Suscríbete

Desánimo de médicos: renuncian 4 del ISSSTE tras vacaciones de López-Gatell

Desánimo colma a médicos que atienden a pacientes con Covid: cuatro renuncian  a hospital de  Sedena tras vacaciones de  López-Gatell;  reprochan  gestión de la  pandemia y desinterés de la ciudadanía  

"No hemos podido salvar a nadie en terapia intensiva"
El número de víctimas pudo ser menor con un plan de prevención eficiente, aseguran médicos. Foto: ESPECIAL
Estados 07/01/2021 02:50 Justino Miranda / Corresponsal Actualizada 10:57

Cuernavaca. Mor.- Entre los médicos del hospital del ISSSTE “Carlos Calero Elorduy”, de Cuernavaca, hay desánimo por la estrategia que sigue el gobierno federal para enfrentar la pandemia del Covid-19. Es tal el grado de desaliento que cuatro doctores que combaten en primera línea al nuevo coronavirus decidieron renunciar. 

En el desconsuelo de los médicos también intervienen la falta de personal para atender pacientes, de herramientas médicas de apoyo y la irresponsabilidad de la población, pero las vacaciones tomadas por el subsecretario de Prevención, Hugo López-Gatell, quebró la voluntad de los doctores. 

“Cuatro de nuestros compañeros, somos 23 médicos en el área Covid, renunciaron porque dijeron ‘no es posible que tenemos ocho meses partiéndonos el lomo’, y eso significa que debemos estar en casa, guardándonos y todo, y el señor sale con esto”, afirma. 

Juzgan que los niveles de contagio y el número de víctimas pudo ser menor con un programa de prevención eficiente en los meses de marzo y abril, pero en su opinión no se hizo nada y ahora se pagan las consecuencias. 

También lee: México suma 129,987 muertes por Covid y un millón 479 mil contagios

--¿Qué falló, la estrategia gubernamental, los medios de comunicación o la población? 

“La estrategia gubernamental porque es muy sencillo decirles a esos 30 millones de votantes que usen cubre bocas. Hay gente muy fanática que si el presidente les dice ‘tírense del puente’ lo hace. Desde ese momento sabíamos que la estrategia estaba mal”, dice uno de los médicos del área Covid que tiene el ISSSTE en este hospital. 

--Si tuviera oportunidad de comunicarse con la gente, ¿qué le diría? 

“Pues una, perdón por la expresión, pero les mentaría la madre porque la mayoría no entiende. 

“Tenemos meses sin medicamentos, literalmente todos los pacientes que entran a terapia intensiva se nos mueren, habemos pocos médicos para la cantidad de pacientes.  

También lee: En la CDMX solo hay disponibles 686 camas generales y 365 para terapia intensiva: Sheinbaum

“Ahorita tenemos un aproximado de mortalidad de entre el 60 y 65%, o sea de 100 pacientes que entran 60 o 65 de ellos mueren. Hemos sacado gente que no viene tan grave, que se avienta 20 días en hospitalización y se va, la libra, pero la realidad es que si entras a terapia, si te complicas y te vas a terapia intensiva, pues te mueres. En ocho meses no hemos podido sacar a un solo paciente de terapia intensiva”, confiesan los médicos que permitieron la grabación de la entrevista bajo la condición del anonimato, para evitar represalias. 

El nosocomio está bajo la responsabilidad de la Secretaría de la Defensa Nacional y por lo tanto las decisiones que se asumen son compartidas, pero los médicos afirman que cuando se pide el encargado militar más herramientas de apoyo, responden que no hay presupuesto, pero siguen admitiendo pacientes. 

“La orden es llenar el hospital para que se vea que se hace algo, pero a nosotros se nos carga el trabajo. Imagínese bajo condiciones normales, inclusive de Covid, un ejemplo el (hospital de Cuernavaca, General José G.) Parres tiene 400 enfermeras para 100 camas, y nosotros tenemos 70 camas con 30 enfermeras”, cita. 

También lee: López-Gatell y su playera amarilla protagonizan cartones en la prensa nacional
 

Un hospital rehabilitado 

En junio de 2020 el director general del ISSSTE Luis Antonio Ramírez Pineda, entregó al Instituto de Salud para el Bienestar el nuevo hospital para ampliar la atención a pacientes con Covid-19, tras 10 años de estar en la ruina. 

“Es un logro que pocos imaginaron posible, y gracias al apoyo de la Secretaría la Defensa Nacional (SEDENA) se rehabilitó en tan solo dos meses. Hoy demostramos que sí se pueden hacer las cosas cuando se tienen compromiso con el pueblo” subrayó Ramírez Pineda. 

La supervisión del hospital fue encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y se explicó que su reconversión era para enfrentar la pandemia y dar servicios de hospitalización general y terapia intensiva a población del estado que lo requiera. 

También lee: “No bajemos la guardia, la vacuna llegará para todos”

Sin embargo, dicen los médicos, el personal es insuficiente, así como las herramientas para atender a los pacientes con Covid-19, por ejemplo, recuerdan que los primeros ventiladores que llegaron al Carlos Calero no eran de soporte de terapia intensiva sino de traslado. Su funcionamiento era para tres o cuatro horas máximo, pero los tenían en operación 24 horas durante siete días y por eso fallecían las personas. 

“Hace un mes la 24 Zona Militar prestó los ventiladores que tenía en su hospital y esperamos que salga para un paciente o algo, porque los tienen apilados. Parece que solo tratan de justificar la atención”, refieren. 

Entre los médicos, dicen, crece su sentimiento de impotencia cuando los militares les sugieren que apliquen “dosis mínimas” a los pacientes o “paliativos”. Se les pide a los militares, dicen, que se metan al hospital para ayudar en la redacción de las notas porque eso quita mucho tiempo. Ellos no se meten para nada, y sólo se les pide un poco de empatía, exigen. 

También lee: Fundación Carlos Slim amplia la capacidad de la unidad temporal COVID-19

El factor López-Gatell 

Médicos fundadores del área Covid-19 también siguen la huella de López-Gatell desde 2009 cuando trabajaba en la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud. Ahí colaboró bajo el mando de Mauricio Hernández y ambos recibieron la encomienda de instalar un laboratorio para realizar pruebas masivas del nuevo virus, y documentar las cifras de contagio y muertes por la gripe AH1N1. 

“Estaba haciendo lo mismo que acá, quería implementar un programa Centinela y a las dos semanas vieron que no había resultados y lo corrieron, si no mal recuerdo Pablo Kuri entró al relevo para aplacar esa situación. Nosotros sí guardamos memoria de lo que ha hecho Hugo López-Gatell”, dicen.
 
También recuerdan cuando el médico estimó una cifra máxima de 60 mil víctimas por el Covid-19, y sobre todo su frase polémica de que el presidente era una “fuerza moral, no una fuerza de contagio”. 

También lee: Morelos mantendrá semáforo rojo hasta el 17 de enero por aumento de casos Covid

“De entrada, desde que dijo que el presidente no contagia, desde ahí había motivos para no creer”, consideran los doctores. 
 

Estrategia fallida 

Quienes luchan frontalmente contra el Covid-19 en el “Carlos Calero” de Cuernavaca aseguran que falló la estrategia gubernamental porque resultaría sencillo decir a “esos 30 millones de votantes” que usen el cubrebocas, pero “el hecho de negar que el Covid no iba a llegar y que nada más eran suficiente unos amuletos ‘detente enemigo’ para curar el Covid, y que ser no corrupto ayudaba, pues en qué cabeza cabe ese tipo de expresiones”, critican. 

En su opinión también resulta un absurdo la determinación del gobierno federal de vender a China, en febrero de 2020, una cantidad considerable de mascarillas sabiendo que se iban a necesitar y después volver a comprarlos a siete veces su precio original. Son cuestiones, dicen, que no alcanzamos a entender, bueno sí lo entendemos, pero no comprendemos por qué el gobierno hace ese tipo de cosas. 

--¿Es cierto que los médicos perdieron la sensibilidad para sentir la muerte de las personas? 

“Hay sentimientos encontrados porque por una parte nos ha tocado gente que nos dice que no es Covid, no cree en la enfermedad y terminan entubados, y se hace lo posible por sacarlos, pero al final mueren y dices ‘pues al final no creían, no me voy a preocupar’. 

También lee: Recién egresada y su primer empleo: luchar contra Covid

“La otra vez se nos murió una señora de 45 años, joven, y ese tipo de situaciones si te causa preocupación porque dejó a dos niñitos. El 31 tuvimos el deceso de una persona que acudió con un médico brujo, le cobró 4 mil pesos de consulta y el pobre señor llegó al hospital pidiendo aire; lo hospitalizamos durante una semana, se complicó, estuvo 10 días en terapia intensiva, falleció el 31 y cuando la esposa pasó a reconocer el cadáver comenzó a llorar y a gritar que porqué lo había dejado, que voy a hacer con mis tres hijos. Esa parte si te mueve las lágrimas”, relatan los galenos. 

Al final, cuentan los médicos, hay ignorancia de la gente y actualmente hay personas del municipio indígena de Xoxocotla que pretenden demandar al hospital y sus médicos porque dicen que el jefe de familia hospitalizado no tenía Covid y ahí fue contagiado. Todo eso causa un hartazgo por la gente que es muy irresponsable y el gobierno no atina a un programa eficiente de prevención combate del Covid-19. 

Comentarios