El streaming también fracasa

Las plataformas de entretemimiento han desplazado a formas de consumo tradicionales, pero no se han librado de fallas; lo que exige a estos servicios replantearse cada vez más su futuro

El streaming también fracasa
ILUSTRACIÓN: Daniel Razo. EL UNIVERSAL / FOTOS: CORTESÍA
Espectáculos 08/05/2022 02:00 Nicole Trejo Actualizada 12:19
Guardando favorito...

Idea millonaria: los jóvenes que suelen usar sólo sus dispositivos móviles y quieren todo más rápido, tienen la opción de descargar una app para ver historias entretenidas de sólo 10 minutos. ¿Por qué fracasó?

Los servicios streaming, que para muchos han significado garantía de éxito en años recientes, también fallan estrepitosamente. Algo que algunos expertos coinciden podría pasarle a grandes compañías, incluidas Apple TV+ y Netflix.

El ejemplo de crear contenidos de 10 minutos es quizá el más representativo del fracaso del streaming. Se trató de la plataforma Quibi, que llegó a ganar mil 750 millones de dólares de inversores y cerró a sólo ocho meses de haber iniciado, en diciembre de 2020, con sólo 2 millones de suscriptores.

Leer más: Bad Bunny y Grupo Firme, más parecidos de lo que crees

Los expertos coinciden en que uno de los errores de este servicio fue no tener claro a sus consumidores. Quibi creyó conocer a sus potenciales suscriptores, pero omitió que existen series y maratones que siguen consumiéndose masivamente por los jóvenes.

“El mundo está cambiando, una empresa que se queda enfocada en hacer contenido especifíco para un sector o público va a fracasar porque no está yendo junto con el mercado”, afirma el mercadólogo Rodrigo Vázquez Prada, director ejecutivo de Marketing Lab.

Esto puede estarle sucediendo a Netflix y Apple TV, dos de los principales servicios en el mundo que, no obstante, han relentizado su capacidad para ganar suscriptores.

En el caso de Netflix, reportó menos suscriptores en el primer trimestre de 2022, respecto al año anterior, lo que significó que sus acciones cayeran 20%. La segunda no ha conseguido los suscriptores esperados, ronda en los 33.6 millones frente a 221 millones de Netflix, por lo que incluso ha tenido que hacerse de derechos de productos viejos, según reportó Bloomberg.

“Uno de los componentes más importantes es entender al consumidor. En México el precio es importante, más que consumidores de Netflix u otra plataforma somos consumidores en YouTube, porque exige una menor demanda. Esto es parte de la lucha que hoy enfrenta Netflix con la idea de prohibir sus contraseñas”, dice Jesús Romo, analista especializado en industrias de telecomunicación en la empresa Telconomia.

Leer más: Rihanna oculta embarazo en nuevo video de ASAP

Fallas de origen

Además de Quibi, hay otros proyectos que han fracasado o han cambiado su idea de origen.

YouTube Originals comenzó en 2016 con una fuerte campaña de productos innovadores que ofrecían a sus suscriptores premium, como la serie Cobra Kai. Pero en enero pasado, el director comercial de la compañía, Robert Kyncl, anunció que no realizarían más producciones.

Un vocero de YouTube Originals dice que lo anterior fue una “reconfiguración de apuestas”: “Estamos tratando de apoyar comunidades para sacar contenidos. Es una apuesta a nuevos formatos en las que el creador de YouTube pueda seguir monetizando”, asegura a EL UNIVERSAL.

Este movimiento es común en plataformas.

En México, Chivas TV fue lanzado con la esperanza de captar a la gran comunidad de uno de los equipos más populares del futbol mexicano, una vez que se acabaron los acuerdos por los derechos de televisión con Televisa.

La idea de origen era transmitir en exclusiva los partidos del equipo Guadalajara, algo que fue criticado desde diferentes frentes, como el económico y el de la propia plataforma, que incluso llevo a usuarios a levantar quejas ante la Profeco.

“La principal falla de estas plataformas es una interfaz que no convenza al usuario. Lo que tienen que buscar es que sea de fácil navegación y ofrecer el contenido que los usuarios están buscando”, dice el mercadólogo Vázquez Prada.

Hoy Chivas TV comparte transmisiones con canal de cable TDN, de Televisa, además de otras plataformas. Los suscritores de Estados Unidos no tienen esa posibilidad, pues los derechos ahí los tiene Telemundo.

El futuro de muchas plataformas, coinciden especialistas, será justo la unión con otras grandes compañías, como hizo DC Universe, que trasladó su contenido a HBO Max; o Mixer, absorbido por Facebook Gaming; CNN+, que probablemente se integre a un nuevo servicio, y Blim, que cambie con la alianza de Televisa y Univisión.

esp_3.jpg
Cobra Kai fue una de las grandes apuestas de YouTube Originals, producción que compró Netflix.

esp_free.jpg
Laurence Fishburne protagonizó #Freerayshawn, serie de la extinta Quibi, que ganó dos Emmy.

es_0.jpg
The runner, producida por Ben Affleck y Matt Damon; era parte de go90, una plataforma que cerró. 

Para trascender
Especialistas coinciden en que estos servicios deberán de adaptarse al mercado y no olvidarse de sus clientes. 

01Hay que apostar por crear paquetes similares a los de la televisión de paga, que integran varios servicios. 
02No sólo enfocarse en ser streaming, como Amazon, que ofrece también envíos gratis, algo que podría emular Disney. 
03Ofrecer productos de terceros, como membresías especiales o descuentos en productos que no sean del rubro.
04La tecnología es muy importante, además de la interfaz, hay que pensar en innovaciones en videojuegos o el metaverso.

 Una empresa que se queda con contenido específico está destinada a fracasar porque no esta yendo con el mercado" 
RODRIGO VÁZQUEZ
Mercadólogo

 Netflix fue punta de lanza pero ahora tiene que justificar su valor ante sus suscriptores con la expectativa de crecimiento”
JESÚS ROMO
Analista 

 

Comentarios