¿Qué enseñaría Remi a la llamada “generación de cristal”?

El anime que hizo llorar a una generación demostró que la vida no es sencilla, que a veces se pierde y que los finales felices son parciales, coinciden especialistas

¿Qué enseñaría Remi a la llamada “generación de cristal”?
Remi. Foto: Captura YouTube
Espectáculos 25/06/2021 03:00 Elizabeth Escobar Ciudad de México Actualizada 05:08
Guardando favorito...

El anime japonés "Remi" hizo llorar a muchos niños y adultos sin saber que, a pesar de ser un dibujo animado, es un reflejo de la realidad de la vida humana, y es por ello que inconscientemente tuvo empatía y gran aceptación por la audiencia mundial. 

“Era una lección para todos: nunca te des por vencido y no dejes tus sueños porque tienes que realizarlos, tienes que vivir, aprender y eso es nunca rendirse, sigue adelante, porque Remi nunca se rindió y al final Dios lo premió y pudo encontrar a su mamá, pero todo eso pudo ser por la fe tan grande que tenía”, comenta a EL UNIVERSAL Rocío Garcel actriz de doblaje que hizo la voz de Remi en español Latinoamericano.  

“Tuvo que luchar contra todas esas cosas que le pasaban, que pobrecito, todo lo que sufrió y no le importaba, porque decía: ‘tengo que superar esto porque tengo que encontrar a mi mamá y lo voy a hacer’, y es que en la serie él iba para un lado y la mamá ya se había ido para el otro, pero él jamás se rindió, y yo creo que esa es una muy buena lección para niños y adultos”.

La historia a pesar de tener un final feliz, no es el típico final rosa de “y felices para siempre”, señala Luna Villegas, experta de anime japonés, sino que el mismo final es realista. Remi tenía como meta encontrar a su mamá, pero debió seguir creciendo en su camino de vida, trabajar, seguir adelante, lo cual sigue dejando una enseñanza. 

Lee también: Descubre las leyendas y universos alternos de caricaturas famosas

“El final nos deja una moraleja muy fuerte, ahora más que tenemos a los llamados la ‘generación de cristal’, que son muy sensibles, Remi te dice que tener un final feliz en donde encuentra a su mamá es una meta, pero la vida sigue, le queda esa zozobra de que le falta algo, porque quiere seguir madurando”, considera Luna. 
“En aquel entonces el paso de la adolescencia a ser un adulto era muy marcado, actualmente ya la adolescencia es eterna, pero antes no y la serie lo refleja, entonces ellos hacen un segundo viaje para encontrarse y al final Remi se convierte en abogado reconocido y se casa con su amiga, y esa es una enseñanza, creo, para las nuevas generaciones”, añade.

remi_2.jpg

 

Tiempos difíciles en Francia

El anime de Remi no fue extraído de un manga japonés, sino que la historia fue basada en el libro “Sans famille” (Sin familia), escrito por el francés Hector Malot en 1878, el cual describe la dura vida que atravesó un niño para encontrar a su familia. 

“Era algo sumamente extraño porque los japoneses siempre creaban sus animes de sus propias novelas, como cuando hice a la ‘Princesa caballero’, ahí en la prehistoria del doblaje (risas), como en los años 70, que fue el primer anime que llegó a México, pero Remi no es japonés, fue algo muy raro, pero fue todo un éxito la serie y muchísima gente se encariñó tanto que empezó el dicho ‘tenemos el ojito de Remi’ o ‘la lagrimita de Remi’ y me da gusto que el personaje les haya dejado un pedacito de su corazón”, señala la actriz de doblaje. 

Malot, el escritor original, nació en 1830 en Francia en donde se vivía un entorno social de muchos cambios, no tenía mucho que había estallado la Revolución francesa. En 1792 se estableció la Primera República Francesa, la cual fue abolida por Napoleón Bonaparte en 1804, quien regresó a una monarquía; luego, en 1830, una nueva revolución estalló y se restauró el antiguo Régimen hasta 1848, cuando surgió una tercera Revolución por medio de la cual el presidente Luis Napoléon Bonaparte estableció el segundo imperio francés. 

remi_3.jpg

En este contexto histórico la situación económica del país todavía era muy precaria, como consecuencia de lo que dejó el antiguo régimen imperialista que se agravó por el caos revolucionario, aunado a los problemas de la devaluación del papel moneda. Estos sucesos influyeron mucho en la inspiración del autor para retratar la crudeza de la sociedad en sus novelas, que a pesar de todas las difíciles situaciones que enfrentan sus personajes, tenían que salir adelante. 

“El autor estaba sufriendo en ese momento, entonces su sufrimiento lo reflejó al escribir esta serie, tal vez no con cosas que él haya vivido, pero si estaba pasando eso seguramente o vivió malos momentos en Francia y de ahí fue agarrando para crear la historia que si estaba dura, muy difícil, porque si sufría mi Remi en cada capítulo”, explica Garcel. 

Lee también: Las caricaturas también envejecen

“Vamos, siempre sigue adelante” es la frase que marcó la serie y que continuamente se decía en cada capítulo. Esto ha causado empatía en todo el mundo porque, aunque el autor reflejó su contexto histórico, son vivencias que siguen sucediendo en la sociedad: las guerras, revoluciones, pobreza, muchos temas siguen presentes y las vicisitudes que sufre una persona en su entorno social nunca terminan. Esta historia resultó tan tan impactante, que los japoneses la hicieron suya también, al ser una sociedad que atravesó por dos bombas atómicas y de alguna manera buscaba salir adelante. 

“Esta historia narra lo que vivió la sociedad en su momento o así lo reflejó el autor, de hecho, por ejemplo el anime japonés así nació, después de la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki, el pueblo estaba muy mal y empezaron a salir obras de describir historias de cómo vive la gente después de eso y luego se convierte en anime, pero siempre trata de transmitir una enseñanza o un conocimiento”, enfatiza Luna.
 

Realidad que no ha cambiado

En el caso de Remi, relata la triste realidad de muchos niños que trabajan en la calle son explotados por sus padres o extraños, y aun así de una manera cruda la serie te va llevando por todos esos caminos que muchas personas tienen que recorrer para sobrevivir, además refleja el dolor de la pérdida de seres queridos que todo ser humano ha experimentado. 

“El papa que lo vendió, yo decía ‘Dios mío, pobrecita criatura, era tan hermoso, porque le hicieron eso’, pero lo vemos en la vida real y cada ratito pasa algo así, y vemos a los papás como explotan a los chiquitos y los hacen vender chicles en la calle y tantas cosas que les hacen, entonces yo sí pienso que es una historia basada en hechos de la vida real y creo que si me gustaría que la volviera a repetir. 

“Era un ejemplo en el aspecto de que tenía que ir a la calle a cantar y actuar y ver que le dieran unos centavitos para que pudieran comprarse un pedazo de pan, pero son ejemplos y son cosas que pasan en la vida real”, explica la actriz. 

“Ahora pueden decir que a lo mejor no son historias para los niños, pero yo las veía junto a mi papá y en el caso de Remi siempre era de sacar lágrimas, y creo todos lo hicieron, cuando mueren sus perritos, cuando muere Vitallis, no conozco a nadie que no haya llorado en esas escenas, Remi llega a remover las emociones muy fuertes, vemos a un niño con un amor de vida, desde que fue separado de su mamá, el papá adoptivo no lo quiere, es familia pobre, el papa lo termina vendiendo, a traviesa por mucho hasta llegar a un final feliz”, añade Luna. 

Incluso la famosa canción “Tun, tun, caminar”, se abordó de una manera fácil de digerir, a pesar de que habla de lo difícil que es la vida. 

Tun, tun, Caminar, 
Tun, tun A correr 
Tun tun 
Caminar 
Juntos por el camino 
Brinco, salto y corro 
Feliz por el campo 
Todo es muy hermoso 
Si lo sabes ver 
Siempre con mis amigos 
Nunca me siento solo 
Voy hacia el horizonte 
Voy a triunfar 
Mamá me espera ya 
Y a mis amigos 
Aunque no pueda 
Tal vez tenga que alcanzar 
el camino de la esperanza. 
 

 
“…’Siempre adelante’ eran las palabras de Vitallis y al final también lo dice eso es algo increíble que nosotros lo llegamos a perder en la vida real, porque luego nos estancamos en un momento y de ahí no nos sacan, la letra habla de cómo es la vida de seguir adelante desde la letra por muy sencilla que sonara es brutal, porque te habla de cómo es la vida real, y de cómo debemos de tomarla”.

Lee también: Bob Esponja y otras caricaturas con mensajes subliminales, ¿cuáles son? 

remi_mama.jpg

Incluso, es una serie que deja la enseñanza de amor y protección de animales. 

“Fueron 52 capítulos, pero en cada uno, decías que como pasó esto, que si la vaca, que si los animalitos, en serio en cada capítulo era de preguntarnos de dónde sacó el autor tanto sufrimiento, pero si le quedó muy bonita la serie.

“Todos sus animalitos, él era feliz haciendo su teatro en la calle y luego como iban muriendo poco a poco y Remi cómo iba sufriendo cuando muere cada uno, bueno cuando muere el señor Vitallis, sufrió mucho porque se quedó solito y así tuvo que seguir adelante y luchando para lograr encontrar a su mamá y sus animalitos eran su compañía y ellos le daban ánimo para seguir, prefería quedarse sin comer para darles su comida, aunque fuera una boronita de pan, era una criatura hermosísima”, ahonda la actriz. 

al

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios