"Gloomy sunday", el tema que provocó suicidios y replantea la responsabilidad de la música

Especialistas coinciden en que la música puede influir en las personas con tendencias autolesivas, por lo que algunas bandas y autores deberían replantearse ciertos contenidos

"Gloomy sunday", el tema que provocó suicidios y replantea la responsabilidad de la música
Marilyn Manson: Foto: Captura
Espectáculos 11/06/2021 03:00 Elizabeth Escobar Ciudad de México Actualizada 12:42
Guardando favorito...

Se dice que la música sana el alma de las personas en los momentos más difíciles, pero es importante identificar que también puede causar el efecto contrario. Hay temas que entristecen a tal grado que pueden afectar a las personas con tendencias autolesivas.

“La música tiene esa capacidad de guiarnos por muchas emociones e incluso responder a lo que sentimos, hay muchas canciones de las que nos identificamos cuando estamos felices, hasta hacernos bailar, pero hay otras que pueden proyectar nuestra impotencia. La música tiene una fuerte capacidad para liberar emociones como una vía de expresión”, comenta Karina Cabrera, crítica musical.

Un ejemplo de ello es el tema “Gloomy sunday”, conocido en español como “Domingo sombrío”, que es considerado uno de los más tristes de la historia, tanto que fue asociado a varios suicidios en Hungría y unos 100 reportados por la prensa estadunidense en la década de los 30, aunque muchas investigaciones han sido desestimadas por carecer de rigor.

Originalmente se llamaba “Vége a világnak” (El mundo se está acabando) y fue escrito por el húngaro Rezső Seress en 1933, relata la desesperación causada por un hombre tras la guerra.  Más tarde con ayuda del poeta y arreglista László Jávor, escribió la letra y la tituló “Szomorú vasárnap” (Domingo triste), en la cual el protagonista contempla suicidarse tras la muerte de su amante.

Lee también: Emiten una orden de arresto contra Marilyn Manson por agresión en EU 

sopor_aeternus_ok.jpg
Sopor Aeternus. Foto: Captura YouTube

Seress trabajaba como pianista en un restaurante de Budapest llamado Kispipa Vendeglo, tenía 34 años y, cuando compuso el tema, su pareja lo había dejado, algo que lo deprimió mucho y esa predisposición fue reflejada en su carrera musical; en nada le ayudó la mala fama que tuvo su gran éxito: el 11 de enero de 1968, unos 35 años después de escribir la canción, el compositor se quitó la vida.

La canción ha sido satanizada e incluso a su alrededor circulan muchas leyendas urbanas que aseguran que causa la muerte de quien la escucha, pero más allá de esto, hay un contexto detrás que explica por qué podría provocar que una persona predispuesta emocionalmente se quite la vida.

 

Eres lo que escuchas

La música se considera un arte que permite plasmar diferentes conceptos y expresiones a través del sonido, también tiene la capacidad de generar más emociones que cualquier otra expresión artística, y por esta razón las melodías y las letras influyen en la psique humana y deben considerarse cuando alguien pasa por un momento complicado.

La depresión es un trastorno que puede hacer que las personas identifiquen su dolor con ciertas letras, de acuerdo con “La guía de buena práctica clínica en depresión y ansiedad”, de la Organización Médica Colegial en Madrid, por lo que valdría bien revisar nuestro repertorio cuando haya indicios de un momento complicado.

Lee también: Muerte de Kurt Cobain, ¿fue suicidio? Abre FBI expediente

“El término depresión se aplica solamente a pacientes que cumplen criterios de enfermedad depresiva o de síndrome depresivo. El humor del paciente depresivo generalmente es de tonalidad triste, y rara vez este tipo de humor se da de forma aislada. En el síndrome depresivo está afectado el sistema motor, el sueño, el apetito y la cognición”, dice la guía.

lacrimosa-ok.jpg
Lacrimosa. Foto: Captura YouTube

“Gloomy sunday” fue escrita en una época en que la humanidad atravesaba la Segunda Guerra Mundial, en aquel entonces, Europa quedó devastada y el mundo atravesó una crisis económica muy grande, sin contar los millones de muertos.

Fue en 1936 cuando la policía de Budapest inició con la investigación de muertes relacionadas con el tema, el primer caso fue de un zapatero llamado Joseph Keller, que fue encontrado muerto con una nota de suicidio que constaba de las palabras “Gloomy sunday”, en la que pedía que su tumba fuera decorada con 100 de las “pequeñas rosas blancas”, mencionadas en la canción.

Más tarde encontraron a dos personas en el río Danubio, cada una con la partitura de “Gloomy sunday” en sus manos; así sucedieron varios casos de suicidios en torno a la canción.
 

Otros temas en la mira

Así como la canción anterior, algunas han sido señaladas en homicidios o suicidios. Marilyn Manson fue acusado de haber provocado indirectamente la masacre en Columbine, en Colorado, cuando dos estudiantes que escuchaban su música entraron a su escuela y dispararon a sus compañeros.

Más tarde se explicó que ambos estudiantes habían sufrido bullying, depresión, tenían acceso a las armas y otras conductas de comportamiento que los orillaron a cometer el crimen, más allá de los temas que escuchaban.

De acuerdo con los estudios de la Academia Americana de Pediatras en su página en español “Healthy Children Org.”, si hay indicios de que algunos géneros musicales pueden influir en el estado de ánimo de una persona, mas no que necesariamente provoquen lesiones.

“Debido a nuestras experiencias únicas, desarrollamos diferentes gustos y preferencias musicales, a pesar de estas diferencias, hay algunas respuestas comunes a la música. A los bebés les encantan las canciones de cuna, el canto de la madre es particularmente sosegador, sin importar cuáles sean los talentos o entrenamiento musical formal de una madre”.

Lee también: Cierran página web que ayudaba a jóvenes a cometer suicidio en Italia 

En otro estudio, publicado por la propia Academia de Pediatras, de 144 adultos y adolescentes que escuchaban cuatro géneros de música, la de tipo grunge inducía a aumentos significativos en la hostilidad, tristeza, tensión y fatiga entre todo el grupo, incluso en los adolescentes que decían que les gustaba. Otro estudio demostró que estudiantes de la universidad reportaron que los estilos pop, rock y clásicos les ayudaban a sentirse más felices y optimistas, amigables, relajados y tranquilos.
 

Los artistas deben prestar atención

Aunque son manifestaciones artísticas, los artistas deben entender el poder que tienen las melodías en sus seguidores. La banda U2, por ejemplo, fue señalada por su canción “Exit” de 1987, que cuenta la historia del asesino serial Gary Gilmore. La letra fue usada como inspiración por un hombre llamado Robert John Bardo para matar a la actriz Rebecca Schaeffer en 1989; en su detención confesó que el tema le había dado la idea de acabar con la existencia de la joven de la que estaba obsesionado.

“Better by you, better than me”, un tema de Judas Priest de 1978, fue también señalado por inducir al suicidio, cuando en 1985 dos jóvenes llamados James Vance, de 20 años, y Raymond Belknap, de 18, se encontraban consumiendo drogas en un terreno baldío y decidieron quitarse la vida.

En el acto murió Belknap, pero Vance falló y sólo quedó mal herido, los padres quedaron horrorizados y le echaron la culpa a la banda de metal, argumentando que eran los mensajes subliminales lo que provocaron que sus hijos tuvieran tendencias suicidas.

El caso fue llevado hasta la Corte, en donde el juez determinó que era imposible que esa canción hubiera provocado la muerte del joven. Tres años más tarde Vance se suicidó.

 

Siempre hay una salida

A pesar de haber casos suicidas, la mayoría de las personas con depresión o pensamientos similares logra salir adelante. Es importante que quien se siente vulnerable identifique la problemática y sepa que hay un camino adecuado.

“No trates de manejar tus pensamientos o comportamiento suicidas por tu cuenta. Necesitas ayuda y apoyo profesional para vencer los problemas relacionados con el pensamiento suicida. Un médico o profesional de la salud mental pueden ayudarte a identificar estrategias de afrontamiento adaptadas a tu situación específica. Considera analizar estas estrategias de afrontamiento con personas que te conozcan bien, como miembros de la familia o amigos de confianza”, aconsejan expertos de Clínica Mayo, en Estados Unidos.

En México, como en otros países, hay líneas de apoyo las 24 horas del día, tales como Locatel (55 56 58 11 11) y la Línea de la Vida (800 911 2000).

al

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios