Tatiana Huezo huye para conmover y sacudir

Buscó niñas vinculadas a la tierra y tuvo como prioridad mirar al peligro desde sus ojos

Tatiana Huezo huye para conmover y sacudir
La cineasta retrata un gran monstruo y su amenaza sin que apenas lo veamos. Foto: ALEJANDRA MUSI. EL UNIVERSAL
Espectáculos 17/07/2021 02:40 Alejandra Musi / Enviada Actualizada 15:42
Guardando favorito...

Cannes.— "Noche de fuego" fue un proyecto que Nicolás Celis, productor de ROMA, le propuso hacer a Tatiana después de pedirle que leyera la novela en la que está basada la película, según contó a EL UNIVERSAL en la terraza de los embajadores de Cannes.

“Después de leerla rápidamente me encantó el personaje principal y me pareció muy interesante el trazo de las tres niñas y cómo Ana se da cuenta de lo que significa ser mujer en un contexto como el que hay en la Sierra de Guerrero, que está enmarcado por la siembra de la amapola, la presencia permanente de fuerzas de seguridad y del crimen organizado”, dijo la directora.

El productor, recordó Tatiana, le dijo que si se animaba a hacerlo, él la apoyoría, algo que le dio mucha ilusión.

“Estaba sumergida en la exploración de mirar a través de los ojos de un niño y Nico lo sabía”, explicó la cineasta, cuya inmersión en ese mundo después trasladó a Noche de fuego con muchos elementos.

Lee también: Películas mexicanas "La civil" y "Noche de Fuego" son premiadas en Cannes 

france_premiere_-_74th_cannes_film_festival_127909886.jpg
El equipo de "Noches de fuego" en el desfile para la proyección de la película. Foto: EFE

La realizadora señaló que fue muy importante hacer el retrato de un profesor rural, fue su homenaje a las normales rurales que hay en México.

“Ahí se enseña pensamiento crítico, hay semillas, estos maestros tienen profundo amor por su tierra, por llevar el conocimiento a sus pueblos”.

De México se han visto en Cannes muchos filmes que muestran la violencia, pero algo que tiene "Noche de fuego" es que Tatiana retrata a ese gran monstruo y su amenaza sin que apenas lo veamos.

Huezo cree mucho en lo que no se ve para construir este monstruo que está presente y permea la realidad de los personajes.

“Creo que el cine es una ventana enorme para provocar y despertar el imaginario de cada espectador, para conectarte con tus propios monstruos, pesadillas y miedos”.

La directora explicó que, cuando todo se ve, sobre todo hablando de violencia, cuando las cosas se vuelven gráficas y se muestra todo, se empobrece mucho.

“Volver gráfica la violencia es terrible porque rápidamente nos acostumbramos a ella y nos deja de impactar, dejamos de sentir, dejamos de ver y de tener conciencia de la dimensión real que tiene esa violencia que ha marcado la vida de tantas familias”.

Tatiana reflexionó que siempre apuesta a otros caminos cuando trata temas difíciles, como es lo sensorial, lo imaginario, porque hay un miedo permanente que cada persona va completando.

SU CARRERA

Ha dirigido seis cortometrajes, entre ellos Niño de mis ojos y Soledad.

Ha realizado dos documentales: Un día más y De flores y ciudades. 

 Ha recibido 10 premios, entre ellos un Ariel.

FRASE

“Creo que el cine es una ventana para provocar el imaginario del espectador”. Tiana Huezo. Directora

Comentarios