Las consecuencias de que Kim Kardashian usara el vestido de Marilyn Monroe en la Met Gala

Después de que la socialité se presentara en "Los Oscar de la moda", el Consejo Internacional de Museos cambió sus estatutos, y se abrió la polémica respecto a que la modelo puso en riesgo su salud y también mandó un mensaje erróneo a sus seguidores

Las consecuencias de que Kim Kardashian usara el vestido de Marilyn Monroe en la Met Gala
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Espectáculos 19/05/2022 04:03 Jorge Emilio Sánchez Actualizada 04:03
Guardando favorito...

Kim Kardashian frecuentemente está en el ojo del huracán. 

La modelo y empresaria impactó el día que se presentó en la Met Gala 2022, con el vestido que utilizó Marilyn Monroe en 1962, cuando le cantó “Happy birthday, Mr. President” a John F. Kennedy en el Madison Square Garden.

Sin embargo, haber portado ese vestido trascendió la alfombra roja y una de sus primeras consecuencias fue que terminó por provocar cambios en los estatutos del Consejo Internacional de Museos (ICOM por sus siglas en inglés), que determinó públicamente a través de un comunicado, el 13 de mayo de 2022, la prohibición para utilizar piezas de moda que por sus características son irremplazables, por parte de celebridades.  

Leer más: Muestran fotos de Heard golpeada; amiga de la actriz asegura que Depp es el culpable

“Las prendas históricas no deben ser utilizadas por nadie, ni por figuras públicas ni privadas. Es mejor prevenir que curar el daño. El trato incorrecto destruirá un objeto para siempre”, comentó la organización. 
Pero esto no fue todo. 

COMPROMETIÓ SU SALUD

Al pasar por la alfombra roja, Kim declaró que fue todo un logro poder utilizar esa noche el vestido de Monroe, debido a que tuvo que someterse a un régimen estricto de alimentación para perder poco más de siete kilogramos en tan sólo tres semanas.

En una entrevista para la revista "Vogue", la socialité explicó que quitó el azúcar y los carbohidratos de su dieta para poder bajar de peso.

“No me maté de hambre, pero fui muy estricta. Sólo (comí) las verduras y proteínas más limpias”, explicó.

Al respecto, el nutriólogo con formación en trastornos de la conducta alimentaria, Iván Pérez Ramírez, egresado de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México opinó:

“De forma general se recomienda perder de 500 gramos a un kilogramo de peso por semana, cuando la salud del paciente está comprometida por algún padecimiento como puede ser hígado graso o hipertensión, y sólo después de que la persona ha sido evaluada. Es decir, la pérdida de peso no es para cualquiera, y menos de la forma extrema en la que lo hizo Kim”.

Kardashian perdió siete kilogramos en tres semanas, o bien el doble de lo recomendado para poder portar el vestido en la Met Gala 2022, y no sólo comprometió su salud, sino la de millones de personas, que pueden tomar en cuenta las opiniones de la multimillonaria para llevar a cabo acciones que puedan poner en riesgo la salud e incluso la vida del público que la sigue.

“Lo más importante que hay que tener en cuenta es que Kim es una figura pública, e hizo ver como un logro la decisión de cambiar su cuerpo para entrar en un vestido, lo que puede provocar conductas alimentarias de riesgo del público que la sigue, como restringirse de alimentos, perder peso de forma apresurada, las cuales podrían llevar a un trastorno alimentario”, compartió el nutriólogo.

Leer másKalimba, Erik Rubín y Leonardo de Lozanne exploran nueva etapa en "José el soñador"

¿LOGRO O FACTOR DE RIESGO?

Ver como un logro modificar el cuerpo para poder entrar en un vestido es en definitiva un factor de riesgo que podría conducir a un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) pero no es el único ni el más importante, según el especialista.

“La desinformación es un factor, pero depende mucho del contexto, historias de vida, si hubo obesidad en la infancia, pero entre los factores más importantes están el ideal de la delgadez, la fijación extrema por el peso, y por el índice de masa corporal, que están relacionadas con otras situaciones como antecedentes de abuso sexual, e incluso un cambio abrupto en el estilo de vida, como cambiar de casa o de trabajo”, detalló el investigador.

Además, los TCA son el tipo de trastornos con la tasa de mortalidad más alta de todos, pues como describe Iván Pérez, la alimentación es parte fundamental para la vida, y éstos pueden comprometerla directamente.


CAMBIO DE HÁBITOS

Tan sólo en México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, se registran cada año cerca de 20 mil casos de anorexia y bulimia, siendo la población de entre 15 y 19 años de edad la más afectada.

“La anorexia se caracteriza por dejar de ingerir alimentos, y la bulimia por provocarse el vómito después de ingerirlos, pero también existen conductas compensatorias, como pueden ser laxantes, diuréticos para perder líquidos corporales, e incluso el ejercicio extenuante para compensar la ingesta de alimentos”, describió Iván en entrevista para EL UNIVERSAL.

Las recomendaciones generales para evitar estos trastornos son, por una parte, evitar las conductas alimentarias de riesgo, como la implementada por Kim Kardashian, pero también, según el especialista, es comenzar a dejar prácticas que pongan en riesgo nuestra salud y la de allegados.

“Dejar de opinar sobre los cuerpos ajenos, evitando halagar a quienes pierdan peso sin saber cómo lo han hecho, no promover la delgadez como sinónimo de salud y belleza, dejando de normalizar el sentimiento de culpa después de comer etcétera”, señaló.

 Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios