Celia Cruz: la artista que pasó de simpatizante de Fidel Castro a enemiga del régimen cubano

A días de la Revolución cubana, la cantante incluso interpretó el tema “Guajiro llegó tu día”, que alababa la reforma agraria del nuevo régimen

Celia Cruz: la artista que pasó de simpatizante de Fidel Castro a enemiga del régimen cubano
Foto: Archivo AP
Espectáculos 21/07/2021 02:30 Ariel León Luna Actualizada 11:26
Guardando favorito...

Celia Cruz fue sinónimo de azúcar para el alma. La rumba de su música movió al mundo, era la reina de la salsa, pero también del son, del montuno, del guaguancó y la guaracha. La artista fue sobre todo la representante de su país, Cuba, cuyo régimen socialista, iniciado por Fidel Castro en 1959, ha tenido detractores y simpatizantes.

Cruz falleció el 16 de julio de 2003, a los 73 años, para ese momento estaba abiertamente en contra del régimen que gobierna la isla. Pocos saben que, antes de alcanzar la fama mundial, ella incluso simpatizó con Fidel Castro. La relación se fue enturbiando al punto de pasar de intérprete de canciones propias de la Revolución cubana, a desairar al mandatario cubano, quien prácticamente la desterró.

De maestra a rumbera

La joven Celia quería ser profesora de colegio, comenzó sus estudios a inicios de los 40 en la Escuela Normal para Maestros, pero años después Cruz reconoció que siempre supo que su pasión era la música, desde que comenzó a trabajar cantando para pagarse la escuela. Lo suyo era la rumba, por ello dejó la academia, con el apoyo de su madre y el enojo de su padre, para dedicarse a cautivar con su voz.  

La artista se convirtió en la voz principal de algunas agrupaciones famosas de Cuba hasta que llegó a La Sonora Matancera. En alguna ocasión Celia contó lo difícil que fue abrirse camino debido al machismo que imperaba en la industria musical cubana, incluso detalló que las disqueras no querían grabar a la Matancera porque la voz principal era una mujer.

Lee también: Por Cuba, encima de sus conflictos hablan sus canciones

A la par que rompía con los cánones de la época, en la década de los 50, la Revolución comenzaba y sus máximos abanderados, Fidel Castro y Ernesto CheGuevara, se enfrentaban al entonces presidente Fulgencio Bautista, quien dejó el cargo en 1959. 

Al igual que muchos cubanos, en esa época Celia creía que Castro traería beneficios sociales a su país, por lo que le apoyaba. Se cuenta que por aquella época la cantante interpretó “Guajiro llegó tu día” (también conocido como "Guajiro ya llegó tu día", una guaracha dedicada a la Reforma Agraria impuesta por el régimen.

En agosto de 2020, la televisión cubana mostró un audio en el que la intérprete canta este tema, junto con La Sonora Matancera, en el programa “La pupila asombrada”.

“Ella, de origen pobre y bueno, el entusiasmo en el primer momento con la Revolución cubana de ella, y con su origen, lógico. Esta grabación la hacen en Radio Cadena Habana (pero) no hay video de ella”, explicó en aquel programa el periodista y trovador Fidel Díaz, quien recordó que Cruz interpretó el tema en junio de 1959, tan sólo un mes después de la reforma agraria, que tuvo como objetivo regresar la tierra a campesinos.

Lee también: Celia Cruz ya tiene su propia calle en Nueva York

“Después de eso, en el año 60, (Celia) va a México con la Sonora y Las Mulatas del Fuego. Está un tiempo, pasan a Estados Unidos ahí, bueno, ya comienza el ambiente: se convierte en (una activista) en contra de la Revolución cubana y termina la ultraderecha acogiéndola como el ícono de la superestrella de la lucha contra la revolución cubana”, añadió el músico, declaraciones que fueron criticadas por algunos medios fuera de Cuba, por considerar que dejan ver un maniqueo en la forma de actuar de la cantante.

La mujer que desafió a Castro

Una vez que comenzó su carrera en México y Estados Unidos, Celia comenzó a transformarse en una fuerte opositora al régimen de Castro, a quien llamó posteriormente “traidor”.

La Celia fuera de la isla mostró abiertamente su oposición a Castro y se negó a entablar alguna relación con el mandatario. Una desavenencia que se recogen sus biógrafos se dio tras una fiesta privada en la que Cruz cantó y en donde Castro la mandó llamar, a lo que la artista respondió que no iría, ya que ella estaba trabajando: “Si quiere, que él venga”.

Lee también: Cómo entender la situación de Cuba en series, documentales y películas

En otra ocasión, durante un show que Celia dio en el Teatro Blanquita de La Habana, Castro pidió que la cantante interpretará “Burundanga”, pero ella negó, poniendo de pretexto que los músicos no tenían la partitura, aunque años más tarde dijo que lo hizo por un acto de protesta en contra del dictador. Ese mismo día, se dice, la cantante se negó a saludar a Castro.

La venganza que nunca olvidó

Aunque era una opositora al régimen, Celia tenía permitido entrar y salir de la isla para cantar en otros países, y fue ahí donde se dice que el dictador se vengó de la cantante, según decía Cruz.

En una ocasión, mientras la cantante se encontraba fuera de la isla, su madre da cuenta de su enfermedad por cáncer, por lo que cuando Celia quiso regresar a verla, el régimen de Castro se lo impidió, obligándola al exilio.

“Mi mamá tenía cáncer, yo salí a buscar dinero y dijeron que el que no volviera en octubre ya no era cubano y fue triste para mí, porque quise ir a verla y ya no me permitieron ir”, recordó en alguna ocasión la Reina de la salsa, sobre ese pasaje de su vida.

Lee también: Famosos cubanos alzan la voz por libertad

Tras este incidente la cantante se refugió en Miami y prometió que mientras Castro estuviera en el poder ella no volvería a pisar Cuba. Nunca pudo regresar a su país natal.

“Me duele mucho que nosotros tiempo atrás dejamos la Isla, jamás tomamos la decisión de irnos, jamás le dejamos la Isla a él, cuando esa isla no es de él”, dijo en los 80 Celia sobre su postura hacia el régimen cubano.

Su "retornó" a la patria

En 1990, Cruz visitó Guantánamo y eso fue lo más cerca que estuvo de regresar a su natal Cuba. En aquella ocasión, se acercó a la reja que dividía Guantánamo del resto de Cuba, tomó un puño de tierra y la guardó en su bolsa. En ese momento la cantante mostró su descontento una vez más hacia Fidel.

“Él dijo que quien no regresara a Cuba ya no iba a ser cubano, algo con lo que no estoy de acuerdo y por lo que no estoy dispuesta a pedirle una visa para entrar, porque ese es mi país”, lamentó. 

Lee también: Silvio Rodríguez, de los pocos artistas cubanos que apoya al discurso oficial de Cuba sobre las protestas

A pesar de ello, nunca volvió a pisar cuba. En 2003, la cantante murió en Nueva York, víctima de cáncer en el cerebro. Su último deseo fue que sus restos descansaran en Miami para al menos estar lo más cerca posible de su amada Cuba. Otro de sus deseos fue que la tierra que había recogido años atrás en Guantánamo se depositara dentro de su ataúd.

 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios