Cambios de temperatura enferman a niños migrantes

Son llevados a clínicas rurales con afectaciones respiratorias por las largas caminatas bajo la lluvia y el calor de 40 grados

Cambios de temperatura enferman a niños migrantes
La venezolana Andrea Pérez fue atendida en una clínica rural junto a sus tres hijos; todos presentaban alguna afección. Foto: María de Jesús Peters. EL UNIVERSAL
Estados 31/10/2021 02:40 María de Jesús Peters - Corresponsal Actualizada 05:26
Guardando favorito...

Ulapa.— Una treintena de niños que viajan con sus padres en la caravana migrante fueron trasladados a clínicas rurales para su atención médica por presentar fiebre, tos, gripa, deshidratación, dolor de cabeza y lesiones en los pies, por las largas caminatas bajo el sol y la lluvia.

A ocho días de que la caravana partió de Tapachula, el contingente ha caminado unos 87 kilómetros hasta este poblado de Ulapa, donde este sábado descansaron durante el día y por la tarde reanudaron su camino con rumbo a la cabecera municipal de Mapastepec, ubicado a unos 13 kilómetros.

La caravana migrante cambió su estrategia para avanzar, pues ahora camina por la tarde-noche para evitar la deshidratación, los golpes de calor y las quemaduras por el sol, pero se ha topado con el chapuzón que le deja la lluvia y esto ha provocado enfermedades respiratorias en el contingente, sobre todo en niños.

Ayer desde temprano, las diferentes familias se trasladaron por su cuenta a los hospitales rurales para atender a sus menores con diferentes padecimientos.

Irineo Mujica Arzate, activista de Pueblos Unidos Migrantes (PUM) y organizador de la caravana, indicó que muchos de los menores se han enfermado debido a las caminatas que realizan desde hace ocho días que salieron de Tapachula con destino a la Ciudad de México, pues van bajo temperaturas de hasta 40 grados y rachas de lluvias que les han tocado.

La mayoría de los mil 250 niños menores de siete años que integran esta caravana presentan también deshidratación, golpes de calor, rozaduras y lesiones en los pies por las ampollas.

Según la organización no gubernamental de médicos de ayuda humanitaria Global Response Management (GRM) —que desde el pasado domingo brinda atención médica y medicina a esta población en movimiento— se han atendido a 2 mil personas, la gran parte niños, a los cuales les hicieron curaciones en los pies, les suministraron suero y otorgaron medicamento.

Relataron que a partir del jueves y viernes notaron un incremento en niños con síntomas de fiebre, tos y gripa, pero también con pies lastimados por ampollas y rozaduras, así como el caso de la menor Abigaíl, con quemaduras en la espalda.

INM condicionó documentos

El activista Irineo Mujica Arzate habló sobre la negociación con el Instituto Nacional de Migración (INM); dijo que la dependencia les ofreció tarjetas de regularización migratoria a los integrantes de la caravana, pero sólo si retornaban a Tapachula, lo cual fue rechazado en un consenso a mano alzada.

“Pedimos misericordia para estos niños y las mujeres, que documentaran a los núcleos familiares, pero respondieron que eran todos o ninguno”, detalló.

Denunció que agentes federales del INM no permiten que los pequeños sean trasladados a las clínicas de salud por sus padres, ya que “son cazados” en los retenes o la carretera.

“Necesitamos llevar a estos niños a los hospitales sin que los anden cazando, porque cada vez que traemos a un niño, Migración se quiere llevar a la familia”, señaló el defensor de los derechos promigrantes.

“Pedimos misericordia al INM para estos niños. No pueden ser tan crueles con ellos, cómo es posible que este gobierno haya perdido toda humanidad, toda decencia y vergüenza”, afirmó Mujica Arzate.

Acusa desaparición

Andrea Pérez, una mujer migrante de Venezuela que viaja en la caravana con su esposo y tres hijos, denunció que su pareja se encuentra desaparecido, luego de que el INM intentó detenerlo cuando fue a buscarla a la clínica, en la cabecera municipal de Mapastepec, debido a que sus hijos se encuentran enfermos.

“Él venía a buscarme en una bicicleta, pero los de Migración lo intentaron detener y le arrebataron la bolsa con 500 pesos, una máquina de afeitar con la que trabaja en la caravana y la ropa”.

Abundó que uno de sus hijos presentaba deshidratación, el otro dolor de cabeza y una menor adolescente asepsia dental, por ello fueron tras- ladados a una clínica rural.

“Estamos siendo perseguidos por Migración, nos tienen entre la espada y la pared”, dijo la madre, quien también fue atendida por dolores en las rodillas.

Lee también: Gobierno de Tijuana cerca con vallas campamento de migrantes “para protegerlos”

Comentarios