El sueño americano genera pesadillas: Del Toro

En su nueva película, "Nightmare Alley", el director mexicano aborda temas como la podredumbre y la pérdida de las personas en busca de oportunidades

del-toro
El tapatío dice que los cortos que veía en su niñez han sido su inspiración. Foto: Archivo/EL UNIVERSAL.
Espectáculos 17/12/2021 02:40 Ariel León Luna Actualizada 07:29
Guardando favorito...

Aunque Guillermo Del Toro ha trabajado por más de dos décadas en el extranjero, en donde ha podido expandir su carrera como cineasta, sabe que la búsqueda de oportunidades no es igual para todos, es por eso que su nueva película, "Nightmare Alley", resulta una crítica al sueño americano y los estragos que tiene en millones de personas, quienes, en su búsqueda, llegan a perderse.

2 OSCAR tiene el director, entre varios premios más como los Globos de Oro. 

“Encuentro el sueño americano como un increíble generador de pesadillas. Creo que eso es algo que también fue importante en términos de que la película refleja un personaje que está a dos pasos de perderlo todo porque está absolutamente hecho de mentiras. No está protegido por la verdad sobre sí mismo o sobre los demás, por lo que siempre está en peligro, está tenso”. 

El género film noir de crimen y suspenso, asegura, fue el vehículo ideal para retratar la podredumbre humana en el marco de esta historia sobre un estafador de millonarios.

Leer también: Chofer, boletero y jalacables, 10 cosas poco conocidas de Guillermo del Toro

“Al igual que el horror, es uno que arranca la tapa de la pretensión de la normalidad y expone cuestiones morales muy crudas. Es un género de parábolas y siempre me atrae que refleja la época en la que se hicieron las películas. 

“Puedes ver una película de género posterior a la Segunda Guerra Mundial con Robert Mitchum y captas el sentido del tiempo, la ansiedad de la época. Luego ves a Elliott Gould posterior a Vietnam en The long goodbye y refleja esa época. El cartero siempre llama dos veces, película de Bob Rafelson, refleja esa época y demás. Estos son géneros muy sensibles a lo que está sucediendo en el mundo en ese momento”.

Del Toro, quien es uno de los directores más fuertes que trabajan actualmente en Hollywood, es conocido por mezclar estilos de género con el amor por el extranjero. En este filme, hace una fábula moral sobre Stan Carlisle (Bradley Cooper), un estafador convertido en mentalista, quien está decidido a crear ilusiones para un público más amplio. ¿Hasta qué punto puede relacionarse su protagonista con su propia vida y su ambición de trascender?

nightmare_alley.jpg
La película, remake de la de 1947, retrata una gran estafa a millonarios. Foto: Walt Disney Pictures.

“Son preguntas que son muy reales para mí como narrador. Creo que eso es precisamente lo que he tratado de ser: cauteloso en mi propia vida para entender eso. Lo he dicho muchas, muchas veces a lo largo de las décadas, encuentro la noción de éxito increíblemente tortuosa. Encuentro que como artista me he aferrado a la definición de ese éxito como una mierda en tus propios términos. No se trata de cómo la gente valora lo que haces, sino de cómo sientes que estás expresando lo que eres. Y eso me tomó un tiempo para darme cuenta”, explica.

El ganador del Oscar por La forma del agua detalló que para esta nueva odisea recordó cuando era niño y mientras visitaba a familiares alrededor del país se inspiró a hacer su primer corto, uno al que en este nuevo filme le rinde homenaje, ya que recordó que fue donde inició su gusto por el cine, el terror y la fantasía. 

Leer también: Ainara Suárez sigue con miedo y ya piensa en dejar México

“Cuando era niño sólo quería hacer terror, fantasía y noir. Fueron mis primeros amores, y en las provincias de México hice todo un cortito negro sobre policías corruptos y esto y aquello. Me enamoré de la literatura, de la escritura. Me encantaba James M. Cain, Donald Westlake, todas las historias de detectives de Black Mask. Chandler, Cornell Woolrich y los más difíciles: James Hadley Chase. Todo el camino hasta el neonoir que comenzó en Europa”, recuerda Del Toro, quien comenzó su carrera en 1985.

Problemática vigente

Para el cineasta, esta nueva película llena de locos, pretenciosos, timadores y trepadores sociales hace eco en este 2021, problemáticas que, dijo, se continúan perpetuando en un mundo de apariencias, de mentiras y de dobles discursos, un momento crucial para la sociedad para poder distinguir la verdad de lo que no lo es.

"(El género del crimen) es uno que arranca la tapa de la pretensión de la normalidad y expone cuestiones morales muy crudas”:  Guillermo del Toro, Cineasta. 

“La verdad y la ilusión o la verdad y las mentiras dependen tanto de que seamos crédulos y compasivos. Queríamos permear la película con la ansiedad de esta época. No queríamos hacer una película sobre la época; queríamos hacerlo ahora. Este momento en el que estamos es esencial porque tenemos que distinguir la verdad narrativa y la mentira narrativa con la realidad”.

En el filme, que estrenará el 27 de enero de 2022 en cines, hay un momento en el que el protagonista siente que tiene un vacío y una necesidad de buscar más, problemática en la que Del Toro buscaba enfocarse, para confeccionar aquellos claroscuros en la búsqueda del sueño americano.

“Todo lo que Stan quiere es ser visto por lo que es. La liberación en la película llega en los últimos dos minutos para él. Todas esas cosas están cargadas y la película está impregnada de eso. Estos personajes significan algo para mí. Con suerte, reflejan el tiempo”.

Cate Blanchett, Rooney Mara, Toni Collette, Willem Dafoe, Ron Perlman, Richard Jenkins, Mark Povinelli, David Strathairn, Holt McCallany, Jim Beaver conforman el reparto de la cinta, que es un remake de la de 1947 del mismo nombre, cuyo título en español es El callejón de las almas perdidas.

Leer también: Canciones de Navidad que no sabías que eran depresivas

Comentarios