Cuando el Halconazo inspiró a Steven Spielberg

Lourdes Elizarrarás, coescritora de “El bulto”, dijo que la empresa del director estadounidense adquirió los derechos de esta cinta, que retrata la violencia ejercida hace 50 años durante la manifestación estudiantil

Cuando el Halconazo inspiró a Steven Spielberg
"El Bulto". Fotos: Cortesia
Espectáculos 10/06/2021 03:00 César Huerta Ciudad de México Actualizada 12:41
Guardando favorito...

Hubo un día en el que a Steven Spielberg lo atrapó el Halconazo, como se conoce a los hechos violentos ocurridos hace 50 años, el 10 de junio de 1971, cuando una manifestación estudiantil en México fue reprimida por paramilitares provocando decenas de personas muertas, desaparecidas o heridas.

Un ejecutivo de la compañía Dreamworks, de la que era dueño Spielberg, había visto “El bulto”, del realizador mexicano Gabriel Retes, y pensó que era buena idea realizar una adaptación. En la cinta de Retes se cuenta la vida de un hombre que asistió a esa marcha, que dio inicio en el Casco de Santo Tomás, en la Ciudad de México, y tras ser golpeado con una vara de bambú, cae en coma por 20 años. Cuando despierta, advierte que el mundo ha cambiado radicalmente.

“Ellos compraron el guión por dos años, querían poner a su personaje caído en coma en Vietnam y despertado en la Guerra del Golfo; nos dieron un buen adelanto y luego, al hacerse, nos darían 2% del presupuesto, con ello habríamos hechos varias películas, pero luego salió ese ejecutivo (de la empresa Dreamworks) y el guión se quedó ahí”, rememora Lourdes Elizarrarás, coescritora y actriz en el filme.

También lee: El "Halconazo", como lo vivieron reporteros de EL UNIVERSAL 

el_bulto_ok.jpg

 

Un capítulo oscuro, poco abordado

“El bulto” es una de las pocas películas mexicanas que ha retomado el Halconazo en su historia. Otra reciente fue ROMA, de Alfonso Cuarón y el documental “Halcones: terrorismo de estado”, dirigido por Carlos Mendoza.

En la cinta de Retes los hechos ocupan los primeros tres minutos del filme, con escenas en blanco y negro, donde se ve a hombres de camisa clara golpear y disparar a los marchistas.

Las secuencias se rodaron en 1990, cerca de la zona de hospitales de Tlalpan; se recurrió a estudiantes de colegios cercanos para representar a los manifestantes y a técnicos del filme, como integrantes del grupo paramilitar.

Lee también: ¿Qué es el “Halconazo” y qué pasó el 10 de junio de 1971? 

Elizarrarás recuerda que las escenas fueron inspiradas en un video que durante la marcha real tomó Retes en formato Super8.

“Ese día él andaba por ahí y va con la cámara hacia atrás siguiendo la corretiza y llega un momento en que se ve cómo pasa una vara de bambú que por fortuna no le pegó a él; entonces, acordándose de eso, pensó ponerlo en la película para ver por qué había caído en coma y así inicia la película”, cuenta.

halconazo_golpes_ok.jpg

Cuando la cinta fue sometida a la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), ésta sólo sugirió que se quitara una escena sexual de uno de los personajes, pues eso le habría dado clasificación para adultos.

“Nosotros queríamos que la vieran los jóvenes, así que la quitamos”, recuerda.

halconazo_2_ok.jpg

 

ROMA recrea la matanza del "jueves de corpus"

Pasaron 27 años para que otra ficción pusiera en imágenes lo ocurrido en la zona de la avenida México-Tacuba.

Para ROMA, Cuarón echó mano de casi mil extras para representar los hechos, en el mismo lugar donde había ocurrido, al inicio de los 70.

Lee también: “Roma se construyó en 8 meses” 

Eugenio Caballero, responsable del diseño de producción, revisó material hemerográfico y fotográfico para recrear, en lo posible, cómo se veían los edificios aledaños en esa época.

caballero_halconazo_ok.jpg
Escenas de la cinta ROMA. Foto: Eugenio Caballero.

“Ya está cambiada, pero modificamos muchas cosas físicas, otras digitalmente, pero siempre supervisadas por Alfonso y yo. El edificio donde ocurre la escena es el mismo, ahora hay un gimnasio al cual quitamos para poner la mueblería. Originalmente ésta se encontraba en el segundo piso del edificio, pero nosotros la pusimos en el tercero, para que se viera mejor”, recordó Caballero, en su momento, a EL UNIVERSAL.

ROMA requirió de dos días de trabajo, comenzando trabajos desde las cinco de la mañana y hasta el mediodía.

al
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios