que operan en la región, por lo cual se asegura que en concreto no iban contra ambos párrocos.

“En este caso no fueron en concreto contra los sacerdotes, que es lo que es raro porque no había nada que reclamarles, que señalarles a los sacerdotes. No se deduce que el pleito era contra los sacerdotes o contra la iglesia”, destaca. 

Ávila describió a sus compañeros como muy buenos pastores, gente sencilla, de mucha fe, mucho muy trabajo, y muy cercanos al pueblo. 

Hasta ayer por la noche, confirmó a este diario que aún no se encontraban los cuerpos de las personas asesinadas, ni tampoco se tenía indicios de dónde podrían estar. 

También lee: Identifican a responsable del asesinato de sacerdotes jesuitas y guía turístico en Chihuahua

La comunidad jesuita en la Sierra Tarahumara 

Además de las iglesias, la comunidad Jesuita tiene su historia en el estado de Chihuahua, la cual radica de muchos siglos atrás. 

De acuerdo con el padre Ávila, llegaron a la entidad en los años 1,600 y hasta este día se sigue presente en la región. 

Actualmente en la zona Tarahumara se tiene dos parroquias una en Cerocahui, que es dónde sucedió el ataque el lunes pasado, y otra en otra región cercana.

También se cuenta con dos obras en Creel, una enfocada en los Derechos Humanos, y la segunda es una clínica para atención a la población indígena. 

“Nuestro trabajo es pastoral, es social y educativo también, porque se tiene una parroquia y unos centros educativos y nuestro pastoral de atención y de servicio sobretodo a los pueblos indígenas preferencialmente”.

Recalcó que los pueblos indígenas en Chihuahua, se trabaja principalmente con el acompañamiento de las problemáticas que llegan a surgir en la población que radica en esa zona de Chihuahua.

Reunión hoy en Creel de sacerdotes Jesuitas 

Padres jesuitas se trasladaron desde la noche del martes a Creel, ya que durante este miércoles se tendrá una reunión con su superior, en donde se buscará dialogar sobre qué caminos u rumbos se tomarán después del ataque registrado el lunes. 

“Es para dialogar entre  nosotros y ver cómo andamos, claro que después de una cosa tan difícil cuando sucede algo, es conveniente que la familia se reúna”, se informó. 

Lee también: “Violencia y delincuencia le explotan a administración de AMLO”: expertos

 Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

om/rdmd

 

Comentarios