Los filmes basados en casos reales que nos han provocado pesadillas

Además de llenar las salas de cine, muchos filmes de este género tienen como base hechos que no han sido explicados

películas de terror
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL.
Espectáculos 29/10/2021 02:47 Elizabeth Escobar Actualizada 02:50
Guardando favorito...

Las fechas en torno al Día de Muertos y Halloween son especiales para muchas personas; hacen ofrendas, recuerdan a sus seres queridos que ya fallecieron, piden calaverita y se disfrazan, pero para los amantes del terror de tiempo completo, esta fecha es la ideal para hacer maratones de películas.

Muchas de esas películas no sólo son diversión, ya que nos han llegado a causar pesadillas al estar basadas en hechos reales. Estas historias, aunque son espeluznantes y difíciles de creer, hicieron vivir un infierno a muchas personas.

El exorcista

el-exorcista_3956135.jpg
La exitosa película de 1973 dirigida por William Friedkin es un referente del terror. Su guión fue escrito por William Peter Blatty y se basó en su propia novela homónima de 1971, que en su momento llegó a vender cerca de 13 millones de ejemplares. Toda esta historia está basada en un hecho real.
 

La novela de Blatty narra la posesión demoniaca de una niña de 12 años. El autor ha comentado en diversas ocasiones que se inspiró en un artículo de 1949, que leyó en el diario "Washington Post". Dicho texto hablaba de un niño de Maryland, llamado Roland, que decía estar poseído por el diablo.  

Ese hecho le llamó tanto la atención al autor que empezó a investigar más sobre el caso y descubrió que los eventos paranormales empezaron cuando murió la tía del chico.
Primero empezaron a escuchar ruidos extraños y pensaron que eran ratas. Luego, el colchón de Roland empezó a moverse violentamente, las cosas de la casa levitaban y se percibían olores pútridos, de excremento, por toda la casa.  El caso no se resolvió, pero dio pie a una de las historias más espeluznantes del cine.

Terror en Amityville

terror_en_amytiville.jpg
Esta ha sido una de las películas que han llenado de imaginación a varios directores y guionistas de cine. Desde 1979 se han hecho alrededor de 16 cintas sobre esta historia de una casa embrujada.

La primera película se estrenó en 1979 bajo la dirección de Stuart Rosenberg. En ella, una familia se muda junto a sus hijos a un sitio en donde, un año antes, un joven de 23 años había cometido un asesinato múltiple; todo iba de ensueño en el lugar hasta que empiezan a ocurrir cosas que los ponen en peligro.

Esta historia no está muy alejada de la realidad. El 14 de noviembre de 1974, en una pequeña localidad cercana a Amityville, que está ubicada en Long Island, Estados Unidos, Ronald Defeo, un joven de 23 años, disparó a sus padres y cuatro hermanos, mientras dormían.

De acuerdo con los informes de la policía, el joven drogó a sus víctimas y les disparó por la espalda, a excepción de la madre, a quien mató con un disparo en la cabeza; después posicionó a todos boca abajo con los brazos cruzados.

Al inició trató de simular que su familia fue atacada por extraños, pero más tarde confesó que escuchaba voces que le decían que debía de matar a toda su familia; por los hechos lo condenaron por asesinato premeditado, sentenciándolo a 25 años de cárcel por cada una de sus víctimas.

La casa se puso a la venta y, un año más tarde, la familia conformada por George, Kathy Lutz y sus tres hijos compraron el inmueble; conscientes de lo que había ocurrido sólo decidieron llevar a un sacerdote para que bendijera el lugar, pero no fue suficiente porque empezaron a ocurrir cosas extrañas.

George tenía cambios de ánimo y su comportamiento empezaba a ser extraño y agresivo, sentía mucho frio y no quería alejarse de la chimenea, toda la familia empezó a escuchar ruidos, percibir olores extraños y su hija menor, Melissa, comenzó a tener una amiga imaginaria.

Todo lo dejaron pasar, hasta que la cama de los hijos comenzó a levitar y decidieron abandonar el sitio al sentirse en peligro, todo esto fue declarado ante los medios de comunicación que en su momento y fue tendencia en la época a tal grado que inspiró a muchos cineastas de terror.
 

El Conjuro

La película de terror ha sido una de las más taquilleras; fue dirigida por James Wan y protagonizada por Vera Farmiga y Patrick Wilson, y se ha convertido en una saga en donde los protagonistas son como los superhéroes de lo paranormal.

La trama relata cómo una familia de los 60 enfrenta a espíritus y eventos paranormales, después de que una de sus cinco hijas encontrara una caja musical extraña en el sótano de su nueva casa en Rhode Island.

A partir de que recoge ese objeto, la niña empezó a experimentar cosas extrañas, como la aparición de marcas y moretones en las extremidades, escuchar ruidos extraños y agresiones de espíritus.

Esta historia está basada en las múltiples experiencias que vivieron en la vida real los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren.  Ed Warren, quien murió en 2010, a los 79 años, fue un demonólogo reconocido por la Iglesia católica, y fue autor de varios libros de ciencia ficción, mientras que su esposa Lorraine Warren, quien también ya falleció en 2019, a los 92 años, era una médium y clarividente.

La pareja dejó investigaciones, documentos, videos y mucho material de todas sus experiencias con fantasmas, demonios, incluso tienen un Museo del Ocultismo que se encuentra en Connecticut.

Ambos decidieron ayudar a las personas que sufrían de ciertos casos relacionados con lo paranormal y que ya habían sido analizados por la ciencia y la religión sin encontrar una respuesta. Aunque también fueron acusados de fraude, con su trabajo recordaron que existen cosas más allá de la comprensión humana.

“Nadie puede engañarnos diciéndonos que una casa está encantada y salirse con la suya, porque yo soy el mayor escéptico. Tengo que verlo, tengo que escucharlo y tengo que sentirlo con los sentidos físicos”, comentó en una ocasión a los medios Ed Warren.

Anabelle

anabelle.jpg
La película dirigida por John R. Leonetti y escrita por Gary Dauberman se deriva de “El Conjuro”, con la cual se creó un nuevo universo de lo paranormal protagonizado por los Warren, y que también fue un éxito; con un presupuesto de más de 6 millones de dólares, el filme recaudó más de 257 millones en taquillas.

Tal como “El Conjuro”, “Anabelle” también se basa en hechos reales; aunque en el largometraje se creó a una muñeca algo horripilante y que le causa pesadillas por la noche a muchos, en realidad es una muñeca de trapo que una mujer le compró a su hija en una tienda de antigüedades.

Al principio todo era normal, un juguete, pero más tarde se empezaron a dar cuenta que sucedían cosas extrañas. Cuando la niña la dejaba apoyada en la cama aparecía en distintas posturas, al principio pensaban que la movían sin querer, pero todo cambió cuando la encontraron en otro lugar dentro de la casa.

Más tarde empezaron a encontrar notas de auxilio que decían “ayuda a Lou", lo que obligó a la mujer a pedir ayuda, fue cuando la encontraron cubierta de sangre. Un médium dijo que, a través de la muñeca, se puso en contacto con una niña de siete años llamada Anabelle, que fue asesinada y abandonada en un lugar deshabitado años atrás

Cuando los Warren empezaron a investigar se dieron cuenta de que en realidad se trataba de un demonio que vivía en la muñeca, así que la encerraron en una vitrina, la cual, se encuentra en el museo de ocultismo de Connecticut.
 

El exorcismo de Emily Rose

También el largometraje de “El exorcismo de Emily Rose” fue basado en la vida de la alemana Anneliese Michel, quien fue sometida a un exorcismo en 1975 y que murió al año siguiente, tras negarse a continuar con el tratamiento médico y psiquiátrico que le habían encomendado durante los siete años anteriores a su fallecimiento.

La película de terror fue dirigida por Scott Derrickson y protagonizada por Tom Wilkinson, Laura Linney y Jennifer Carpenter. A diferencia de “El Exorcista”, esta historia abrió un debate sobre los problemas mentales y las supuestas posesiones demoniacas.

