Personajes tóxicos hombres que no sabíamos que lo eran

En el cine y la tv no todo es lo que parece y más allá del amor y el romance, estos caballeros muestran características obsesivas, berrinchudas y hasta poco leales

Personajes tóxicos hombres que no sabíamos que lo eran
Fotos: Archivo/ EL UNIVERSAL
Espectáculos 21/01/2022 23:32 César Huerta Actualizada 12:07
Guardando favorito...

Consideradas en su momento como historias donde los personajes masculinos luchaban por el amor verdadero al superar varios días de sufrimiento y mostrar el lado sensible masculino, vistas a la distancia no se ven tan empáticas sino, por el contrario, los caballeros que las protagonizan son obsesivos, berrinchudos y hasta poco leales. 

Faltan pocos días para febrero, considerado el mes del amor y la amistad, y seguramente algunas de estas historias estarán disponibles en la televisión comercial o el streaming, pero bien vale observarlas con otra óptica.

Tom en “500 días con ella” 

Una oda a la obsesión disfrazada de una idealización romántica que impactó al público. Para muchos, Tom (Joseph Gordon-Levitt) es un hombre realmente enamorado de Summer (Zoey Deschanel), chica que siempre dejó en claro no quería nada para mucho tiempo. 

Leer más: "Voy a decir esto amablemente por última vez": Ye quiere editar su documental a menos de dos días de su estreno

Tom patalea y muestra lo que en la pantalla parece dolor del corazón, pero en realidad es un tipo que responsabiliza a la mujer de todo lo que está pasando, sin tener la madurez para aceptar que él es quien estuvo mal desde el inicio. 

"La siguiente historia es ficción. Cualquier semejanza con personas vivas o muertas, es mera coincidencia. Especialmente tú, Jenny Beckman ¡perra!", se lee al principio del filme. Hora de ir con el terapeuta ¿no?

frases-de-500-dias-con-ella.jpg
 

Nate en “El diablo viste a la moda” 

Bien podría llamarse “Cómo el novio frena a la novia exitosa”. Eso es precisamente lo que intenta Nate, la pareja de Andy Sachs (Anne Hathaway) cuando ésta comienza a tener mayor presencia en su trabajo en el mundo de la moda. Nate, por ejemplo, no valora cuando ella cambia de look y tampoco participa en su felicidad al ir escalando posiciones en su empleo, por el contrario, le reclama no tener más tiempo para él. Alguien tiene que recordarle a los hombres que la mujer no es una posesión.

miranda_andy_nate_.jpg

Leer más: A 40 años de carrera, Luis Miguel vive un nuevo amanecer

Don Armando en “Yo soy Betty la fea” 

Una de las producciones que actualmente no podría llevarse a cabo debido a la cada vez mayor conciencia social sobre el acoso laboral y sexual. 

Don Armando grita y pega en la mesa para hacer sentir su poder ante Betty, asistente en la oficina, a la que en los primeros episodios hace creer le gusta sólo por maldad, porque a las únicas mujeres que trata bien son a las que considera hermosas, además de que le es infiel a su novia. 

Por si fuera poco, el supuesto galán de la historia es realmente alguien que llega al puesto gracias a trampas y nepotismo. Ese origen hace que a todo mundo maltrate.

En la segunda parte de la telenovela presuntamente se enamora de Betty, pero la hace sentir mal cada que se aleja de él. ¿Eso es amor?

armando_mendoza.jpg
 

Mark en “Realmente amor” 

Esta película clásica navideña no se salva de tener a un presunto romántico, que en la vida real nadie quisiera tener cerca de su novia. Resulta que Mark  (Andrew Lincoln)  siempre ha estado enamorado de Juliet (Keira Knightley), el problema es que ella es la esposa de su mejor amigo.  Como no tiene el valor para habérselo dicho antes, ¿por qué no aprovechar el sentimentalismo que provoca la Noche Buena para presentarse en casa de ambos y, por medio de una serie de carteles, revelar su amor a la chica, quien, conmovida, le da un beso? ¿Usted lo aceptaría? 

mark_.jpeg

Comentarios