Guerrero, sin definiciones a 100 días

Desde la llegada al poder de Evelyn Salgado, la inseguridad mantiene su ruta al alza y la violencia contra mujeres no cesa; la presencia de Félix Salgado aún es imprescindible

Guerrero, sin definiciones a 100 días
Evelyn Salgado Pineda, gobernadora de Guerrero, mantiene números negativos en lo que va de su gobierno. Foto: Especial.
Estados 23/01/2022 00:33 Arturo de Dios Palma Actualizada 02:45
Guardando favorito...

El gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda llega a 100 días con indefinición sobre varios pendientes: la inseguridad, la violencia contra las mujeres y la sombra de su padre, el senador con licencia Félix Salgado Macedonio (Morena).

El cambio de gobierno en Guerrero coincidió con el aumento de asesinatos, desapariciones y extorsiones y no se vislumbra una estrategia para combatir y reducir crímenes.

La gobernadora sólo repite lo que ha dicho por muchos años el presidente Andrés Manuel López Obrador, que atenderá las causas de la violencia: la pobreza, la marginación, pero lo que es tangible es el aumento en la violencia.

Leer también: En Guerrero yo tomó las decisiones, no mi papá, asegura Evelyn Salgado

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó hace unos días la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) y en las tres principales ciudades de Guerrero: Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo, se sintieron más inseguros en el último trimestre de 2021.

Los resultados coinciden con la realidad. Acapulco, en el último trimestre, sufrió un aumento de violencia, sobre todo en la principal franja turística de Acapulco, la Costera Miguel Alemán, por lo menos fueron asesinados siete chóferes de la ruta Base-Caleta que recorre esa vía.

El comercio también sintió el incremento de la violencia. En dos ocasiones fueron quemados decenas de puestos en el tianguis en la colonia Zapata, en la salida a la Ciudad de México.

A finales del año, empresarios del puerto denunciaron que en plena temporada vacacional grupos criminales los extorsionaron. Hasta hoy siguen exigiendo que se implementen operaciones policiales para reducir los cobros.

Hay otras zonas del estado donde la violencia va en aumento y donde organizaciones criminales actúan con libertad. El caso más visible es el Cártel de la Sierra, que ha desafiado al gobierno en distintas ocasiones.

El 22 de diciembre en la carretera que comunica Chilpancingo con Leonardo Bravo, 100 hombres armados que se identificaron como integrantes del Cártel de la Sierra detuvieron, amenazaron y apuntaron a un convoy de la policía estatal y les quitaron a dos de sus compañeros.

El gobierno de la morenista guardó silencio y hasta ahora la administración no ha dado ninguna explicación.

La sombra

La mandataria lo repite hasta el cansancio: quien “manda” y toma las “decisiones” en Guerrero es ella y de su papá sólo escucha consejos. Sin embargo, los hechos la contradicen.

Félix Salgado otorga nombramientos que luego la mandataria confirma y anuncios de acciones de gobierno que después se llevan a cabo.

El senador con licencia niega que influya en la administración de su hija, pero el gabinete está repleto de sus amigos, colaboradores e incondicionales.

Los propios aliados y seguidores saben que para lograr algo un cargo, una gestión, hay que hablar necesariamente con Félix Salgado. Desde la transición del gobierno, al senador lo sigue un enjambre de personas, con folder en mano, en busca de un empleo.

Leer también: Se replanteará estrategia de seguridad en Acapulco: Evelyn Salgado

Una vez, en una colonia de Chilpancingo, durante todo un día, más de 500 personas hicieron fila para hablar con Salgado Macedonio; el objetivo, pedirle trabajo en el gobierno de su hija. Otras veces ha mostrado su influencia sin empacho. Un día de noviembre, en plena calle, por teléfono ordenó al secretario de Educación, Marcial Rodríguez Saldaña, atender a unos profesores que protestaban.

“Ya quedó: mañana a las dos de la tarde. Tú eres gente seria y cumplidora (…) Nada de que choque con un burro”, le dijo al funcionario.

La influencia de Salgado Macedonio no se ha limitado al gobierno de su hija. En la dirigencia estatal de Morena colocó a uno de sus incondicionales, Cuauhtémoc Ney Catalán, un empresario que le presta oficinas para que las utilice como casas de campaña.

Deuda con las mujeres

La gobernadora desde su campaña afirmó que Guerrero sería un “santuario” para las mujeres, pero de eso se está muy lejos. En tres días —14, 15 y 17 de enero—, en cuatro hechos distintos y en lugares diferentes fueron asesinadas cinco mujeres con crueldad: a balazos, a golpes, sometidas a la tortura, en dos casos privadas de su libertad.

En los primeros días de al frente firmó un convenio con distintas dependencias del gobierno federal y la oficina de la ONU para establecer una estrategia que prevenga, combata y castigue la violencia de las mujeres, principalmente los matrimonios forzados de niñas en pueblos de la Montaña y la Costa Chica.

De la estrategia poco se sabe, no han informado quién la coordinará, cuál es su presupuesto, cuáles son las metas concretas ni tampoco cuándo arrancará. Mientras a las niñas y adolescentes las siguen obligando a casarse a cambio de dinero.

Leer también: Con un perfil militar, Sandra Luz Valdovinos fue elegida fiscal de Guerrero por Evelyn Salgado

Comentarios