Colgados; el terror llegó a Zacatecas

Es la entidad con mayor índice de violencia en el país; se registraron 34 cadáveres exhibidos en la vía pública

Colgados; el terror llegó a Zacatecas
El 18 de noviembre fueron hallados 10 cuerpos en el municipio de Ciudad Cuauhtémoc; nueve estaban colgados de un puente vehicular, mientras que uno más quedó en el piso. Fotos: ARCHIVO
Estados 04/01/2022 02:42 Alicia Pereda Actualizada 02:45
Guardando favorito...

Al menos 34 cadáveres colgados en espacios públicos, mil 510 homicidios dolosos, masacres y un estimado de 36 policías asesinados, fue el saldo de la violencia en Zacatecas durante 2021, año en el que, en plena transición en el gobierno estatal, la entidad rompió récords de inseguridad debido a la disputa entre grupos delincuenciales por el territorio, principalmente los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hasta noviembre del año pasado la entidad tenía el índice más alto de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, con 90, superando así a otros estados con altos niveles de inseguridad como Michoacán y Guanajuato. Asimismo, entidades vecinas como Aguascalientes han realizado despliegues de seguridad en sus fronteras para evitar que las actividades delictivas ganen más terreno.

De principio a fin

Para el primer día de 2021, en México se cometieron 73 homicidios dolosos, según cifras del SESNSP, el segundo estado con mayor número de ellos fue Zacatecas. Tan sólo 14 días después, un motín en el penal de Cieneguillas dejó un saldo de un interno muerto y seis lesionados, ante ello el entonces secretario de Seguridad Pública del estado, Arturo López Bazán, tuvo que reconocer que la pugna entre los cárteles de Sinaloa y CJNG había elevado el número de detenidos que comenzaron a saturar esa prisión.

Lee también: Hallan cuerpos de dos mujeres con lesiones de bala en Zacatecas

El 17 de enero se informó que hombres armados secuestraron a dos miembros de la Guardia Nacional que se ubicaban en la subestación Jerez. Para mediados de febrero fue asesinado Roberto Jesús Rico y un capacitador del Instituto Nacional Electoral (INE), de 36 años, a quien mataron cuando trabajaba en Fresnillo.

Uno de los primeros crímenes de 2021 que terminó con la vida de un elemento de seguridad en el estado ocurrió el 24 de mayo, se trató de Juan José de la Rosa Revilla, subcomandante de la Policía Municipal de Zacatecas; fue asesinado por un grupo armado. De acuerdo con la organización Causa en Común, en 2021 suman al menos 391 policías asesinados en México hasta el pasado 16 de diciembre; Zacatecas ocupa el tercer lugar nacional en el recuento, con 36 víctimas.

zacatecas_esp06_133363864.jpg
Jóvenes estudiantes se manifestaron tras los asesinatos de dos paramédicos que habían trasladado a un paciente a Zacatecas.
 

Los colgados

El punto máximo de la violencia llegó a Zacatecas con la aparición de cuerpos colgados y cabezas humanas abandonadas en la vía pública. El primero de estos hechos ocurrió el 18 de junio, cuando un cadáver apareció colgado de un puente en Fresnillo; al día siguiente se hallaron tres cuerpos más en las mismas condiciones.

El 23 de junio un descubrimiento similar encendió las alarmas, pues esta vez las víctimas eran los restos de dos policías de San Luis Potosí que colgaban de un puente vial en la capital. 

Episodios similares se fueron repitiendo, incluso luego de la toma de protesta del ahora gobernador morenista David Monreal, que fue en septiembre pasado, hasta que el 18 de noviembre fueron encontrados 10 cuerpos en Ciudad Cuauhtémoc; nueve estaban colgados de un puente vehicular y uno quedó en el piso.
 
Lee también: Balean a dos policías de Fresnillo, Zacatecas

Este hecho destapó un problema mayor: los municipios no tenían policías. El día del hallazgo de los 10 cuerpos, el alcalde Francisco Javier Arcos Ruiz reveló a EL UNIVERSAL que, cuando llegó el reporte alertando sobre los asesinatos, los seis policías municipales que entonces tenía decidieron no acudir a trabajar. El edil precisó que no tenía director de Seguridad Pública. 

No era el único con esta situación: en Loreto, varios elementos ya no se presentaron a trabajar luego del asesinato de un jefe policiaco. En Villa Hidalgo varios policías renunciaron luego de que hombres armados lanzaron amenazas en su contra. Lo mismo ocurrió en Monte Escobedo, Tepetongo, Apulco, Cañitas de Felipe Pescador y El Salvador.

En medio de esta ola de violencia, el gobernador Monreal Ávila finalmente nombró días después como secretario de Seguridad Pública al general en retiro Adolfo Marín Marín en sustitución de Arturo López Bazán, quien había sido ratificado tras estar en el cargo durante la administración del priista Alejandro Tello.

Víctimas sin distinción

Al asumir el gobierno del estado en 2016, el exgobernador Tello Cristerna recibió una entidad mucho más segura que la que dejó. El año anterior a su toma de protesta se habían cometido 449 homicidios dolosos, pero en su último año de gobierno la cifra se triplicó a mil 448 crímenes de este tipo. Así heredó el estado a David Monreal, quien en una entrevista con este medio, cuando era candidato a la gubernatura, reconoció que una de las prioridades de su gestión sería devolver la tranquilidad a los ciudadanos.

Lee también: Localizan 5 "encobijados" en Zacatecas; suman 11 muertos en menos de 12 horas

“Es un estado en crisis, con problemas de seguridad y crisis. La entidad tiene la deuda más grande en su historia”, señaló.

zacatecas_esp03_133312655.jpg
El 2021 fue un año electoral y el estado cambió de un gobierno priista a uno morenista liderado por David Monreal Ávila.

En la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), publicada en octubre pasado, se reveló que dos ciudades de Zacatecas están entre las de mayor porcentaje a nivel nacional de poblaciones que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro: fueron los habitantes de Fresnillo, con 94.3% y Zacatecas, con 86.1%.

Un ejemplo de ese sentir social fueron las diversas protestas tras los asesinatos de dos paramédicos de la Secretaría de Salud de Jalisco que habían trasladado a un paciente a Zacatecas, pero fueron encontrados sin vida dentro de una ambulancia en el municipio de Valparaíso.

*Con información de Irma Mejía

Comentarios