La mujer fue diagnosticada con epilepsia sus 16 años, lo cual le generó depresión profunda, que la llevó a ser ingresada a un hospital en 1968. Después de ser diagnosticada, la joven empezó a ver cosas, como imágenes diabólicas mientras rezaba, lo cual la hizo creer que estaba poseída por algún demonio.

Aunque su comportamiento se volvió más errático, sus padres se la llevaron a casa y empezaron a buscar a alguien que le realizara un exorcismo, porque cada vez empeoraba, insultaba, golpeaba y mordía a sus familiares y ya nadie la podía controlar.

Tenía un grado de desnutrición extrema porque no comía, debido a que “los demonios le decían que no podía”, se alimentaba de moscas, arañas y bebía su propia orina.

Fue en 1975 cuando la familia consiguió que le practicaran exorcismos, dos por semana durante un año, registrando alrededor de 40 grabaciones del proceso, hasta que su cuerpo no aguantó más. Sus padres y los sacerdotes responsables fueron acusados de homicidio negligente.

Chucky

chucky.jpg
El personaje ficticio de Chucky cautivó en la película a muchas generaciones; es un muñeco robot que debido a una falla en su sistema se convierte en un psicópata, pero está basado en un muñeco real que debido a la magia vudú cobró vida.

El verdadero muñeco se llama “Robert” y fue propiedad de un pintor de Florida, Estados Unidos, llamado Robert Eugene Otto. De acuerdo con la leyenda, en 1906 una criada de su familia, que practicaba la magia negra y el vudú, se lo regaló como venganza porque era constantemente maltratada por los padres de Eugene.

Como iba pasando el tiempo, los padres empezaron a percibir que el muñeco emitía sonidos y veían como Eugene hablaba con él, más tarde empezaron a suceder cosas extrañas y desgracias a la familia, y el pequeño siempre culpó a su muñeco.

Según testigos que eran vecinos y amigos de la familia, el muñeco parpadeaba, reía e incluso caminaba por la casa cuando la familia no estaba y empezaron a pensar que estaba poseído.

Los padres del niño escondieron al muñeco en el ático y cuando éstos murieron y Eugene heredó la casa lo descubrió pero, a petición de su esposa, lo dejó ahí. Cuando murió y otra familia se mudó a la casa, volvieron a sufrir los tormentos que causaba el muñeco, incluso señalaron que intentó matar a su hija.

Por el momento el muñeco se encuentra expuesto en el museo de East Martello, en Florida, en donde está protegido por una vitrina.

 

 
Dustin Fallon on Instagram: “Also in the works... I'll be contributing a story about this lil' guy to a special project releasing this Halloween season. More details…”
27 Likes, 1 Comments - Dustin Fallon (@horrorandsons) on Instagram: “Also in the works... I'll be contributing a story about this lil' guy to a special project…”
www.instagram.com

Pesadilla en la calle del Infierno

“Uno, dos, Freddy viene por ti. Tres, cuatro, cierra la puerta. Cinco, seis, toma el crucifijo. Siete, ocho, mantente despierto. Nueve, diez, nunca más dormirás”… esa era la canción más tétrica en los 80, y es que el personaje de Freddy Krueger le robó el sueño a muchos.

Dirigida por Wes Craven, implantó la idea de cómo los sueños pueden matar a la gente, era un mundo sin escapatoria si alguien se encontraba con Freddy Krueger porque, aunque sus víctimas intentaban no dormir para evitarlo, llegaba un punto en que el cansancio los vencía y caían en su trampa.

Aunque se ha especulado que Freddy sí existió, la verdad es que el director se inspiró en una noticia que leyó, sobre una familia que había escapado de la violencia en Camboya. Explicó que el hijo de la familia sufría de estrés postraumático que lo dejó con pesadillas terribles, el joven dejó de dormir una semana para no tener esos sueños y eso fue lo que lo mató, y de ahí nació la idea de uno de los asesinos más famosos de la televisión y de la pantalla grande.

Leer también: Qué ver en Halloween y Día de Muertos
 

Comentarios