Exgobernadora asesorará a Roberto Palazuelos en seguridad

Kiosko. Quintana Roo padece de una crisis de inseguridad

Roberto Palazuelos
Roberto Palazuelos. Foto: Especial.
Estados 27/01/2022 03:40 Corresponsales de EL UNIVERSAL Actualizada 03:40
Guardando favorito...

El que anda reclutando en Quintana Roo para su próxima campaña, nos platican, es el precandidato de MC a gobernador Roberto Palazuelos Badeaux, quien ya tiene lista una de sus cartas principales. Nos detallan que la exgobernadora priista de Yucatán y actual diputada federal Ivonne Ortega Pacheco (MC) será asesora de seguridad y la encargada de diseñar las propuestas contra la violencia, pero no es cosa menor, pues el paradisiaco estado padece desde hace unos meses una crisis de inseguridad, aunque muchos se preguntan si eso no interferirá con su chamba en San Lázaro, pues como dicen, “quien a dos amos atiende, con uno queda mal”.

¿Infiltrados en Morena?

Sin carrera que lo respalde en Hidalgo ni la mínima oportunidad para ganar, nos comentan que el magistrado Rufino León Tovar impugnó el proceso de elección de precandidato de Morena en la entidad, lo que dejó a varios con la ceja levantada. Nos explican que don Rufino fue secretario de Movilidad en la entidad, luego migró a la Ciudad de México, donde se desempeña como magistrado presidente de la Primera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, pero se inscribió en el proceso morenista y, nos dicen, vendió a un grupo de personas la idea de que sería el candidato, por lo que varios se preguntan ¿cuál es el verdadero interés de don Rufino, o quién mueve los hilos detrás de él?

Diputada con pánico escénico

Desde Guanajuato nos cuentan que a la que le ganaron los nervios en plena conferencia fue a la diputada federal panista Diana Gutiérrez Valtierra (PAN), pues no le sirvió de mucho llevar acordeón a una rueda de prensa sobre la inflación en la canasta básica, a la que fue acompañada por el líder del PAN, Eduardo López Mares. Nos relatan que al comparar los gobiernos panistas y de Morena afirmó: “Ellos dicen que somos iguales y sí, sí es cierto”; hubo un silencio incómodo y, ante la mirada inquisidora de don Eduardo, se disculpó: “Perdón, ellos dicen que no somos iguales y sí tienen razón: no somos iguales, nosotros somos mejores”, lo que le devolvió el color al dirigente estatal. Hay que ensayar.

Comentarios