La lucha contra la ansiedad de María José atrae la atención de especialistas

Como la cantante, que reveló su malestar en una entrevista con Yordi Rosado, figuras como J Balvin y Carla Morrison han hecho públicos sus padecimientos

La lucha contra la ansiedad de María José atrae la atención de especialistas
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Espectáculos 24/05/2022 04:41 Jorge Emilio Sánchez Actualizada 08:34
Guardando favorito...

Un día de 2011, María José tenía que viajar a Nueva York, y tuvo un recuerdo. Habían pasado 10 años de que había sucedido el ataque a las torres gemelas, en septiembre de 2001; entonces, la exintegrante del grupo de pop Kabah experimentó por primera vez ataques de ansiedad. Eso la marcó para siempre.

En una entrevista con Yordi Rosado, la cantante hizo esas revelaciones acerca de su trastorno.

“¿Nunca pensaste en tomarte un chupe o algo así para relajarte?”, le preguntó Rosado.

Leer más: Fotografía mexicana buscará la Palma de Oro

María José declaró después que se sentía bien consumiendo antidepresivos, que le aliviaban la ansiedad.

“Ya estaba yo tan mal que, si me hubieran dicho que tomara veneno de rata, me lo tomaba… fui al psiquiatra me dieron mi pastilla y yo flotaba en el Auditorio Nacional”, reconoció.

Las declaraciones de la artista hacen voltear hacia las cifras.

Un mal crece 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a través de la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado, se detectó en diciembre de 2021 que 19.3 % de la población adulta padece de ansiedad severa, mientras 31.3 % tiene síntomas de ansiedad mínima o en algún grado.

Además, en México la prescripción de ansiolíticos representaba 15% de los medicamentos para padecimientos, y la cifra aumentó en 2020, cuando la pandemia por Covid-19 conmocionó al mundo, y los ansiolíticos aumentaron hasta 30%, de acuerdo con datos de la Asociación de Farmacias de México, Anafarmex.

Los ansiolíticos y los sedantes son fármacos con receta que se utilizan para aliviar la ansiedad y/o ayudar a conciliar el sueño, pero su consumo puede dar lugar a dependencia, así como a un trastorno por consumo de sustancias.

Leer más: Britney Spears arremete contra sus terapeutas: "Qué me besen el trasero"

De pastilla en pastilla 

María José, por su parte, enfatizó en la entrevista la satisfacción que siente de consumir una pastilla antidepresiva, pues sus ataques de ansiedad le desarrollaron depresión.

“Te duele la panza, te echas algo para la panza, te duele la cabeza, te echas tu analgésico, tienes mal del nervio, pues te echas algo pa’l mal del nervio… pensé en dejar mi pastilla, pero empezó la pandemia y dije no ni madres”.

Pero comparar una droga controlada como un ansiolítico o un antidepresivo que influye directamente en el sistema nervioso, y que puede provocar desorientación balbuceos y hasta trastornos por consumo de sustancia con analgésicos no es equivalente.

Tan sólo en el primer año de la pandemia a nivel mundial 5.5% de la población de entre 15 y 64 años ha consumido drogas al menos una vez y 13% de ellos sufrió trastornos por su consumo, según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito siete de cada 10 han pasado por situaciones de depresión y 62% presentó ansiedad.

Por lo tanto, abusar de estas sustancias podría incluso empeorar la situación emocional de los pacientes.

Los riegos de automedicarse 

Especialistas en salud y la Organización Mundial de la Salud han recomendado no realizar la automedicación como la descrita por María José, respecto a otros medicamentos como los analgésicos o antibióticos.

“Los datos resaltan la importancia que tiene cuidar los antibióticos con los que contamos, desarrollar nuevos fármacos que nos permitan tratar eficazmente las infecciones, resguardar los avances en materia de salud que conseguimos en el siglo anterior y velar por la consecución de un futuro más seguro”, declaró en 2020 la OMS debido a la resistencia de algunas bacterias e incluso el virus Covid-19 ante antibióticos que han perdido efectividad por automedicación.

El especialista en nefrología Eduardo Gonzalez Espinoza, por su parte, detalla que las consecuencias de automedicarse podrían provocar insuficiencia renal crónica.

“La automedicación es uno de los factores de riesgo. Al no buscar las indicaciones de un médico, las personas toman estos fármacos mal dosificados y hemos tenido pacientes que, derivado de estas prácticas, desarrollaron insuficiencia renal crónica”, refirió.

Tan sólo seres humanos 

Como María José, han existido otros casos, como J Balvin, cantante colombiano, quien en 2020 declaró públicamente: “¿Sabían que soy un ser humano con los mismos errores, miedos, anhelos y presiones, como ustedes?”, y admitió haber perdido la esperanza por un largo tiempo.

La cantante mexicana Carla Morrison también externó su padecimiento por medio de sus redes sociales iniciada la pandemia que aumentó los trastornos.

“Han sido unas semanas muy densas, me he quedado un poquito en silencio porque estoy muy shockeada, el año 2020 se siente muy pesado y muy fuerte y nada más les quería decir que, si se sienten abrumados, asustados, deprimidos, desesperanzados... yo también”, confesó.

En 2020, Blanca Gil, especialista en tanatología y suicidología, detalló en entrevista para EL UNIVERSAL:

“Los artistas deberían ser tomados en cuenta ante estos problemas, incluso más que una persona que no se expone constantemente ante el público y la presión social. Hay muchos factores de riesgo, por eso hay que generar factores de protección: hablar de nuestras emociones, incluso diariamente y que la persona escuche a los miembros de su familia”, recomendó la experta.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.
 

Comentarios