Bad Bunny puso ejemplo de humildad en "Narcos: México": Manuel Masalva

El actor dice que más allá de trabajar con una gran estrella de la música, tuvo la oportunidad de conocer a Benito Martínez, quien siempre se mostró abierto y colaborativo durante las grabaciones de la serie, que estrenará su última temporada en Netflix

Bad Bunny Narcos México
Foto: Netflix.
Espectáculos 02/11/2021 03:02 Araceli García Actualizada 03:02
Guardando favorito...

El cantante de trap y reggaetón, Bad Bunny, hizo su incursión en el terreno de la actuación como parte de la nueva temporada "Narcos: México" y para el actor Manuel Masalva, con quien comparte gran parte de sus escenas, no hay más que buenas palabras y recuerdos junto a él.

Bad Bunny interpretará a Everardo Arturo Páez, alias “Kitty Páez” miembro del cártel de Tijuana y que formó parte del grupo de Ramón Arellano Félix (Masalva en la ficción) de los narcojuniors, integrado por jóvenes que se dedicaron al lavado de dinero y narcotráfico.

"Compartimos escenas, si no es que todas las que tiene 'el Kitti'. Él era uno de los amigos principales de los narcojuniors del cártel de Tijuana, entonces es un personaje muy necesario, que tiene mucha acción y tuve la oportunidad, el honor, por así decirlo, porque llega siendo lo que es, Bad Bunny", dice Masalva.
 

"No hay manera de escapar de eso pero fue un compañero muy generoso, sencillo, hasta que me tocó conocerlo entendí muchas cosas, hicimos muy buena mancuerna, súper divertido, abierto, relajado", señala el histrión.

Manuel comparte que con el intérprete de temas como "Yonaguni" tuvo convivencia tanto dentro como fuera del set y al tratarlo de cerca vio lo que es la humildad a pesar de la fama,  pues a sus 27 años, Benito Martínez (nombre real de Bad Bunny) es una de las máximas figuras de la música actual.

"Es un gran artista, una persona ejemplar, a mí me dio el ejemplo de que por más grandeza o éxito que puedas tener, siempre, ante todo, hay que tener humildad en el set y tratar a tus compañeros como se debe", comenta.

Incluso, cuenta Masalva, el reggaetonero tenía la apertura de consultar a sus compañeros de escena con preguntas como: "¿ustedes cómo ven, lo estoy haciendo bien o quieren que lo haga de este lado?", recuerda.

"Entendió que no tiene experiencia... De alguna manera, él llegó con esta apertura, con esta sencillez, ése fue de los momentos más valiosos, en el que dije: 'claro, él sabe lo que está haciendo, lo que tiene que cumplir y a quien tiene que preguntarle, que esto es un trabajo en equipo, porque nosotros los actores siempre nos preguntamos y él inmediatamente entró en ese lenguaje'".
 

Una despedida divertida

La serie, que sigue la historia del narcotráfico en México, terminará el próximo 5 de noviembre con el estreno de su tercera y última temporada. En esta ocasión, la trama se desarrolla en los años 90 después de los hechos de la segunda, donde la familia Arellano Félix ya está en una posición alta como el cártel de Tijuana (del que Ramón Arellano Félix fue uno de los fundadores).

"Nos van a ver en varios capítulos echando brincos, en camionetas, en fiestas, con los narcojuniors, con un equipo de stunts fregón que tiene la producción donde hay explosiones, choques, disparos, rescates, muertes, golpes; yo pude disfrutarlo al máximo y estoy seguro que él (Bad Bunny) también se metió una divertida que ni él se esperaba".

Para Manuel, el personaje de Bad Bunny va a aportar mucho a la serie de Netflix.

"Trabajamos como partners (compañeros), yo no trabajé con Bad Bunny, el cantante, yo trabajé con Benito Martínez haciendo de 'Kitty Páez' y él me hablaba como compa.

"Fue algo increíble, un regalo, yo espero que él esté muy contento y cuando vea la tercera temporada se emocione; no es cosa fácil pero él le echó muchísimas ganas".

Leer también: Esta es la canción de J Balvin que Bad Bunny no habría nominado al Grammy

Comentarios